Despejado
Temperatura:
22º
Ciudad:
Buenos Aires
viernes 21 de septiembre de 2018 | Suscribite
ESPECTACULOS / EL ÁNGEL
sábado 30 septiembre, 2017

Robledo Puch quería el Oscar

Cuando iba a visitarlo a la cárcel de Sierra Chica, Carlos Eduardo Robledo Puch tenía una obsesión: que su vida criminal fuera filmada por Tarantino o Scorsese.

Rodolfo Palacios

Carlos Robledo Puch fue encontrado culpable de 11 asesinatos, los primeros seis fueron con su cómplice Jorge Ibáñez. Foto: Ceodc

Cuando iba a visitarlo a la cárcel de Sierra Chica, Carlos Eduardo Robledo Puch tenía una obsesión: que su vida criminal fuera filmada por Tarantino o Scorsese. Quería que su papel fuera interpretado por Leonardo DiCaprio y él se proponía como doble de riesgo. Para el personaje de su madre se imaginaba el brillo que tuvo María Falconetti en Juana de Arco. “Conseguime el contacto de estos tres tipos y te llevás un millón de dólares”, me propuso la tarde en la que llevé una máquina de escribir con la que pensaba escribir el guión. Se ilusionaba con salir en libertad, comprarse un traje y recibir el Oscar delante de las estrellas de Hollywood.

Robledo Puch: el asesino argentino que llega a Francia

Visité a Robledo durante un año y hasta hace un año conservaba las más de cuarenta cartas que me escribió y los dibujos que me dedicó. Un día le di todo ese material a Luis Ortega, casi como una manera de aliviar la oscuridad que me habían generado mis encuentros con Robledo. Del mismo modo que Luis logró hallar poesía y belleza en una historia siniestra como la del clan Puccio, en Robledo logró la misma proeza artística: ahondar en el lado luminoso e inocente del joven con rasgos de Marilyn Monroe que robaba y mataba como si viviese su propia película o cuento de hadas. Encontró a un protagonista (Lorenzo Ferro, una apuesta de Ortega) mejor que DiCaprio, obviamente inalcanzable por presupuesto y por edad para el papel. Cecilia Roth (la madre), el Chino Darín y Peter Lanzani (los cómplices) también son “versiones” que, muy probablemente, superen a las reales, las que construyeron el expediente y la prensa de los 70.

Los ángeles negros del criminal Robledo Puch

La verdad artística, en este caso, se impone a la verdad de los hechos. Es una película, no un documental. Cuando se habla de Bonnie & Clyde, nadie recuerda a los protagonistas verdaderos, sino a Warren Beatty y Faye Dunaway.

A veces me pregunto qué dirá Robledo cuando vea El Ángel. Cuando, quizá, vea una versión mejorada de sí mismo. Cuando en cine se vea cómo dejó de recordarse, en su año inconsciente pero feliz. Los asesinos también sienten nostalgia.  

*Autor de El ángel negro, la feroz vida de Carlos Robledo Puch y uno de los guionistas de El Angel.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4394

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.