INTERNACIONAL

Europa recordó los 100 años del ingreso de Gran Bretaña en la Gran Guerra

Distintas autoridades del continente se reunieron en Bélgica para conmemorar la invasión Alemana. Pidieron por "paz, unión y democracia". Encendido discurso de Hollande.

Foto:AFP

Líderes europeos pidieron una Europa “pacificada”, “unificada” y “democrática” al reunirse este lunes en la ciudad belga de Lieja para conmemorar los 100 años de la invasión alemana a Bélgica en el marco de la Primera Guerra Mun. El rey Felipe y la reina Matilde de Bélgica fueron los anfitriones de las ceremonias de homenaje al Soldado Desconocido, en la que participaron además el rey Felipe de España, el príncipe heredero de Luxemburgo y Guillermo de Inglaterra con su esposa, Catalina.

El evento principal tuvo lugar en el Memorial Interaliados de Cointe, donde incluyó un homenaje a los caídos y un minuto de silencio en su honor. Para la ocasión, las autoridades implementaron un fuerte operativo de seguridad con dos helicópteros en el aire, tiradores de élite y 650 policías especiales, para custodiar a los dignatarios visitantes. 

Los reyes de Bélgica recibieron personalmente a los jefes de Estado en la Abadía de San Lorenzo, construido en 1925 con donaciones de los países aliados en homenaje a los “defensores de Lieja”. Las conmemoraciones finalizaron con un espectáculo aéreo de cazas belgas y franc, simbolizando la solidaridad entre los dos países durante la guerra.

“Europa pacificada, Europa unificada, Europa democrática. Nuestros abuelos soñaron con esto. Hoy lo hemos logrado. Debemos amarla y continuar mejorándola”, afirmó el rey Felipe de Bélgica en su discurso. Su bisabuelo, el rey Alberto I (1909-1934), se convirtió en un héroe nacional por su actitud durante la Primera Guerra, siendo apodado popularmente como “el Rey Soldado”. Su esposa, Isabel, trabajó como enfermera junto a otros centenares de mujeres belgas y juntos se convirtieron en los monarcas más queridos de su tiempo.

François Hollande, presidente de Fra, dijo que los líderes europeos no pueden ser “simples guardianes de la paz”, sino que también deben asumir sus responsabilidades, en una clara alusión a Rusia por el avión de Malaysia Airlines derribado en Ucr. 

Sobre este tema se refirió el príncipe Guillermo, representante de la reina de Inglaterra: “Los acontecimientos en Ucrania nos recuerdan que la inestabilidad continúa propagándose en nuestro continente”. El duque de Cambridge rindió homenaje al pueblo belga, “cuya resistencia fue comparable a su sufrimiento” al enfrentar los primeros embates del Ejército alemán, y aseguró que su “sacrificio y contribución a la victoria final tuvo una importancia capital”.

También asistió Joachim Gauck, presidente de Alemania, el país que violó la neutralidad de Bélgica el 4 de agosto de 1914, provocando inmediatamente la entrada en guerra de Reino Unido. Gauck hizo un llamado a “aprender las lecciones amargas y terribles” del pasado. “Actualmente en Europa, la ley del más fuerte ha sido reemplazada por la fuerza de la ley”, dijo. Elio Di Ruppo, premier belga, manifestó en su discurso que “sin el respeto al otro y sin la tolerancia, no hay paz posible” y homenajeó a las víctimas civiles “masacradas en ese funesto mes de agosto de 1914 por el invasor”.


Redacción de Perfil.com