MEDIOS MINORIDAD

Caso “Polaquito”: ¿cómo deberían cubrirlo los medios?

La polémica nota de Periodismo Para Todos sobre el menor de 11 años fue criticada por el tratamiento que se le dio al chico. Qué dice UNICEF sobre estos casos.

El joven de lanús de 11 años apodado
El joven de lanús de 11 años apodado "El Polaquito". Foto:captura

La nota al joven de 11 años, apodado "Polaquito", que difundió a Periodismo Para Todos (programa de Jorge Lanata en Canal 13) el domingo todavía genera repercusiones. Entre otras reacciones, el ciclo fue cuestionado por el tratamiento que dio al menor, cuya figura debe recibir protección especial en los medios, incluso (o más aún) cuando se trata de menores de edad en conflicto con la ley penal. La fundación Unicef tiene un manual de protección de datos que explica los pasos a seguir ante este tipo de coberturas.

En su protocolo, el organismo explica que "es cada vez más común que, cuando un niño o niña se ve involucrado en alguna situación que interesa a los medios, éstos publiquen sin el debido consentimiento las fotos y conversaciones que ese niño subió a redes sociales, en su perfil personal".

"Esto no sólo genera una invasión ilegal a su privacidad sino que, a menudo, deriva en la elaboración de un perfil de la niña, niño o adolescente, a partir de conjeturas acerca de sus consumos, preferencias y actitudes. En muchas ocasiones, estos materiales personales, publicados en Internet con el fin de ser compartidos con amigos y conocidos en un espacio puntual como el perfil personal en una red social, se confunde con materiales de 'uso público' y pasan a ilustrar coberturas periodísticas de consumo masivo, en un contexto para el que no fueron autorizadas", advierte el documento. 

Unicef afirma que "frente a estas situaciones", suele surgir "la pregunta por el 'interés público de las noticias'". "¿Cuándo se justifica la difusión de datos personales de chicos o chicas?", plantea.

"El límite está dado por el daño que pueda producir al niño o niña esta difusión. Aún en los casos en que la difusión de datos personales haya sido debidamente autorizada por el niño o niña y/o el adulto responsable, es fundamental recordar la responsabilidad que conlleva informar sobre niñez y adolescencia. Los comunicadores debemos procurar informar con fidelidad y sensibilidad cuando se abordan asuntos relacionados con niñas, niños y adolescentes, describiendo el contexto de una manera respetuosa y protegiendo su identidad e integridad", agrega el escrito.

Además, resalta que "no se deben mostrar fotografías de niñas/os o adolescentes vinculados a hechos policiales o a cualquier caso que pueda lesionar su dignidad o reputación". "Se debe evitar la publicación de información sobre la situación de niñas/os y adolescentes en temas judiciales", concluye.