MEDIOS ENTREVISTA EXCLUSIVA CON PERFIL.COM


Mariano Martínez Rojas: "Szpolski es un delincuente, no es un empresario"

El empresario de medios acusa al excandidato kirchnerista de haber vaciado las firmas y de amenazarlo de muerte. Las denuncias.

PERFIL COMPLETO


Foto:Cedoc

Asegura ser el dueño del diario Tiempo Argentino y de Radio América, aunque -según los empleados de ambos medios- no lo reconocen ni la Inspección General de Justicia (IGJ) ni el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM). En una operación todavía poco clara, dice que le compró los medios a Sergio Szpolski en enero y descubrió pasivos ocultos de más del 1000 por ciento. Juan Mariano Martínez Rojas esperó más de cuatro meses para hablar, según él, en busca de no entrar en el juego mediático y así poder vender la empresa. Eligió Perfil.com para, dice, "contar su verdad". El momento es relevante: la semana pasada, empleados de la radio denunciaron que envió empleados de su seguridad personal para cortar la planta transmisora en Soldati, lo que constituye un delito federal. El delegado Martín Cangini dijo que habían pedido custodia al ENACOM, ya que los habían amenazado con pasar la noche ahí y lograr su cometido cuando se haga de noche.

Miguel de Godoy, titular de ENACOM, dijo haberlo visto una sola vez en su vida, días antes de comprar la empresa en enero. Martínez Rojas lo contradice y menciona de reuniones posteriores a eso. En esta entrevista, además, apunta contra Szpolski, critica los trabajadores de Tiempo Argentino y Radio América y denuncia amenazas de muerte.

-Perfil.com: ¿En qué situación está la compra de Radio América y Tiempo Argentino?

-Martinez Rojas: Todas las compras se hicieron el día 22 de enero. Todo el tema de que no soy el dueño y ese tipo de comentarios y agresiones hacía mí son mentiras, y están todas fogoneadas por Sergio Szpolski.

-Esa información salió de la IGJ y del ENACOM.

-Eso que salió ayer -que Martínez Rojas no es el dueño- es una mentira más de la misma gente que tomó la radio y el diario, los cuales manejan siete empleados. No son 120 empleados, es todo una mentira de los siete delegados que manejan y comercializan para uso personal la radio. Si vos vas a la radio no vas a encontrar nunca 120 empleados, como mucho podés encontrar a 14 personas. Si montás guardia lo vas a comprobar. Entre los delegados y tres tipos más armaron un negocio adentro de la radio; como yo no tomé posesión de la radio hasta hace 30 días cuando se venció la auditoría, empezaron a pasar fútbol, publicidad. Todo eso genera un dinero, no es gratis, más la plata que les pasa Sergio Szpolski que les pasa plata para fogonear ciertos temas. Si vos llamás a Szpolski y le preguntás '¿Mariano es el dueño?', 'Sí yo se la vendí a él', te va a decir. Por atrás hace otra jugada.

-¿Vos estás diciendo que Szpolski le pasa plata a los delegados?

-Sí.

-¿Para qué?

-Para que vivan, manejen y me pongan todo tipo de trabas. Estuvimos 30 días en el ministerio tratando de resolver y encontrar un camino para poner en actividad la radio y siempre pusieron trabas. La radio es totalmente inviable, una radio que tenía una pauta de 40 millones mensuales y no la tiene más; es imposible bancar 120 empleados. La radio no tiene ingreso, a mí no me dejan ingresar y comercializar mi propia radio, o sea que tampoco puedo generar ingreso. Ellos no me dejan ingresar porque generaron un negocio para unos pocos, no para 120 empleados.

-¿Cuántos empleados hay hoy en la radio?

-Hoy lo que queda en cartera, entre la planta transmisora y la radio hay 25 empleados.

-¿Y en Tiempo Argentino?

-Supuestamente hay 300 empleados, de los cuales 200 no saben dónde queda Tiempo Argentino porque bajaban pauta de 100 lucas mensuales y le daban trabajo a todo el que andaba dando vuelta. Todo eso se terminó, no se puede mantener 300 empleados sin plata. De Tiempo Argentino nunca se vendió un diario. Se armó una cooperativa clandestina que está denunciada, sacan un diario los días domingos, ese diario está bancado por alguien. El diario no se agota, alguien lo banca. Nunca se vendió el diario, lo regalaban. Ahora de la noche a la mañana venden más que Clarín y La Nación? Todo es una mentira que crearon para ver si les cae una soga de algún lado y ver si les van a poner plata o regalar un diario que es propiedad privada. No podés hacer una cooperativa clandestina con mis instalaciones.

