miércoles 20 de junio de 2018 | Suscribite
DEPORTES / BOCA
sábado 6 enero, 2018

Como si nunca se hubiera ido

Tevez arreglo su regreso xeneize. “Nunca me fui”, dijo apenas se sumo a la pretemporada. Los entretelones de una negociación compleja.

Marcelo Rosasco

EN CASA. El Apache volverá a la Bombonera, su lugar en el mundo. Ayer acordó su regreso y a la tarde fue al hotel para sumarse a los trabajos de pretemporada con el resto del plantel xeneize. Foto: cuarterolo

La llegada de Carlos Tevez a Boca se resolvió en tiempo récord: a la mañana destrabó el contrato que tenía con el Shanghai Shenhua de China y a la tarde se sumó al plantel del Mellizo, que hace la pretemporada en Los Cardales. “Nunca me fui. Estoy con ganas de entrenar y de sumar”, fueron las primeras palabras del Apache cuando llegó en su auto al hotel. El lunes firmará el contrato que lo vinculará a Boca hasta fines de 2019, y el martes será presentado oficialmente como nuevo refuerzo.

Este ciclo de Tevez es el tercero en el club. En el primero marcó 38 goles en 110 partidos, mientras que en el segundo anotó 25 tantos en 56. Durante esas dos etapas obtuvo el campeonato Apertura 2003, la Copa Libertadores 2003, la Copa Intercontinental 2003, la Copa Sudamericana 2004, la Copa Argentina 2015 y los Torneos finalizados en 2015 y 2017.

Acuerdo. Destrabar el vínculo de Tevez con el club chino no fue sencillo. El jugador y el presidente de Boca, Daniel Angelici, llegaron a un acuerdo para lograr el regreso al xeneize. En principio, el Apache tuvo que resignar tres millones de dólares, un monto que le adeudaba el club chino. Boca, por su parte, puso una cifra similar como adelanto del contrato que lo vincula por dos años.

Todos conformes. Así quedaron las partes después de sellar el trato. Tevez volvió a Boca, donde quería jugar, sumado a que su familia no se había adaptado a las costumbres orientales. El club da un golpe de efecto con una incorporación de jerarquía. Y los chinos, aunque recibieron menos dólares de los que pusieron cuando lo contrataron, se libraron de un jugador que tuvo un rendimiento flojo.

Nuevo dibujo. Con el regreso de Tevez, el entrenador Guillermo Barros Schelotto estará obligado a probar una nueva disposición táctica: dejará el 4-3-3 por 4-2-3-1. El equipo base de este año sería el siguiente: Agustín Rossi; Leonardo Jara o Buffarini, Paolo Goltz, Lisandro Magallán o Gustavo Gómez y Frank Fabra o Emmanuel Más; Wilmar Barrios y Pablo Pérez; Cristian Pavón, Carlos Tevez y Edwin Cardona; Wanchope Abila. En esta base, el Mellizo deberá insertar a Fernando Gago y Darío Benedetto, que se recuperan de serias lesiones.


EL MODELO 2018 VIENE RECARGADO

Si Boca ya tenía el mejor plantel del fútbol argentino, su modelo 2018 promete más y mejor. A jugadores de elite como Pablo Pérez, Edwin Cardona y Cristian Pavón se sumaron dos nombres pesados. Julio Buffarini, campeón de América con San Lorenzo, llega para reforzar la banda derecha. Ramón Wanchope Abila, con un promedio de medio gol por partido en Huracán, peleará el centro del ataque con Walter Bou y Darío Benedetto, que se recupera de una rotura de ligamentos. Para fortalecer la defensa, Boca está cerca de cerrar al central paraguayo Gustavo Gómez –el ex Lanús no logró afianzarse en Milan– y ya tiene al lateral izquierdo Emmanuel Mas, otro ex San Lorenzo, que llega desde el Trabzonspor turco.


Temas

Comentarios

Lo más visto

 

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4301

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 5985-4606 | (5411) 5985-4603 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.