POLICIA POLéMICA EN PILAR

Piden una auditoría por la media tonelada de marihuana "desaparecida"

Lo solicitó el Ministerio de Seguridad bonaerense. Los policías investigados habían dicho que el faltante de estupefacientes "se lo comieron los ratones".

El ministro de Seguridad Cristian Ritondo.
El ministro de Seguridad Cristian Ritondo. Foto:Télam.

El Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires pidió realizar una auditoría de Asuntos Internos para resolver el llamativo caso de los 540 kilos de marihuana que desaparecieron de la Delegación Judicial de Pilar, con la excusa de que "se lo comieron los ratones",

La cartera bonaerense, conducida por Cristian Ritondo, explicó en un comunicado que "no pudo avanzar debido a un pedido de las autoridades del juzgado interviniente, que preferían continuar con la investigación".

"Es más, en el momento que personal del juzgado se acercó a inspeccionar el depósito, no se lo comunicó a Asuntos Internos. De todas maneras integrantes de esta área se presentaron en el lugar para realizar una auditoría preventiva, aunque no lograron que las autoridades judiciales les facilitaran una copia del procedimiento", continuó el comunicado.    

Hasta el momento, desde Asuntos Internos "no se tomaron medidas disciplinarias contra los policías responsables por la obligación de aguardar los resultados de las pericias correspondientes y de que presten declaración ante el juzgado de la causa", informó el Ministerio.

Los efectivos policiales fueron imputados este viernes en el marco del proceso número 71706/17 caratulado "NN s/infracción a las ley 23.737" en el que se investiga la responsabilidad de los funcionarios en el faltante de esa cantidad de droga, producto de la incautación judicial.

El caso. La historia comenzó en abril de 2017, cuando el comisario Emilio Portero relevó a su par Javier Specia, responsable de la Delegación Departamental de Pilar. Un mes antes, Specia había relevado a su vez al comisario Gabriel Schefer, quien se fue a cumplir tareas a la localidad de Moreno.

El procedimiento de rigor indica que con cada traspaso de mando es necesario firmar el "recibo del cargo", una suerte de inventario de todo lo que el oficial que es trasladado hacia otra dependencia, deja en manos de su sucesor. En ese momento, Portero detectó en el depósito judicial de la Departamental Pilar una situación que no le cerraba con las cantidades de droga incautadas, consignó el diario Ámbito Financiero.

Por eso realizó la correspondiente notificación a la División de Asuntos Internos de la Policía y la denuncia ante el Juzgado Federal de Campana. El magistrado a cargo -Adrián González Charvay- ordenó que Gendarmería Nacional allanara el galpón, tras lo cual confirmó la sospecha del denunciante: según el acta de traspaso firmada por Specia, debieron haber habido alrededor de 6 mil kilos de marihuana y los efectivos de la fuerza federal sólo hallaron 5.460. O sea, 540 kilos menos.