MEDIOS CRISIS DEL MEDIO

Trabajadores de Tiempo Argentino volvieron a reclamar el pago de sueldos

Los mensajes aparecieron entre las noticias publicadas. El exmatutino de Szpolski y Garfunkel fue vendido la semana pasada a Mariano Martínez Rojas.

Los empleados del diario Tiempo Argentino volvieron a reclamar el pago de sueldos atrasados, esta vez desde las páginas del propio medio, adquirido por el desconocido empresario correntino Mariano Martínez Rojas.

La crisis económica que arrastra el medio desde cuanto todavía pertenecía a los empresarios K Sergio Szpolski y Matías Garfunkel parece no haberse saneado con el reciente comprador. Y sus empleados se encargaron de difundirlo desde las armas de combate que disponen: sus propias notas.

En la edición de hoy, en un artículo sobre la situación judicial del expresidente Luiz Inácio da Silva, apareció un mensaje que da cuenta de la difícil situación del plantel periodístico: "En tanto, los trabajadores de este diario seguimos sin cobrar".

Tal como anticipó Perfil.com, Tiempo Argentino y Radio América fueron vendidos a Mariano Martínez Rojas, un empresario correntino dueño del Grupo M Deluxe, una empresa que organiza eventos y shows. Sin embargo, la situación de los empleados de estos dos medios parece no haber mejorado, hasta el momento, con esta adquisición. 

Días antes de que se produjera la venta del grupo de las dos empresas al nuevo comprador, el matutino había publicado un sugestivo horóscopo en el signo de Capricornio, que contenía un evidente mensaje dirigido a Sergio Szpolski, que tenía mantenía impagos los salarios de diciembre y el aguinaldo a gran parte de la planta de ambas firmas.

Promesas. Según explicaron a Perfil.com empleados del medio, "todavía se adeudan parte de los sueldos de diciembre y aguinaldo". "Martínez nos había prometido pagar una parte ayer, pero no cumplieron. Arrancamos mal", indicaron.

El nuevo dueño de Tiempo Argentino y Radio América se habría comprometido a pagar la primera de una serie de cuotas del monto adeudado el próximo miércoles. Fuentes allegadas a la empresa aseguraron que, luego del traspaso de las empresas, empezaron a reconocerse deudas que antes no se habían registrado. "Sólo en traslado por taxi, entre las dos empresas hay una deuda de 500 mil pesos", confió una persona relacionada con ese entorno.



Redacción de Perfil.com