MEDIOS


Héctor Magnetto recibió el Premio a la Libertad de Expresión de la ONG Freedom House

En Argentina “el anti-periodismo del poder sólo podía ser desenmascarado con las herramientas genuinas del periodismo”, expresó el empresario.

La organización no gubernamental Freedom House reconoció esta noche en Washington al CEO del Grupo Clarín, Héctor Magnetto, con el Premio a la Libertad de Expresión. A la gala de premiación, que además celebró el 75° aniversario de la entidad, asistieron importantes referentes de la política, la sociedad civil, el empresariado y los medios de comunicación de varios países de mundo.

La distinción valoró la decisión de Magnetto de resistir frente al intento oficial de avanzar contra las voces críticas. Para Freedom House, el CEO Grupo Clarín “mantuvo la independencia de sus medios y jugó un rol clave en la defensa de la libertad de prensa” en la Argentina y lo hizo “convencido del rol central que tienen la libre expresión y el periodismo profesional en el fortalecimiento de la democracia”.

Magnetto dijo públicamente que lo consideraba un reconocimiento no sólo al Grupo Clarín sino a todos los medios de la Argentina que se mantuvieron independientes. Y lo compartió con los directivos, periodistas y todas las personas que trabajan en el grupo que conduce.

A través de un video que presentó la figura del premiado, durante la ceremonia, Freedom House destacó que “Magnetto y su incansable compromiso con la prensa libre e independiente son un ejemplo para otros países de Latinoamérica que enfrentan desafíos similares”. En la misma pieza, Julio María Sanguinetti, expresidente de Uruguay, dijo que “Magnetto es una figura irremplazable en el mundo periodístico latinoamericano”.

El premio a Magnetto fue presentado por la embajadora Paula Dobriansky, quien fue subsecretaria de estado para la democracia y los asuntos globales de los Estados Unidos durante casi una década. En las mesas principales estaban las autoridades del Freedom House, entre ellas su presidente Kenneth Juster, su director ejecutivo Mark Lagon y el presidente del Comité Anfitrión de la Gala, Olin Wethington.

En sus palabras de agradecimiento, Héctor Magnetto afirmó que “la libertad de expresión es un derecho básico y un freno a los totalitarismos. Estos accionan de manera paradojal: en defensa de la libertad de expresión atentan contra ella”. Además, destacó que “la única forma de desenmascarar el anti-periodismo del poder era con las herramientas genuinas del periodismo.”

“Tenemos libertad de expresión cuando ejercemos la libertad de expresión -sostuvo el CEO de Clarín-. A través de esta libertad, que también se materializa en los medios de comunicación, la gente hace oír sus ideales, sus quejas y sus frustraciones. Y el periodismo profesional es una herramienta para ayudar a expresarlos.”

Magnetto se refirió al acoso del kirchnerismo. “En la última década, la Argentina vivió un proyecto político que buscó perseguir la disidencia para concentrar el poder. Ese proyecto necesitaba silenciar las críticas y las denuncias. Por eso trató a los medios como enemigos, buscó asfixiarlos y desacreditarlos.”

Y explicó la actitud del Grupo Clarín. “Le dijimos que no a la sumisión que se nos trató de imponer y enfrentamos un durísimo acoso económico y judicial. Pero el ejercicio de la libertad editorial fue más fuerte que cualquier ataque y cualquier aparato de propaganda.”

“Como hombre de medios, tengo claro que todos los días tenemos que trabajar para hacer mejor las cosas. Y también, que si queremos seguir siendo lo que somos, no debemos aceptar que se nos diga qué decir ni cómo pensar”, concluyó.

En la ceremonia en la que el CEO de Clarín recibió el Premio a la Libertad de Expresión, también fueron reconocidas la escritora saudita Hala Al Dosari por su defensa de los derechos de la mujer; y la diputada iraquí Vian Dakhil, única representante de la minoría étnica y religiosa yazidien en el Parlamento de Irak, defensora de las mujeres perseguidas por el Estado Islámico. Mientras tanto, el senador estadounidense Richard J. Durbin (Partido Demócrata), fue galardonado con el Premio al Liderazgo y la editorial alemana Axel Springer con el Premio al Liderazgo Corporativo.

Desde 1943, Freedom House ha reconocido a diferentes personalidades que sobresalieron por su defensa a la libertad y la democracia en sus respectivos ámbitos de influencia. Entre ellos, Vaclav Hável, Dalai Lama, Edward Murrow, Winston Churchill, George Marshall, Dwight Eisenhower, Pablo Casals y Jean Monnet, entre otros.

Al referirse a la elección de Magnetto, Freedom House destacó el complejo contexto argentino de los últimos doce años, en el que la estructura del Estado fue movilizada para debilitar y estigmatizar las voces que buscaron interpelar al poder, en el marco de una avanzada contra diferentes actores institucionales de la democracia. “Magnetto mantuvo la independencia periodística de Clarín y preservó su integridad periodística”, destacó la entidad durante la gala.

Durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, se registraron cerca de 1.200 acciones hostiles contra  la prensa. El politólogo argentino Natalio Botana se refirió al tema en el video presentado por la organización: “Héctor Magnetto al frente del Grupo Clarín soportó durante esta década uno de los embates más fuertes en contra de la libertad de prensa”. Por su parte Héctor Schamis, de la Georgetown University, destacó  que “Clarín tenía una posición que defender y era la de los derechos humanos, las libertades individuales y las instituciones de la democracia”.

Freedom House resaltó que la posición de Clarín de no doblegarse ante los embates sirvió como referencia para el trabajo de otros periodistas y medios de comunicación. También destacó el acompañamiento de gran parte de la sociedad argentina, que se sintió representada por un periodismo que continuó denunciando hechos de corrupción y abusos del poder.

El premio a la Libertad de Expresión de Freedom House no sólo distingue la labor de Magnetto en los últimos años, sino que también reconoce su trayectoria de más de 40 años en la industria de los medios. Desde su ingreso al diario Clarín, en 1972, Magnetto buscó anticiparse a los cambios en el sector de la comunicación. Desde su rol de gerente general primero y CEO después, promovió los procesos de innovación y modernización que llevaron a Clarín a convertirse en el grupo de medios de comunicación líder del país y uno de los más importantes de habla hispana.



Redacción de Perfil.com