-Dos meses después de la compra enviaste una carta documento para rescindir la compra, ¿en qué quedó eso?

-Envié una carta tratando de rescindir, después inicié las acciones correspondientes. Yo soy el dueño. De Tiempo Argentino y de Radio América. Ahora la nueva es que el ENACOM me niega como el dueño.

-Los empleados aseguran que Miguel de Godoy les dijo eso.

-Miguel de Godoy me dijo que no dijo eso, que es imposible que haya dicho eso.

-¿De Godoy niega lo que le dijo a los trabajadores?

-Lo único que dijo es que presentó la documentación y a la documentación le faltan ciertos papeles. Le dije a De Godoy que, desde que el ENACOM me niega, no puedo entrar ni a la radio ni al diario. No sabía que los empleados dependían del ENACOM. Yo puedo entrar a mi empresa cuando quiera, el ENACOM es un ente que regula la señal. Al margen de quién siga siendo el dueño, yo tengo una licencia renovada por 10 años más. Inicié un trámite para que la licencia cambie de titularidad porque la licencia se guió por los 15 años con el mismo nombre. Las licencias en todas las radios del país funcionan igual, se renuevan automáticamente, nadie gestiona eso. No tiene nada que ver el ENACOM con que yo no pueda entrar mi radio. Si vos le golpeás todo el día al gobierno, no sé cómo te da la cara para ir a pedir ayuda; porque, si decís que el gobierno despide gente, hace mal las cosas, no mide las consecuencias, no podés ir a pedir ayuda.

-¿Los medios no deberían ser independientes?

-Si vos no necesitás ayuda, podés hablar lo que se te cante. Pero si salís a pedir ayuda al gobierno, no lo podés salir a destrozar por atrás. ¿Cuál es el juego? Se generó un show mediático que parece Gran Hermano, como que yo fui a la planta a cortar la transmisión.

-Pero fue gente de seguridad privada que responden a usted, ¿a qué fueron?

-Se fue a poner seguridad en la planta, está en Soldati, a la deriva de Dios, no hay nadie ahí. Los operadores se fueron todos; queda uno solo de turno, que solicitó si se podía poner seguridad. Hay cables, muchas cosas que la gente se afana. Hace una semana me afanaron el alambrado, y si queda a la deriva me van a afanar hasta lo que no haya.

-Los empleados dijeron que los amenazaron con entrar a la noche.

-Todo eso es mentira, de hecho nunca llegaron a la radio, esperaron en la esquina y estuvieron cuarenta minutos, porque cuando prendí la radio y escuché todas las barbaridades que decían les dije: vengan. Acá no hay un tema de desalojar gente, si lo tiene que hacer, que lo haga la justicia, yo cuido mi empresa. Los trabajadores, que ahora son ex trabajadores.

-¿Por qué?

-Porque se despidieron 60 personas hace un mes.

-¿Con Spolski hace cuanto no hablás?

-Con Sergio Spolski la relación cambio mil por mil. Le metí una denuncia penal por amenazas hacia mí y mis familia.

-¿Cuándo empezaron las amenazas?

-Cuando empezó lo de Cristóbal López, cuando salieron los trapitos al sol. Justamente las amenazas vienen por el tema del diario.

-¿Cómo lo conoció a Szpolski?

-A través de Mariano Gold, un miembro de la familia Werthein. Fue quien me lo presentó y gestionó la operación, en el Palacio Duhau.

-¿Cómo pasó de conocerlo a comprarle dos medios?

-Charlando con Mariano [Gold, quien los presentó], empezamos a hablar para hacer otro tipo de inversión, salir para otro lado y me contó de Szpolski y me dijo “espera que acá está”. Estaba todo armado, no existen las casualidades. Todo está en la justicia.

-Había dicho hace unos meses que el dinero para la compra habían salido de unos amigos suyos estadounidenses, ¿qué posición tomaron cuando el escándalo se volvió mediático?

