lunes 21 de mayo de 2018 | Suscribite
POLICIA / Escuela de policía en la mira
sábado 10 febrero, 2018

"Si se tiene que morir, que se muera", le decían al cadete de La Rioja en el entrenamiento

Así lo manifestó Adrián Garay, hermano de la víctima. El joven falleció por un cuadro severo de deshidratación tras un mortal entrenamiento. La causa está caratulada como "homicidio".

Emanuel Garay, el cadete de Policía fallecido en La Rioja tenía 19 años. Foto: Facebook
El hermano de Emanuel Garay, el joven cadete de 19 años que falleció este sábado en La Rioja luego de ser sometido a un extremo y cruel entrenamiento por parte de la Escuela de Policía de esa provincia, reveló que a la víctima le dijeron: "Si se tiene que morir, que se muera".

A los cadetes "los torturaron, los golpearon, 40 grados y les negaban tomar agua. Al que quería le decían que podía tomar agua, pero de los inodoros. El tenía un sueño, entró a su primer día de clases y 12 horas después estaba en coma", relató Garay al detallar lo ocurrido el primer día de entrenamiento de su hermano en la Escuela de Policía de La Rioja.

"Estoy cansado de llorar. Perdimos a mi mamá el año pasado y ahora a mi hermano menor", sostuvo. En ese marco, agregó en declaraciones a América 24: "Nosotros responsabilizamos al gobierno de la provincia y a la Policía". Asimismo, el joven reveló: "Una de las chicas que estaba internada nos contó que un instructor vio caer a mi hermano y dijo 'si se tiene que morir, que se muera'".

"Estamos destruidos, lo acompañamos todos estos días y el desenlace no fue lo esperado...Mi hermano tenía toda una vida por delante. Ese día, Emanuel empezaba a cursar. Todo ocurrió el primer día en que empezó a cursar. Fue un sueño que terminó en pesadilla", completó.

"Lo hicieron entrenar en condiciones infrahumanas. Les negaron el agua y por eso mi hermano cayó desmayado. En ese momento la persona que estaba a cargo dijo esa frase aberrante: 'Si se tiene que morir, que se muera'. Mi hermano quedó entonces inconsciente, tirado bajo el sol de las tres de la tarde, y no recibió ayuda. A la media hora convulsionó y lo ayudaron. Lo llevaron al hospital pero ya entró en coma. Los médicos lo intentaron todo pero no pudieron hacer nada. Contra ellos no tenemos nada que decir", detalló el familiar de la víctima.

En ese marco, Garay destacó: "El gobernador Sergio Casas se portó bien en primera instancia porque nos facilitó que médicos de otros lugares intentaran curar a mi hermano. Pero lo que queremos es la renuncia de toda la cúpula de Seguridad de la provincia. Ahora queremos que la Justicia actúe y que haya responsables por esto", concluyó.

Investigación. Tras la muerte de Garay, las autoridades de la Escuela de Cadetes volvieron a ser detenidos. Ante el hecho, la causa judicial pasó a ser caratulada como presunto "homicidio" y el gobernador riojano advirtió que hará "hasta lo imposible para llegar a fondo con los responsables". 

"Quiero asegurarles que desde el cargo que ejerzo haré hasta lo imposible para llegar a fondo con los responsables, porque nadie puede arrebatar la vida a un joven con todo un futuro por delante y sobre todo con el sueño de servir a la comunidad. Emanuel no merecía esto, y lo digo con profunda tristeza e indignación", señaló el dirigente peronista a través de sus redes sociales.


En ese sentido las ocho autoridades de la institución policial, que habían recuperado la libertad el pasado viernes, fueron detenidas en la mañana del sábado, según consignó la agencia Noticias Argentinas.

El último parte médico brindado por el Hospital Vera Barros indicaba que Garay se encontraba "en estado crítico, con pronóstico reservado y un seguimiento de hora a hora". El joven falleció luego de haber permanecido cinco días en terapia intensiva, debido a las secuelas que le provocó un entrenamiento abusivo. 

Otros 11 cadetes que fueron sometidos al "baile" también se encontraban hospitalizados por cuadros similares a los de la víctima fatal, pero se encuentran fuera de peligro. 

En tanto el fiscal general provincial, Hugo Montivero, señaló que la muerte de Garay provocó una cambio en la carátula del hecho, que pasó de "lesiones graves" a "homicidio". En declaraciones al canal de noticias TN,  reconoció que anteriormente hubo "episodios parecidos" en la institución, "pero no de esta magnitud, al punto de ser hospitalizados e internados en terapia intensiva". 

Despedida.  Los restos del joven, que lamentablemente no pudo reponerse ante el cuadro de shock que le provocó hacer ejercicios físicos por largas horas a altas temperaturas y sin hidratación, serán sometidos a la autopsia y luego serán velados en la localidad de Portezuelo, departamento Facundo Quiroga. 



Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4271

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 5985-4606 | (5411) 5985-4603 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.