INTERNACIONAL QUIERE VER A FRANCISCO


“Vamos a volver”, dice Rousseff

Agencias
Brasilia

Dilma Rousseff dijo ayer que le agradaría ser recibida por el papa Francisco, a quien admira, y reiteró que presentará batalla contra el “golpe” del que dice ser víctima.
Este gobierno es “ilegítimo” y “lucharemos para volver”, dijo Rousseff un día después de que el Senado la suspendiera de la presidencia de Brasil. “Un gobierno ilegítimo precisa siempre de mecanismos ilegítimos para mantenerse”, apuntó en su primera intervención pública luego de ser reemplazada por su vicepresidente, Michel Temer, a quien considera un traidor.
En su primer día fuera del cargo para el que fue electa hasta fines de 2018, la primera mujer en presidir Brasil dijo que no tendrá mucho tiempo para sus asuntos privados. “Voy a viajar por Brasil y no descarto viajar al exterior si me convocan. Si considero que es adecuado, voy a viajar a cualquier lugar”, añadió.
“Brasil tiene hoy un gobierno provisorio, interino, y una presidenta electa por 54 millones. Hay un gobierno interino e ilegítimo desde el punto de vista de los votos. Lucharemos para volver”, agregó.

Francisco. “Pueden estar seguros de que aceptaría hablar con el Papa (si fuera invitada); aceptaría porque tengo una inmensa admiración por el papa Francisco”, afirmó la mandataria.
El lunes pasado, Francisco hizo un rezo por la “paz y la armonía” en Brasil luego de recibir a una delegación de ese país.



Redacción de Perfil.com