MEDIOS


Quiénes serán las nuevas caras de la TV Pública

Gonzalo Bonadeo, Julián Weich, Mariel Fitz Patrick, y Clemente Cancela son algunas de las incorporaciones. Los que se quedan

PERFIL COMPLETO


Foto:lagranepoca

El lanzamiento de la nueva programación de la Televisión Pública contó con la presencia de casi todas las estrellas del canal. Hubo caras nuevas, como las de Mariel Fitz Patrick, Julián Weich y Karina Mazzoco, que se mezclaron con otras que continúan como el cocinero Guillermo Calabrese o el historiador Felipe Pigna. 

"Es un desafío muy importante, implica una responsabilidad enorme porque es la televisión de todos los argentinos", reconoció a Perfil.com la periodista Mariel Fitz Patrick, una de las nuevas conductoras del noticiero del canal junto a Daniel López. "La idea, hacer un noticiero plural, no sesgado, no partidario y al cual aspiro poder aportarle profesionalismo que acumulé en estos años", agregó.

Tras su papel en la investigación de los Panamá Papers, Fitz Patrick admitió que tuvo "un poco de miedo" de quedar estigmatizada por su nuevo rol. "Creo que la grieta nos nos hizo bien. Uno de los objetivos de la TV Pública va a ser poder cerrar esa grieta", sostuvo.

"Estoy muy contento de poder colaborar con este proyecto", aseguró Daniel López, quien destacó que el noticiero será "fundamentalmente de noticias, como en los principales países del mundo, donde se informe y no se opine", y garantizó que "se van a escuchar todas las voces, y van a estar todos los temas al aire". 

En el horario nocturno de los lunes, Gonzalo Bonadeo será quien estará al frente de un ciclo de actualidad y deportes en la nueva programación de la Televisión Pública Argentina, con diversas entrevistas. También habrá un programa político, aunque no están elegidos los conductores.

Karina Mazzoco, quien se incorporó al canal tras ser convocada por Horacio Levin y fue una de las conductoras del acto de lanzamiento, se mostró "feliz" con su nuevo proyecto "Una vida cada día", al que definió como "un programa de actualidad y servicios". 

"Me siento feliz y privilegiada de formar parte de la Televisión Pública argentina", reconoció Mazzoco. "Llegar a cada rincón de tu territorio, formar parte de la vida de tanta gente me parece alucinante". 

Fanny Mandelbaum, otra de las incorporaciones del canal, vuelve a la TV Pública ocho años después de Mañana Vemos, magazine matutino de entretenimiento que condujo junto a Mex Urtizberea y Carla Czudnowsky. "Estoy muy feliz porque yo empecé en este canal como asistente de producción. Di todos los pasitos, y ahora tengo este proyecto que amo, que va a consistir en hablar de toda la gente grande que hace cosas y que tiene mucha Juventud Acumulada". 

Fanny reconoció que tuvo "mucho libertad" en su anterior paso por Canal 7 a la hora de criticar al gobierno de turno, y adelantó que seguirá criticando cuando sea necesario. "Uno tiene que decir lo que piensa, sino se siente mal consigo mismo". 

Por su parte, Julián Weich consideró que la televisión, sea pública o privada, "siempre quiere atraer al mayor público posible", por lo que no se debe seleccionar una determinada audiencia. "Uno quiere todo el público, no dice 'este sí, este no'. Sí creo que la televisión debe ser fiel reflejo de toda la sociedad, sea en un noticiero, un programa de entretenimiento o un dibujo animado". 

Al igual que Weich, Clemente Cancela conducirá un programa de preguntas y respuestas. "Hacía bastante que no trabaja en televisión, y cuando me contaron la propuesta me pareció muy piola. Todavía estamos en preproducción, esperamos arrancar en unas semanas", contó el ex CQC.  

Entre las caras que seguirán en el canal está la de Felipe Pigna, que continuará con su programa Ver la Historia. "Vamos a seguir haciendo lo mismo. Tenemos el año del bicentenario, así que hay mucho para hablar", adelantó. Dado que la lectura del pasado fue uno de los caballos de batalla del kirchnerismo, el programa de Pigna podía aparecer en el ojo de la tormenta, pero el historiador descarta que haya conflicto: "No hay que hacer ningún relato, la historia hay que contarla como fue. No debería ser una caso de controversia. En todo caso, si, de debate", reclamó. 



Sergio Amor