Soleado
Temperatura:
20º
Ciudad:
Buenos Aires
jueves 20 de septiembre de 2018 | Suscribite
POLICIA / sospechan que actuo como entregadora
viernes 8 junio, 2018

Doble crimen narco: la abogada se negó a declarar y seguirá presa

Está acusada de ser cómplice de un sicario que mató en Belgrano a un mexicano, vinculado a un caso de narcotráfico, y a su hijo colombiano.

por Nadia Galán

Custodiada. Julieta Bonanno fue trasladada desde la Superintencendia de Drogas Peligrosas porteña al juzgado federal de Campana. Foto: TELAM

Rodeada de policías con armas largas y con un chaleco antibalas puesto, fue llevada a declarar la abogada que está acusada de haber sido la entregadora en un doble crimen de un ciudadano mexicano y su hijo colombiano por una supuesta venganza narco. Pero mantuvo el silencio ante el juez del caso y se negó a declarar. La Justicia dictó el secreto de sumario en la causa.

Julieta Estefanía Bonanno fue trasladada desde los calabozos de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal, donde fue alojada tras su detención, hasta el juzgado federal de Campana.

La letrada, de 29 años y recibida en 2014, se sentó frente al juez federal Adrián González Charvay para declarar por el doble homicidio del mexicano Rodrigo Alexander Naged Ramírez (59) y su hijo colombiano, John Naged (30), pero se negó a declarar. El magistrado asumió la instrucción de este doble crimen cometido en Capital Federal ante la vinculación que puede tener con “Bobinas blancas”, la causa que fue encabezada por este mismo juez y que terminó con diez detenidos el año pasado (entre ellos, Naged Ramírez, que ahora estaba en libertad por haber sufrido un ACV), y secuestró dos toneladas de cocaína en Bahía Blanca y Mendoza que tenían como destino Canadá y Europa.

¿Cómplice? La abogada quedó en la mira de la Justicia luego de que se obtuvieron las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona. Primero había declarado como testigo, pero el jueves se la detuvo en su casa de Ituzaingó.

Bonanno fue detenida tras analizar una serie de videos, entre ellos el de la entrada al edificio de la avenida Cabildo. En esa filmación se observa que la letrada llegó a la puerta del edificio y tocó timbre a las 21.40, y pocos segundos después se acercó el presunto sicario vestido con un jean y un buzo con capucha y se ubicó detrás de ella.

Tres minutos después, se vio que el hijo de Naged bajó a abrir la puerta y, cuando abrió, este hombre pidió permiso para pasar porque dijo que era un vecino que había olvidado sus llaves.

A los investigadores les llamó la atención que, mientras esperaba en la puerta, la abogada nunca giró para ver al hombre que tenía detrás suyo, como si lo conociera.

Según el relato de Bonanno ante la Policía de la Ciudad, ella estuvo reunida con Naged Ramírez y su hijo y, cuando le abrieron la puerta para que se retirase, apareció el sicario en el palier, quien los amenazó con un arma y los obligó a ingresar al departamento.

Luego, según sus primeros dichos, el sicario la obligó a maniatar a las víctimas y la encerró en el lavadero, tras lo cual asesinó al mexicano y a su hijo de un balazo calibre 9 milímetros cada uno en la cabeza. Los cuerpos quedaron tendidos en el suelo.

En la escena del crimen, la policía secuestró tres vainas servidas y un cuchillo ensangrentado. Con sus gritos, la abogada alertó a los vecinos y llamó al 911 desde el teléfono fijo del departamento. Tres días después, pasó de testigo privilegiada a supuesta cómplice del sicario.

Celulares y viajes. Personal de la División Investigación de Delitos Violentos (ex Homicidios) de la Policía Federal realizó un allanamiento en la casa de la abogada Bonanno, en la calle Esperanza al 1700 de Ituzaingó, y secuestró nueve teléfonos celulares, blisters de tarjetas SIM, tres discos rígidos, seis pendrives, tres notebooks, una tablet y dos GPS, informaron fuentes policiales a Télam. Los efectivos también encontraron 4 mil dólares, 30 mil pesos, 500 pesos mexicanos, 387 reales, 50 gramos de cogollos de marihuana y siete cajas con distintos expedientes judiciales.

Además, los investigadores detectaron que dos meses después del operativo Bobinas Blancas la abogada Bonanno voló a la ciudad mexicana de Cancún en un viaje que se extendió entre el 21 de agosto y el 2 de septiembre de 2017.

Por otra parte, la letrada tiene causas abiertas en el Departamento Judicial de Morón, donde fue denunciada por venta de influencias, oferta de contactos judiciales y libertades que no fueron tales a cambio de dinero.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4393

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.