MEDIOS TRAS EL CRUCE CON MORENO

Fantino: "Feinmann se plantó, porque se la banca, es un rottweiler"

El conductor habló sobre el encontronazo entre el periodista y el exfuncionario K. Detalles de su entrevista "cara a cara". 

Foto:Captura

El conductor de Animales Sueltos, Alejandro Fantino, contó los detalles del cruce entre el exsecretario de Comercio, Guillermo Moreno, y el periodista Eduardo Feinmann en la previa del programa.   

"Moreno lo encaró a Eduardo y Eduardo se plantó, porque se la banca, es un rottweiller. Se empezaron a pelear, los separaron y llegué yo. Hablé con Moreno, le dije: 'Mirá Guille, no podés hacer esto'", recordó.

Fantino estimó que Moreno "sabía que Feinmann trabaja en América y en Animales Sueltos, y hay cosas que Moreno tenía ganas de manejar de esa manera", e indicó que "hubo una persona que venía con Moreno y grabó todo pero al final fue desplazado del lugar por gente de la producción".

Sobre el fuerte cruce, que el exsecretario y su colega mantienen desde que el periodista trabajaba en C5N, dijo que "se tenía que dar y fue en Animales Sueltos como pudo haber sido en la puerta de Radio El Mundo, donde trabaja Edu", porque Moreno "vino a buscarlo y se iba a dar de esta manera".

Luego del incidente, contó que volvió a hablar con el exfuncionario kirchnerista. En ese segundo encuentro, minutos antes de que las cámaras se enciendan, le comentó que "esto es televisión y las cosas se arreglan de otra manera". "'No podemos entrar al aire así los dos, con este tono, no está bueno', le expliqué y me dijo: 'Ya está Fantino, ya está aclarado'. A mí no me gusta seguirla al aire", marcó.

A su vez, manifestó que tras el programa no volvió a hablar con Moreno. "No tengo su teléfono pero no sentí haber terminado mal con él. Tiene las puertas abiertas de Animales Sueltos para venir cuando quiera. Pienso que lo de él conmigo fue boxeo profesional, no un botellazo en la cabeza. Moreno muere con la suya, o lo tomás o lo dejás".

Cara a cara. En tanto, Fantino referencia a la corta distancia que, durante momentos, separaba su rostro y el de su entrevistado. "Así lo fue llevando la nota. Pero nunca sentí como si Moreno me fuera a pegar una trompada y yo jamás tuve la intención de sacar una mano", aseguró.

Fantino sostuvo que Moreno "me respetó" y que el picante intercambio con el exfuncionario "fue subirse al ring, en una batalla dialéctica en la que él trataba de pegarme a mí y yo intentaba tocarlo a él". Asímismo, contó que, terminada la emisión, "nos sacamos los guantes, él se fue y listo. No creo que tenga nada conmigo, y yo no tengo nada contra él".

Respecto a las chicanas que recibió del actual postulante a presidir el PJ, dijo que "es parte del juego". "He vivido un montón de situaciones así. Cada uno juega el juego que mejor maneja. Si yo me hubiera puesto loco me hubiera ido mal. Me gastaba diciéndome que soy solo un periodista deportivo y estoy desinformado, me chicaneaba. Ahí es donde, si te ponés loco, perdés y es donde más calmo hay que estar", remarcó.

De todas maneras, admitió no sentir que Moreno tuviera algo personal con él. "Sólo estaba discutiendo con el tipo que le hacía la entrevista", subrayó. En ese sentido, aseguró que pudo manejar la situación porque "me entrené diez años en el mundo del fútbol, donde todos te esconden información. Y otros ocho años en el espectáculo, donde te dan tanta información que tenés que saber quién te miente y quién no".

 

 

 

 



Redacción de Perfil.com