jueves 24 de mayo de 2018 | Suscribite
POLICIA / la otra cara de zahira, la lider del ataque a la comisaria
domingo 6 mayo, 2018

El increíble cambio de una chica que se formó en un colegio católico

por Nadia Galán

DETENIDA. Zahira está presa en una alcaidía de La Plata. Foto: CEDOC.

Ludmila Zahira Bustamante está presa hace seis días acusada de liderar el intento de fuga de su pareja de la comisaría de San Justo, aunque ella niega ese rol y asegura que solo “actuó por amor”. Hoy está envuelta en una trama criminal que la tiene tras las rejas. Pero su entorno asegura que la joven de 19 años “no es del ambiente delictivo” y que antes de conocer a Leandro Aranda (22) “era otra chica”.

En los distintos perfiles de Facebook que tiene Bustamante se pueden ver imágenes de ella junto a Aranda (quien estaba preso en la comisaría de San Justo, acusado de matar a un narco), el hijo que tienen en común, y otras, acompañada por familiares o sus ex compañeros del Instituto Elisa Harilaos, una escuela católica del barrio porteño de Flores.

“La vida de esta chica es un gran contraste. No es una familia que venga del mundo delictivo. Ella estudiaba, trabajaba, y todo cambió a partir de que conoció a Aranda. Se convirtió en un mundo enfermo, un amor enfermizo del que la familia de Zahira no pudo sacarla”, cuenta a PERFIL el abogado de la joven detenida, Jorge Irineo. 

Bustamante fue criada desde chica por su abuela Noemí, quien fue a visitarla a la alcaidía de La Plata, donde está detenida desde la emboscada a la comisaría. “Tenía una vida normal. Estudió hasta tercer año del secundario y trabajaba en un comercio de Avellaneda”, cuenta el letrado. Según el entorno de la chica, todo cambió cuando comenzó la relación con Aranda.

“A la familia no le gustaba este chico, pero no sabían que estaba vinculado con el narcotráfico. Para ellos era una persona con adicción que la llevaba por mal camino. Zahira es ajena a todo esto, pero su marido y su gente son bastante complicados”, afirma el letrado. “En un momento, cuando se separaron, el padre de Zahira le alquiló un departamento en Mataderos para que ella viviera sola con su bebé, pero Aranda volvió y se metió de nuevo en su vida”.

Noemí, la abuela de la joven, contó al canal América: “Creo que mi nieta actuó porque estaba enamorada. El amor ‘la mató’. Se enamoró de la persona equivocada”. Pero aclaró que “si hizo macanas, que se la banque, yo no la voy a defender”.

Zahira fue detenida cerca de la comisaría luego del ataque a tiros a la seccional, en el que resultó herida la sargento Rocío Villarreal.

En las conversaciones previas al ataque, que pudo recuperar la Justicia de los celulares de los detenidos, Zahira tiene una participación activa. “Ahí se estaba cambiando el pibe, venían para acá a dejar los chalecos y te iban a buscar a vos”, se la escucha decir en uno de los audios.
El viernes pasado Bustamante escribió una carta desde su celda en la alcaidía penitenciaria de La Plata, en donde asegura: “No soy jefa de banda alguna, no planifiqué la fuga de mi marido. No conseguí ni armas ni uniformes y que mi única culpa fue haberme enamorado de Leandro. Tenía miedo que lo mataran en el penal y por eso yo le prometí: quedate tranquilo mi amor, que yo te voy a sacar”.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4274

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 5985-4606 | (5411) 5985-4603 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.