INTERNACIONAL CRISIS EN VENEZUELA

Argentina y otros países de la región no reconocerán los resultados en Venezuela

Colombia, Panamá y Perú, entre otros, sostienen que los comicios son ilegítimos. El rol de Estados Unidos.

Argentina no reconocerá la Asamblea Constituyente
Argentina no reconocerá la Asamblea Constituyente Foto:DyN

En medio de protestas y con al menos tres muertos, este domingo se llevan a cabo las elecciones para conformar la Asamblea Constituyente por pedido del presidente venezolano, Nicolás Maduro

Debido al fuerte rechazo de la oposición local y a la falta de transparencia, la comunidad internacional ha cuestionado los comicios. Algunos países fueron tajantes y comunicaron que no reconocerán los resultados. 

Este domingo, el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Faurie, sostuvo en un comunicado que los comicios organizados por el chavismo son ilegales. "La elección de hoy no respeta la voluntad de más de siete millones de ciudadanos venezolanos que se pronunciaron en contra de su realización", remarcó cancillería.

Además, desde la cartera de Faurie fueron tajantes sobre el tema al sostener que "el Gobierno argentino exhorta una vez más al Gobierno de Nicolás Maduro a respetar la voluntad popular y la propia Constitución venezolana dada por el entonces presidente Hugo Chávez". 

En tanto, desde el gobierno argentino instaron al "cese la represión de quienes se manifiestan para hacer oír sus voces y para asegurar el respeto de la voluntad popular mayoritariamente contraria a esta elección". 

Colombia, presidida por Juan Manuel Santos, firme opositor a Maduro, es uno de los países que lleva la posta en el tema. “Esta Asamblea Constituyente tiene un origen ilegítimo y por ello no reconoceremos los resultados”, sostuvo el mandatario. 

El mismo día de las declaraciones de Santos, su país ofreció un permiso especial para regularizar la situación de 150 mil venezolanos en territorio colombiano, ya que se estima que hay 350 mil en el territorio. 

Por su parte, Panamá y México comunicaron que tampoco reconocerán la Asamblea Constituyente de Maduro y que, al igual que Estados Unidos, aplicarán sanciones a funcionarios venezolanos. 

El último en sumarse a este grupo fue Perú, que calificó a este proceso electoral como ilegítimo. “Esta elección viola normas de la Constitución venezolana y contraviene la voluntad soberana del pueblo, representado en la Asamblea Nacional”, sostuvo la cancillería peruana en un comunicado. 

El rol de Estados Unidos.  Días atrás, el gobierno de Donald Trump ordenó sancionar a funcionarios venezolanos congelando los fondos que tuvieran depositados en Norteamérica. 

A través de la resolución ejecutiva 13692, el presidente estadounidense busca meter presión a funcionarios chavistas con el fin de que se siente a dialogar con la oposición libere a los presos políticos y convoque a elecciones transparentes.