-A los 20 días se retiró la gente que iba a invertir. ¿Por qué? Por todo el quilombo que se armó.

-¿Por no haber visto los libros y las facturas?

-No solo por la falta de la documentación y porque era toda turbia, toda trucha. Se retiraron porque todo el fogoneo mediático que se armó. Me cansé de sentarme para encontrarle una solución común con los empleados, de decirles “Si ustedes siguen haciendo todo este lío no ganamos, perdemos, porque asustan a cualquier tipo de inversor.” Si yo la quiero vender a la empresa, o la quiero hacer funcionar, nadie quiere un lío. La gente quiere laburar tranquila, no le gusta ver gente cortando la calle. El tema es que ustedes [por los empleados] para mucha gente no están bien vistos. A la mayoria de la gente inversora no le gusta lo que es: La Cámpora, la Izquierda, la devoción kirchnerista como son los empleados que yo tengo. Si promueven eso, es imposible que alguien venga a poner plata.

-¿Ellos qué respondieron?

-Una ceguera absoluta.

-¿Cuál es su relación con Matías Garfunkel? Usted dijo que fue quien lo “avivó” de todo esto

-Matías no, el abogado de Matías. Te lo digo así: es un tipo al que le robaron 30 palos.

-¿Szpolski se los robó?

-Sí. En realidad lo que era Szpolski, Richiarte y Gallea.

-¿Ellos tenían sociedades anónimas que hacían funcionar los medios?

-En ninguna figura ni Sergio, ni [Juan José] Gallea, ni [Darío] Richarte, son arbolitos que arman. Yo tengo una sociedad del diario que se llama X, de esa sociedad salen cuatro más y de esa sociedad salen otras dos, entonces nunca llegás a la cabeza y cuando llegás es el cocinero del restorán. Todas las empresas se manejan así.

-¿Así era como se manejaba el negocio de la pauta?

-Claro, la empresa más grande, la que manejaba toda la pauta era el diario. Le bajaban alrededor de 100 millones mensuales, de los cuales ahí hacía sesiones de factura para las otras empresas del grupo. Desde Tiempo Argentino enviaban a CN 23, Vorterix, Radio Rivadavia, todo lo que era el grupo. Por eso, era un despilfarro.

-¿Cómo quedó el resto del Grupo 23?

-Lo que tengo entendido es que Rock&Pop se lo quedó Marcelo Fígoli, que se dedica a recitales, y tengo entendido que ahora está en un problema con Sergio [Szpolski] por pasivos ocultos. Tiene una deuda gigante de juicios. Solo de juicios tiene 20 millones, no me imagino lo que será aportes, retenciones, ANSES.

-¿Desde que usted llegó se regularizó la situación de aportes? Se le descontaban los aportes a los empleados pero no se depositaban en la AFIP.

-Yo estoy bajo una inspección general de AFIP en mi oficina; si yo no fuera el dueño, no me harían una inspección en mi oficina. En los libros de actas dice quién es el dueño. Les guste a los empleados o no, la radio y el diario son míos, son empleados míos. Ahora son ex empleados. En el diario se dieron por despedidos y la radio que hace 30 días se despidieron 60 personas, de los cuales nos sentamos a ver si podíamos solucionar la situación en el Ministerio [de Trabajo] mediante un arreglo. No aceptaron el acuerdo.

-¿Por qué?

-Yo pienso dos cosas; que están recibiendo plata de otro lado o cuando prendo la radio escucho que comercializa con mi radio, porque la radio no pasa música, el fútbol no es gratuito, se sabe que se paga. Está todo armado por los delegados, Martín Cangini es el operador de Sergio Szpolsky. Cangini es un mitómano, ladrón y estafador, las denuncias ya las hice en la justicia, por la toma de la radio.

-No queda claro el papel del ENACOM.

-Es muy simple, dice que hice una presentación para la transferencia de la licencia a la que le falta documentación. Vos podés iniciar un trámite y completar la documentación y cambiar la titularidad de la licencia, o dejar la que está. Yo lo que pedí es un cambio de titularidad de la licencia

-¿Le dicen algo distinto a usted que a los trabajadores?

-No, cada uno dice lo que le conviene. Dijeron que yo iba a ir con un hacha a cortar.

