INTERNACIONAL CRISIS POLITICA

Venezuela: nadie sabe cuándo serán las próximas elecciones legislativas

La oposición reclamó el anuncio de la fecha de los comicios. En enero de 2016 vencerán los mandatos de los diputados.

PERFIL COMPLETO

Foto:AFP

Venezuela parece, una vez más, un polvorín a punto de estallar. A la crisis económica provocada por la inflación y la escasez se sumó estas semanas el conflicto por las elecciones parlamentarias, que provocó denuncias, protestas y vigilias de la oposición. Más de noventa personas iniciaron una huelga de hambre reclamando que el Consejo Nacional Electoral (CNE) anuncie la fecha de los próximos comicios, que deberían celebrarse este año. Los dirigentes presos Leopoldo López y Daniel Ceballos fueron los promotores de esa medida, aunque el ex alcalde de San Cristóbal abandonó el ayuno, tras deteriorarse su salud.

Unasur emitió este martes un comunicado, en el que sostuvo que “es tan seguro” que habrá elecciones este año “como que la Constitución Bolivariana establece que la nueva Asamblea debe posesionarse en la primera semana de enero del año entrante”.

Pero, ¿por qué las autoridades no terminan con el misterio y divulgan el calendario electoral? “Esa es la gran pregunta que se hacen treinta millones de venezolanos, tanto oficialistas como opositores. En 2010, teníamos el cronograma nueve meses antes de los comicios. No hay ningún tipo de excusas”, explicó a PERFIL Juan Guaidó, diputado por Voluntad Popular, el partido de López, que encabezó ayer protestas frente al CNE en reclamo del esperado anuncio.

Según la oposición, el chavismo teme perder su mayoría en la Asamblea Nacional. Los sondeos avalarían ese argumento. Sin embargo, el oficialismo está acostumbrado a salir airoso de las urnas: en los últimos 16 años sólo perdió una elección. “Esto perturba el proceso y desmotiva al electorado. Eso es lo que quiere el gobierno: que los opositores no participen”, agregó el parlamentario, en huelga de hambre hace treinta horas.

Mayoría chavista. Esas acusaciones no hacen mella en el gobierno, que no está preocupado por la indefinición del calendario electoral. La Constitución estipula en su artículo 192 que “los diputados durarán cinco años en el ejercicio de sus funciones”. Las últimas parlamentarias se celebraron en 2010 en Venezuela y los representantes electos asumieron sus funciones el 5 de enero de 2011, por lo que sus mandatos vencerían en la primera semana de 2016. Ese obstáculo podría ser salvado con una reforma o enmienda de la Carta Magna, que, paradójicamente, es facultad de la actual Asamblea Nacional, controlada por el chavismo. Los opositores admiten que no se “sorprenderían” si eso sucediera.

El propio Maduro habló en abril de la posibilidad de una reforma constitucional. Pero no lo hizo con referencia a la fecha de las elecciones, sino para prohibir la técnica del fracking en Venezuela. El laberinto de la crisis política, económica y social atrapa y maniata al presidente bolivariano. Según un sondeo de Data Mining difundido por El Nuevo Herald, su popularidad cayó a 10%. “El CNE no quiere una elección porque sabe que el gobierno va a perder”, explicó a PERFIL Freddy Guevara, concejal de Voluntad Popular.

El presidente aún no se expresó sobre la realización de los próximos comicios. La rectora del CNE, Tibisay Lucena, también guardó silencio. Mientras continúa la indefinición, la tensión crece en la polarizada República Bolivariana.



Leandro Dario