MEDIOS DESDE ESTE VIERNES

L'Osservatore y PERFIL: llega a Argentina la palabra "verdadera y concreta" del Papa

La publicación vaticana se distribuirá junto a Diario Perfil. Cuál es la importancia de la palabra directa de Francisco, contra la multiplicidad de voceros extraoficiales.

Lanzamiento de L'Osservatore Romano en Argentina
Lanzamiento de L'Osservatore Romano en Argentina Foto: AFP

Por expresa decisión del papa Francisco, el prestigioso diario oficial del Vaticano, L'Osservatore Romano, será lanzado este viernes en Argentina. La edición local sumará contenido propio a la edición semanal en español y se distribuirá junto a la edición de este viernes de Diario Perfil. ¿El objetivo de Francisco? Que sus palabras "lleguen completas y de forma íntegra" a nuestro país.

Al margen de las fuentes oficiales conocidas como la Agencia Informativa Católica Argentina y los medios del propio sistema de medios de la Santa Sede, los argentinos estamos habituados a escuchar múltiples versiones de dichos del Papa por medio de algunos "voceros" informales. Sean viejos o nuevos, estos "amigos del Papa" traen en ocasiones mensajes distorsionados que luego deben ser corregidos por los verdaderos portavoces del Sumo Pontífice, y hasta se han encontrado entre ellos envueltos en distintas controversias respecto a la interpretación de los gestos de Francisco.

Ésta fue una de las razones de peso por la cual Jorge Mario Bergoglio decidió tener un canal directo de comunicación con su país natal, según confiaron a PERFIL fuentes vaticanas.

La edición sobre la que se hará la versión argentina depende en el organigrama vaticano del nuevo dicasterio de comunicación creado por Francisco en julio de 2015 con el italiano monseñor Dario Edoardo Viganò como número uno. En los primeros meses saldrá en forma impreso y a partir de marzo, aproximadamente, tendrá su versión digital.

El proyecto editorial es coordinado por el biblista y teólogo protestante Marcelo Figueroa y por Santiago Pont Lezica, director de FM Milenium. Ambos dialogaron con PERFIL para brindar detalles del particular sello que Francisco imprimió a la comunicación del Vaticano y sobre las novedades que traerá la versión argentina de L'Osservatore Romano.



Figueroa analizó en primer término la visión del Papa de lo que es la comunicación: "A mí me parece que Francisco tiene una amplitud semiótica maravillosa, en distintas formas. En la palabra tiene una capacidad de síntesis o de generar frases hechas o títulos como 'hay que hacer lío'. Y también es destacable el manejo de los silencios. Un ejemplo claro es que cuando él entra en Auschwitz tiene un momento de silencio muy profundo en el cual sea crea la sensación que el universo entra en silencio en un lugar de este tipo".

Y agregó: "Es una virtud que él tiene de entender la comunicación de esa manera. Después, obviamente lo que tiene que ver con la parte de gestos. Eso es la naturalidad de él. No es un acting, es algo natural. Abrazar a un chico en la plaza, dejarse abrazar por un anciano, creo que esto de dejarse abrazar forma parte de su forma de ser, permitir a gente de la calle que pongan su mano sobre la de él y oren por él, es un gesto muy fuerte no sólo en lo religioso sino también en lo humano en la cercanía".

"Contrariamente a lo que uno puede pensar que los medios de comunicación le obligaron a él a generar nuevas formas de comunicación, creo que fue él con su espontaneidad y muchas veces en salirse deliberadamente del protocolo, el que obligó a todos los que están alrededor a reformular la manera en la cual muestra lo que el Papa comunica de esa manera", ilustró.

A la par, Pont Lezica destacó el rol de Viganò: "Es un hombre joven que conoce muchísimo de comunicación que también se ha sorprendido con estas formas que tiene de comunicar el papa Francisco. Y todo esto está en una reforma permanente que alcanzará aún más la era digital, y que va a llegar a casi 21 idiomas, los cuales se aprecian en la radio y en las aplicaciones".