-¿No necesita a Szpolski para transferir la licencia?

-No necesito a nadie porque yo compré la empresa y la empresa tiene la señal RL91190, podría seguir 10 años más así, porque la licencia es de la empresa que yo compré, o para hacer las cosas como corresponden tengo que solicitar el cambio de titularidad.

-¿Quién tiene la titularidad de la licencia hoy?

-La titularidad está a nombre de [Eduardo] Eurnekian.

-¿Cuál es la relacion de Eurnekian con Szpolski?

-Ninguna, era el dueño de la sociedad Desup SA, que es la dueña de Radio América y la licencia está a su nombre. La sociedad cambió varias veces de titularidad, pero la licencia nunca la cambiaron la dejaron así dado que se renovaba automáticamente. Pasa en todas las radios que la licencia y la titularidad están a nombres distintos. Radio Rivadavia por ejemplo: la licencia está a nombre de una sociedad nueva, la empresa a nombre de otra persona.

-¿Cree que hay políticos además de Szpolski que es empresario pero fue candidato por el FpV, que están detrás de esto?

-Szpolsky es un delincuente, no es un empresario. Es un tipo que vive de amenazar y robar gente, es justamente la causa por la que un fiscal nos pone a mí y a mi familia las 24 horas.

-¿Usted denunció a Szpolski?

-Sí y estoy como testigo protegido en la causa a través de las denuncias que formulé, de amenazas, de estafa.

-¿Qué tipo de amenazas recibió?

-Desde mandar fotos de mi familia, mi oficina, de los chicos entrando y saliendo del jardín. Es parte lo que él hace, él opera así. No me asusta, no me voy a ir a vivir a otro lado como Matías.

-¿Usted dice que Garfunkel se fue a vivir a otro lado por las amenazas de Szpolski?

-Amenazó y más cosas, es público, todo el mundo lo sabe. Los únicos que lo niegan son sus empleados, que le son leales a él porque les paga.

-¿Y por qué los reclamos de los empleados con pancartas, papeles, etc. fueron a él?

-Apuntan a un tipo, hacen toda una movida con pancartas y cuatro meses después sacan un comunicado que vuelva Sergio Szpolski, Richarte, Gallea. ¿No es raro? Alguien les pasa plata además de lo que comercializan, el diario lo mismo. La gente no subsiste sacando un diario los domingos. Imprimen 20 mil ejemplares, vale $30. Vale lo mismo que Clarin, tiene cinco hojas. El número no te da, hay alguien que está bancando.

-¿Hay políticos del gobierno anterior que pasan plata?

-Pasan algo de plata, tampoco creas que subsidian el diario. Los nombres están en la justicia y está bajo secreto de sumario. La denuncia es muy grande, desde facturación fraudulenta, lavado, lo que se te ocurra. El único que tiene la información soy yo, por eso tengo custodia de la Policía Federal las 24 horas. No son matones míos, es la policía que mandó el fiscal a custodiarme.

-¿A Cristóbal López lo conoce?

-No.

-En un momento se lo había relacionado con el grupo Indalo.

-Conozco gente del grupo Indalo, pero fueron solo rumores.

-¿Tiene relación con funcionarios del gobierno de Mauricio Macri? ¿Intervinieron en el litigio?

-Sí, mucha gente, pero no intervinieron, no pueden. Todos los medios hoy tienen problemas, el gobierno tiene una política de no otorgar pauta, la cual no comparto, se lo dije personalmente a más de un funcionario. No lo comparto como empresario, porque si querés reducirla tenés que reducirla paulatinamente, no quitarla, porque generás todo esto que pasó. Cuando me junté por primera vez con un funcionario me dijo: 'Mirá Mariano, tengo el mismo problema que vos, pero multiplicado por mil. Tengo que echar gente todos los días porque es inviable'.

-¿En los medios suyos también?

-Los medios que tengo yo son los que no va. Tenés una superpoblación adentro de la empresa que es totalmente inviable, o sea que al menos que te estés choreando la guita de un banco no la podés manejar. Son empresas que nunca tuvieron pauta privada.

-¿No tenían publicidad privada?

