lunes 18 de junio de 2018 | Suscribite
IDEAS / Opinión
viernes 25 mayo, 2018

China rescata a Marx

El Presidente de China, Xi Jinping y su discurso sobre Marx

por Felipe Frydman

Gran Hall del Pueblo en Beijing y Presidente Xi Foto: shutterstock

El Presidente de China, Xi Jinping, continúa sorprendiendo con su infatigable agenda. Cuando esa región se encuentra envuelta en múltiples reuniones para dilucidar el significado del encuentro Trump-Kim Jong-un, China celebró el  200 aniversario del nacimiento de Karl Marx con gran esplendor. En la conferencia realizada en el Gran Hall del Pueblo en Beijing, el Presidente Xi pronunció frente a los más conspicuos representantes del gobierno un discurso doctrinario instando a los miembros del Partido Comunista a compenetrarse de las ideas y prácticas del político alemán. Este liderazgo contrastó con el silencio de Rusia donde las enseñanzas de Marx fueron decisivas para consagrar la Revolución de Octubre de 1917 o las actividades académicas en Cuba o la escasa información en Vietnam donde los Partidos Comunistas ejercen el control del Estado. Como parte de estos festejos, China obsequió una estatua de bronce a la ciudad de Trier donde naciera Karl Marx provocando un debate por los recuerdos de la división del país. 

En el Gran Hall se colocó una bandera con el slogan “Cerremos filas con el Comité Central del Partido, con la conducción del Camarada Xi Jinping, defendamos y desarrollemos el marxismo y luchemos por el gran éxito del socialismo con características chinas en la nueva era”. En el discurso del Presidente Xi pueden encontrarse frases como “Debemos estudiar y practicar sus pensamientos (Marx) sobre las leyes de evolución de la sociedad” que conducen a la inevitabilidad del comunismo; “Debemos aprender la visión y la metodología del materialismo dialéctico e histórico”;  “La liberación de las fuerzas productivas es esencial para el socialismo” y “Debemos ser valientes para profundizar las reformas en todas las áreas, impulsar la vitalidad de las fuerzas productivas y adaptarlas a las relaciones de producción”.

La evocación del pensamiento marxista pareciera una actitud hipócrita considerando las reformas realizadas en los últimos 40 años otorgando un rol esencial a las inversiones extranjeras para modernizar la industria, incorporar tecnología e insertarse en la economía mundial. El discurso de Xi pronunciado en Davos en enero de 2017 en defensa de la globalización, que espantaría a la izquierda latinoamericana, constituye un ejemplo de la transformación de China. Xi Jinping rescata de la teoría marxista la evolución determinista de los sistemas productivos y el desarrollo de las fuerzas productivas. Si bien Marx estudió el sistema capitalista  la contradicción principal entre fuerzas productivas y relaciones de producción lleva a la desaparición de la propiedad privada de los medios de producción en el comunismo. Este esquema concuerda con las etapas planteadas por Xi Jinping en el último Congreso del Partido Comunista cuando enumera el socialismo primario hasta 2020, una sociedad próspera moderada hasta 2030 y el gran país socialista moderno hasta 2050 recordando siempre  el liderazgo del Partido Comunista. En el mismo sentido el desarrollo de las fuerzas productivas es considerado  incontenible y lleva a una mayor producción  para satisfacer las necesidades de la población y a la consolidación de la globalización. En términos más prosaicos  Xi Jinping intentó explicárselo sin éxito a Donald Trump en Davos. 

El Presidente Xi encontró en los trabajos de Marx un método a su entender científico para predecir el futuro y justificar su prognosis sobre la sociedad china sin disensos. Las explicaciones no incluyeron una referencia a la creación y apropiación de la plusvalía ni tampoco a las divisiones en clases sociales. Los párrafos parecieran haber sido  seleccionado con esmero  para evitar cualquier tentación de aplicarlos a la sociedad china donde crece la desigualdad y las divisiones sociales  y concentró su prédica en instar a una mayor cohesión y seguridad en sus propios principios ya incorporados en la Constitución de construcción de un “socialismo con características chinas”.  


Temas

Comentarios

Lo más visto

 

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4299

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 5985-4606 | (5411) 5985-4603 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.