INTERNACIONAL

Vázquez, Lacalle Pou y Bordaberry: candidatos a la presidencia de Uruguay

Se votaron las primarias y ya se conocen los resultados. Poca participación. Quién fue la sorpresa.

PERFIL COMPLETO

Foto:AFP

Este domingo se llevaron a cabo las elecciones primarias en Uruguay. Primera etapa del sistema electoral de ese país e instancia en la que se elige a los candidatos únicos por partido para las elecciones presidenciales que se realizarán el último domingo de octubre.

La escasa afluencia del electorado marcó la jornada cívica del vecino país. Apenas un 35% de los habilitados para votar se acercó a las urnas en un domingo fresco y soleado típico de otoño.

La sorpresa se dio en el histórico Partido Nacional (PN), en la que el precandidato Luis Lacalle Pou, líder de “Unidad Nacional” (UNA), e hijo del ex presidente Luis Alberto Lacalle (1990-1995), se impuso por una diferencia de diez puntos ante el senador y candidato a la presidencia en 2004 Jorge Larrañaga.

Lacalle Pou venía atrás en las encuestas y terminó obteniendo la candidatura con el 55%, convirtiéndose en el principal referente capaz de hacerle fuerza al oficialismo en caso de un eventual ballotage en noviembre. 

Dentro del actual partido de gobierno, el Frente Amplio (FA), Tabaré Vázquez se quedó con la candidatura oficialista luego de derrotar por abrumadora mayoría, (83%) a su única desafiante, la senadora Constanza Moreira que obtuvo apenas el 17%.

El ex presidente (2005-2010) contó con un gran apoyo de su agrupación política, incluida la del actual presidente José Mujica y se perfila como uno de los  candidatos con mayor posibilidad de pelear la presidencia, aunque le será difícil  lograr mayoría en primera vuelta. 

En el Partido Colorado, Pedro Bordaberry de “Vamos Uruguay”, triunfó con un 78% ante José Amorín Batlle, representante del sector “Batllistas de ley” que obtuvo cerca del 22%. Bordaberry, al igual que en 2009, buscará mejorar la votación de su colectividad, que atravesó una profunda crisis en 2004 obteniendo la peor votación en toda su  historia, luego de la presidencia de Jorge Batlle (2000-2004).

El candidato colorado, también es hijo de un ex presidente, en este caso, de Juan María Bordaberry, quién diera el golpe de estado en junio de 1973, luego de triunfar en las elecciones de 1971.

Los comicios nacionales de octubre, en los que se medirán los tres candidatos, definirán la cantidad de bancas en el senado, mayorías y minorías dentro del ejecutivo, cargos municipales y además se someterá a plebiscito de manera simultánea el proyecto de ley que promueve bajar la edad de imputabilidad penal muy debatida en el seno de cada uno de los partidos.

(*) Especial para Perfil.com.



Sebastián Bandera