¿Cómo es que el principal órgano de difusión del Vaticano quedó en manos de un protestante? Figueroa explicó: "Bergoglio acá en Buenos Aires ha sido el alma mater del diálogo interreligioso y ecuménico en Argentina y lo ha hecho ahora a nivel mundial. Y lo está haciendo, en encuentros, gestos, palabras. El gesto del abrazo en el muro de los lamentos con el rabino Skorka y el musulman Omar Abboud, y la capacidad del fotógrafo de tomar ese hecho histórico. En un abrazo se condensan muchas cosas. Pero también en la elaboración de documentos, por ejemplo, este año se comenzó la conmemoración de los 500 años de la Reforma Protestante. A mí me tocó estar ahí y uno ve que más allá de los gestos, los documentos que se elaboran tienen un alto impacto mundial con lo que tiene que ver con el encuentro de las confesiones".

"Creo que el diálogo interreligioso orientado a la paz, hacia un mensaje de unidad en la diversidad, es una de las marcas distintivas, sin ninguna duda de Francisco", apuntó.



La trastienda de la creación de la edición argentina de L'Osservatore Romano. Pont Lezica aportó detalles sobre el nacimiento del medio en su versión local: "Hay un camino que se hizo para llegar a este proyecto que vamos a ver este viernes junto a PERFIL que es L'Osservatore Romano de la Argentina, y desde el mes de junio que hemos visitado al Papa Francisco se habló del problema de la comunicación. El tema de los 'voceros' era una de los problemas más serios que estamos padeciendo en Argentina. Por eso cuando se anuncia el L'Osservatore para la Argentina, se sostiene que llevará la "verdadera y concreta del Papa".

"Van a poder leer en la página dos de este número, una carta de Víctor Fernandez, rector de la UCA, que creo recordar que el título es 'La palabra directa y sin voceros'. Uno de los objetivos del L'Osservatore es contar el trabajo pastoral de Francisco y quitarlo del barro de la política local o de los comentarios locales. Escuchar su palabra y la realidad de lo que sucede".

La edición argentina del medio oficial vaticanista va a contar con una novedad a nivel mundial, incluirá columnistas locales. "Es un hecho histórico, en los 155 años del L'Osservatore", explicó Figueroa. "Es la primera vez en el mundo que se permiten contenidos locales. Y esto va a ser en Argentina. Cada edición va a tener una cantidad, alrededor del 33%, con contenidos exclusivamente argentinos. No significa necesariamente noticias argentinas, sino noticias desde la óptica argentina, de la obra de Francisco. Es histórico e importante para tratar de entender la visión y misión de Francisco en todo el mundo, pero con ojos de la Argentina. Con ojos generosos y más elevados de lo que hablábamos del barro.  Los apartados que tengan que ver con columnistas de distintas confesiones va a ayudar a todos, esperamos, poder mirar la obra del argentino más importante de la historia desde otro lugar, que nos inspire y nos eleve, con nuestros propios ojos".

Por último se les consultó la expectativa que guarda el Papa con la recepción que pueda tener este histórico lanzamiento. Figueroa bromeó: "Fue como un parto, nueve meses". "Comenzamos a dialogar sobre esto... Fue muy trabajado. Hay un quirógrafo que tiene la palabra de él, que tiene un valor documental histórico porque es de puño y letra y con el sello de él como Papa, en donde él explica el sentido de L'Osservatore. Él quiere tener un canal de comunicación con el pueblo argentino, en forma oficial, directa y completa. Cuando le preguntamos sobre los contenidos, nos dijo: 'Confío en uds'. Eso nos genera una gran dosis de responsabilidad, pero el problema de la comunicacion con Francisco tal vez no sea tanto qué poner sino qué no poner de todo lo que él genera", relató. Junto a él, Pont Lezica destacó la importancia de la llegada de este periódico a la comunidad argentina. "Es una tarea maravillosa", concluyeron.