sábado 23 de junio de 2018 | Suscribite
POLITICA /
jueves 15 diciembre, 2011

Huracán Hugo: cómo se vivió el tormentoso discurso de Moyano

El líder de la CGT renunció al PJ y lanzó duros mensajes al Gobierno nacional ante un estadio repleto. "Hasta el cielo llora", ironizó. Galería de fotos.

Galería de imágenes

por Redacción Perfil


Fotogalería
Foto: Patricio Caruso - Perfil.com

Unos se imaginaban que hoy el acto en el estadio Huracán iba a ser una fiesta de los Camioneros, pero Hugo Moyano, bajo la lluvia, lo transformó en una tormenta de anuncios y mensajes duros para el kirchnerismo. El secretario general de la CGT renunció al Partido Justicialista y lanzó ácidas frases como "que la crisis la paguen los que se enriquecieron con este modelo económico".

Cuatro horas antes que "el Hugo" apareciera sobre el escenario, la avenida Colonia del barrio porteño de Parque Patricios ya lucía como una pasarela de bombos, banderas verdes y platillos.

A las 8 de la mañana, los “Soldados de Moyano”, ya habían empezado a cantarle. “El día que me muera / quiero que en mi cajón / diga camionero / porque lo llevo / en mi corazón”, entonaban en las diez cuadras que separaban las vallas policiales con las puertas del estadio "Tomás Adolfo Ducó".

La convocatoria fue total: jujeños, salteños o chubutenses, alzaban sus banderas, algunos, tras 24 horas de viaje. “Hay que apoyarlo ‘al Hugo’, ahora más que nunca”, decían. El conflicto con la Casa Rosada ya se respiraba entre la gente: “Qué Cristina sepa que los trabajadores la votamos en octubre”.

Delegados, afiliados y secretarios sindicales de todo el país componían las alrededor de 60 mil personas (según cálculo de la organización) que llegaron a escuchar el discurso del secretario general, donde no faltó el alchol ni la algaravía.

Familiares y allegados se ubicaron en primera fila y escucharon en silencio, salvo si el líder de la CGT hacía una pausa, cuando estallaban en cantos y palmas.

“El cielo comenzó a llorar”, dijo Hugo Moyano cuando caía la lluvia, que lejos de apagar al público lo encendió. “Levanten las manos.. los soldados.. de Moyano...”, gritaban los convocados, que se quedaron bajo la tormenta a escuchar un discurso huracanado. En ese momento, hasta las sillas y banderas hacían de paraguas.

Reclusión total. Del VIP al escenario y del escenario al VIP. Así fue el paso del diputado Facundo Moyano, hijo del líder sindical, quien llegó alrededor de las 11 horas y aguardó junto a su gente de confianza en un sector reservado.

El flamante legislador, que ayer dejó plantado al oficialismo en un dictamen en el Congreso, dejó que su padre fuera el único protagonista de la jornada y no brindó testimonios a la prensa.

“Tu viejo me dio la vida, lo llevo en el corazón”, le dijo un afiliado al gremio de la recolección. Facundo se frenó para darle la mano y agradecerle emocionado antes de salir fugazmente.

Los dirigentes Omar Viviani (taxistas), Julio Piumato (judiciales) y Omar Plaini (canillitas), junto con Pablo Moyano (actual líder de Camioneros), fueron las caras conocidas que acompañaron a Hugo, antes y después de su discurso.

Moyano entró y salió de Huracán en una ambulancia, y bajo la lluvia dejó un mensaje tormentoso al kirchnerismo.

(*) Especial para Perfil.com


Temas

Comentarios

Lo más visto

 

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4304

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 5985-4606 | (5411) 5985-4603 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.