INTERNACIONAL

En plena vigilia pascual, Francisco pide llevar la fe 'hasta los confines' del mundo

"Es regresar al primer amor", consideró el pontífice. Sacramentos y nuevo llamado a impulsar la religión.

Foto:AFP.

El papa Francisco pidió a los católicos llevar la fe "hasta los confines de la Tierra" el sábado en la noche durante la velada pascual en la basílica de San Pedro en Roma.

Durante su homilía, en la que comentó la Resurrección de Cristo, el sumo pontífice afirmó que Pascuas significaba "una cosa muy hermosa, sacar una energía nueva de las raíces de nuestra fe".

Francisco también llamó a los fieles a convertirse en "testigos" de la resurrección de Cristo, añadiendo: "No es un retroceso, no es una nostalgia. Es regresar al primer amor, para recibir la fe que Jesús encendió en el mundo, y llevarla a todos, hasta los confines de la Tierra".

Durante la ceremonia este sábado, el papa administró los sacramentos de la iniciación cristiana (bautizo, confirmación y primera comunión) a una decena de personas, de edades comprendidas entre los 7 y los 58 años, procedentes de Italia, Bielorrusia, Senegal, Líbano, Francia y Vietnam.

Calendario. El jueves, el Papa pidió a los sacerdotes católicos en todo el mundo que transmitan "alegría" a su alred y conviertan a la iglesia en una "casa de puertas abiertas".

"La disponibilidad del sacerdote hace que la iglesia sea una casa de puertas abiertas, refugio de los pecadores, hogar para los que viven en la calle, casa de auxilio para los enfermos, camping para los jóvenes", dijo el papa.

El pontífice realizó el lavado de , como ordena la tradición. Esta vez, se inclinó para lavar y besar los pies de 12 personas con capacidades diferentes, en el Centro Don Gnocchi de Via Casal del Marmo, en Roma.

Un día después encabezó la recreación del Vía Crucis noct, en el Coliseo Romano. La crisis económica, el desempleo, el maltrato a las mujeres, la soledad, las enfermedades, la situación de los presos fueron abordados en cada una de las estaciones.

El domingo, para la celebración del día más santo del calendario católico romano, el jesuita argentino celebrará la misa de Pascuas en la Plaza San Pedro, seguida de la bendición "Urbi et Orbi" desde el balcón central de la basílica San Pedro, el mismo en el que apareció por primera vez la noche de su elección en marzo de 2013.

Centenares de miles de fieles son esperados con este motivo en Roma, que se prepara además a acoger a la muchedumbre el domingo para la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II.


Redacción de Perfil.com