-Era mínima. Lo que hacían era, por ejemplo de la empresa Ribeiro de electrodomésticos, que me mandó carta documento, hacer publicidad de electrodomesticos, pero Ribeiro jamás aceptó ni tuvo contacto con nadie. Agaraban una publicidad de Frávega, copiaban, pegaban en el diario y hacían una factura a nombre de Frávega, como que les pagaba. Todo trucho, armado. Todo está en la justicia

-¿Creés que esto va a salir a la luz y vas a poder redimir tu imagen?

-A mí me tratan como un criminal empleados que saben de dónde venía la plata y cómo vivían. Ellos son cómplices, a mí manera de ver. Yo compré una empresa, si la empresa no es viable, no es viable. Si yo compro una empresa y tengo que echar al 95% de la planta porque el numero no me da, los echo. A mí nadie me va a venir a prohibir si yo echo o no a alguien, y ningún empleado me va a venir a tomar como me tomaron la radio, el diario, ni comercializar como hicieron. El primer día que entré dije: Esta empresa es privada, no pública. Y si tengo que echar a todo el personal, se echa a todo el personal. ¿Las indemnizaciones? Las discutiremos en el ministerio, se pagarán, veremos cómo. A Cangini le dije: 'no te vas a robar una radio, si querés robar, robate una moto, un auto, la cartera a una mujer, pero venir a robarte mi empresa, te confundiste'. Se acabó el gobierno anterior, que prendemos cuatro cubiertas y armamos una cooperativa.

-¿Piensa que va a poder recuperar la empresa?

-La empresa se va a recuperar. Al margen, el inmueble tiene un desalojo en puerta. Si no, que paguen los tres millones que se deben de alquiler y que me compren mi empresa. Para hacerte cargo tenés que pagar. No dije ninguna palabra hasta hoy porque ya no quería salir en ningún lado, tengo la familia intimidada, 800 amenazas. Ahora que siga la vía legal, que están atados por un lado y por el otro. El tema salarial se arregla en la justicia, no tomando una empresa y comercializando con ella.

-La IGJ tampoco reconoce la compra.

-La IGJ no estaba hecha, pero ya está hecha. Es otra vez lo mismo, el dueño de la empresa es el que firma los libros, el que figura en el acta, el que figura en el contrato de compra-venta. Todos los procesos administrativos posteriores a una venta no tienen nada que ver con que un grupo minúsculo de personas haga todo lo que hace, porque en todo caso te tenías que retrotraer al silencio.

-¿Las denuncias en la justicia están avanzando?

-Las denuncias por usurpación fueron presentadas el martes. La causa contra Sergio Szpolski está avanzando. Son dos causas diferentes.

-¿Por qué cuando compra la empresa no ve antes los libros y las facturas?

-Compré a paquete cerrado. ¿Cómo es? Empresa que vale $10, la compras por $3, 'a tranquera cerrada' se llama. Con ciertas cláusulas. Compro una empresa con todos los pasivos que me pueda encontrar, tomo un resguardo de X cantidad de plata que lo dejo en screw, que es cuando se lo deja a verificación de que se cumpla todo lo que yo no puedo mirar, los pasivos, las deudas...

-Ustedes arreglaron una cantidad de pasivos determinada y había más del 1000%.

-Se compra una empresa por $10. $5 te los doy a vos y los otros $5 los dejo en screw, una prenda por $5 sobre el paquete accionario, la cual está documentada en el libro de acciones. Pasados los 90 días, de lo que yo encuentre, nos sentamos en una mediación y digo: no encontré ningún pasivo ni ninguna deuda, te pago los $5, o encontré más de $5, me debés $10.

-¿Encontraron más de %1000 del screw?

-1000% porque dejé de mirar.

-¿Por eso quisieron rescindir?

-Quise rescindir, pero él [por Szpolski] no acepta recisión, la niega, dice que ya vendió.

-Me interesa el paradero de Sergio Szpolski.

-Sergio Szpolski tiene protección política todavía. Richarte tiene un cargo en la SIDE nueva y Gallea en algún lugar por ahí y además son operadores de Angelici en los bingos de la provincia. Todo esto lo supe charlando con periodistas, tuve que aprender todo en cuatro meses. No vengo de medios, tampoco soy testaferro de nadie. Me embarqué en una aventura y me salió muy mal.

(*) Especial para Perfil.com | En Twitter: @nicogeuna



Nicolás Geuna (*)