MEDIOS


Tiempo Argentino: "No es la primera vez que Martínez Rojas viene con su patota"

Lo dijo un delegado, que relató lo que vio la noche en la que destrozaron las instalaciones del diario. 

PERFIL COMPLETO


Foto:Twitter de los trabajadores de T.A.

Randey Stagnaro, delegado de Tiempo Argentino, desmintió las acusaciones de Mariano Martínez Rojas, quien apuntó a La Cámpora de ser responsable de los destrozos que causaron en el edificio del diario. 

"No es la primera vez que Mariano Martínez Rojas intenta irrumpir un lugar mediante métodos violentos. Él intentó entrar el 29 de abril, forzando la puerta de este mismo edificio pero como estábamos trabajando se lo impedimos. Ese día vino con la misma patota", detalla el gremialista, y agrega que "también quiso entrar dos veces por los mismos métodos a la antena transmisora de radio América".

Stagnaro negó la presencia de militantes y desafió: "Martínez Rojas dijo que tiene todo filmado, que lo muestre, no había ninguna campera de La Cámpora. Las únicas camperas que había eran de SiPreBA (Sindicato de Prensa de Buenos Aires)".

Mariano Martínez Rojas, dueño del diario -el cual le compró a Sergio Szpolski y Matías Garfunkel luego de un vaciamiento del Grupo 23- aseguró a Perfil.com que llegó con la policía, que ellos le dieron la autorización. 

Sin embargo, Stagnaro aclaró: "Él no llegó con la policía, primero vino la patota y a los tres empleados que había los sacaron violentamente. A uno de los tres le pegaron. Después fue a pedir un celular y consiguió llamar al 911. Ahí llegó la policía, que mientras la patota rompía todo, ellos hicieron un perímetro y se quedaron afuera esperando". 

Rojas ya había confirmado a Perfil.com que no tiene copia del "acta labrada".

Martínez Rojas justificó la violenta irrupción: "Me autorizó la policía"

Por otro lado, el gremialista considera una contradicción cuando Rojas dice que "el contrato de alquiler (de las oficinas) está vencido, a nombre de Balcrouck y que él es el dueño" porque "al estar vencido el contrato ya no sos el dueño".

"Lo que Martínez Rojas quiere hacer es asustarnos y que nos vayamos todos. Él dice que es su empresa, pero todavía no lo pudo probar ni en el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) ni en la Inspencción General de Justicia (IGJ) que es dueño. Desde enero que no pudo presentar los papeles", disparó el sindicalista.

La fiscal Verónica Andrade imputó a Mariano Martínez Rojas y al grupo de personas que lo acompañaron por el delito de usurpación (181 del Código Penal) y por Daños (183 CP) en la sede del diario que funciona como cooperativa. Y los llamó a declarar en 48 horas en la sede de su Fiscalía por los delitos imputados.

"No somos ninguna cooperativa clandestina como él dice, tenemos C.U.IT.", resaltó el delegado. 

 (*) De la redacción de Perfil.com | Twitter: @Juliandimperio 



Julián D'Imperio (*)