POLICIA CORRUPCION DE MENORES

Rey de Reyes, el último detenido por el escándalo en Independiente

Se trata de un representante de futbolistas que tiene 58 años. Es el sexto sospechoso en caer desde que se conocieron los abusos a los juveniles.

En problemas. Alberto Amadeo Ponte conocía muy bien el predio de Villa Dominico, donde entrenan y viven los futbolistas amateurs.
En problemas. Alberto Amadeo Ponte conocía muy bien el predio de Villa Dominico, donde entrenan y viven los futbolistas amateurs. Foto:CEDOC

Hay un nuevo detenido en la causa que investiga nueve casos de abusos de juveniles de las divisiones inferiores de Independiente. Tiene 58 años, se hacía llamar Rey de Reyes y se desempeñaba como representante de jóvenes jugadores. Lo apresaron ayer en la ciudad de Buenos Aires.

Alberto Amadeo Ponte es el nuevo sospechoso que tiene la causa. Está acusado por el delito de grooming (acoso a través de las redes sociales con una pena de hasta cuatro años de prisión). Y así se suma a los otros cinco que fueron aprehendidos, pero estos están acusados de abuso sexual.

Ponte tiene 58 años y se hace llamar “Tito, Rey de Reyes”. En sus redes sociales se describe como mánager deportivo y postea descripciones de jugadores argentinos y extranjeros a los que representa. Tiene una empresa con el nombre Soccer Futbol SA.

“Durante la noche de ayer (por el jueves) y la madrugada de hoy (por ayer) la fiscal (María) Garibaldi ordenó tres allanamientos; en el tercero dispusieron la detención de una de las personas que, en principio, estaba sindicada como presunto autor del delito de grooming”, explicó el procurador de Buenos Aires, Julio Conte Grand.

Ponte cayó en uno de los cuatro operativos que se realizaron desde el jueves a la noche. Uno se llevó a cabo en el hotel Bahía del Sol, situado en la calle Bahía Blanca al 1100, del barrio de Floresta, donde se investiga si allí los jóvenes fueron llevados para ser filmados. Allí se secuestró “importantísima documentación” relacionada con la causa, se informó.

El resto de los allanamientos se realizó en departamentos de los barrios porteños de Palermo, Belgrano y Colegiales.

¿Quién es? En su cuenta de Facebook, Soccer Futbol SA se presenta como “profesionales del fútbol que se dedican como tales a la mejor representación de los jugadores a nivel mundial”.

Allí, el 16 de febrero pasado, publicaron una serie de fotos de jóvenes entrenando y el epígrafe: “Para las Escuelas de Fútbol del Interior del País que quieran probar con Clubes de Buenos Aires!! Todas las comodidades y todos los contactos de pruebas”.

El nuevo detenido se suma al juez de línea Martín Bustos, el administrador de consorcios Alejandro Carlos Dal Cin, el organizador de torneos de fútbol Juan Manuel Díaz Vallone, el relacionista público Leonardo Cohen Arazi y el estudiante Silvio Fleyta.

La causa comenzó hace más de 15 días y la encabeza la fiscal María Soledad Garibaldi, de la UFI 4 de Avellaneda, en donde investiga abusos cometidos contra al menos nueve menores de entre 11 y 16 años de las divisiones juveniles de Independiente. El primer abogado de Bustos, Carlos Beldi, también fue detenido, acusado de intentar encubrir a su cliente destruyendo a martillazos un celular. Ayer se informó que los investigadores pudieron recuperar parte de la información que contenía el aparato.

El procurador explicó que “existe una vinculación entre las personas que se están investigando pero que hasta el momento es de carácter social, laboral, etc. Es decir, no hay una estructura piramidal preexistente, sino que se pasaban información”.

 

“Era un boludo que caí en esto”

“Me duele lo que dijeron de mí en la tele, no es cierto, yo no llevaba a nadie, yo era un boludo que caí en todo esto”. El que habla es el joven de 19 años que en un principio fue apuntado como “entregador” en la causa que investiga los abusos sexuales en Independiente y que para la fiscal del caso, hoy es una víctima más.

Joaquín contó a la revista Anfibia: “Una vez que te contactaban, te pasaban los teléfonos. Por ir diez minutos te ganabas entre mil quinientos y dos mil pesos. Te pasaban a buscar y te traían”. Los encuentros, en general, eran a cambio de sexo oral. Según detalló el joven, los pasaban a buscar y los llevaban a “distintos departamentos en Palermo, San Isidro, Sarandí, hasta en La Plata”. “Recién ahora entiendo el quilombo en el que estaba metido. Se aprovechan que acá estamos solos”, enfatizó.



Temas: