Cielo cubierto
Temperatura:
10º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 17 de julio de 2018 | Suscribite
PERIODISMOPURO / Periodismo Puro
viernes 11 agosto, 2017

Duran Barba explica por qué tiene tanta influencia el perro Balcarce

Entrevistado por Jorge Fontevecchia, explica la dificultad para distinguir los límites de lo real y lo simulado.

por Jorge Fontevecchia

"Es muy difícil distinguir el simulacro de lo real", sostiene el consultor. Foto: Cedoc.

#PeriodismoPuro es un nuevo formato de entrevistas exclusivas con el toque distintivo de Perfil. Mano a mano con las figuras políticas que marcan el rumbo de la actualidad argentina, Fontevecchia llega a fondo, desmenuzando argumentos y logrando exponer cómo piensan los mayores actores del plano del poder. Todas las semanas en perfil.com/PeriodismoPuro.

— Dejame volver al tema de los mapas, la representación, los medios de comunicación. Baudrillard decía que el simulacro no es que oculta la verdad, es la verdad que oculta que no hay verdad y finalmente el simulacro es lo verdadero. ¿Qué reflexión te merece esa frase de Baudrillard?

— Los límites entre lo verdadero y lo imaginario son demasiado tenues, demasiado tenues. A mí me apasionó el libro de Harari y justamente cuando plantea eso, vivimos de mundos imaginarios y tiene que ver con eso y creo en eso profundamente. Yo cuando fui pequeño, nací en una familia feudal ecuatoriana, iba al campo. Yo he visto y he oído a fantasmas, fue así, había fantasmas cuando era chico. Cuando llegó la electricidad a la hacienda, desaparecieron pero no creo que no había antes, existen hoy como hoy existen otros dioses que tal vez se vayan cuando llegue otra cosa como la electricidad. O sea, vivimos de mundos imaginarios permanentemente y la simulación es algo intermedio entre lo que parecería real...

— O sea, Baudrillard lo que dice es que finalmente el simulacro, lo dice críticamente, pero que el simulacro es lo real.

— Lo que queda, sí. Yo lo que creo es que es muy difícil distinguir el simulacro de lo real, permanentemente simulamos y permanentemente pretendemos acercarnos a realidades.

— O sea, el planteo de él es que la realidad termina... lo que llamamos realidad termina siendo hiper realismo.

— Yo estoy totalmente de acuerdo con eso, es así.

— Entonces me pregunto, Balcarce por ejemplo es una construcción que termina siendo, existiendo como un personaje de Disney.

— Sí, y por eso tiene tanta influencia, si hubiese sido un prócer no habría tenido tanta influencia, los personajes de Disney tienen más influencia.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4328

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 5985-4606 | (5411) 5985-4603 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.