sábado 26 de mayo de 2018 | Suscribite
POLITICA / Causa AMIA
jueves 8 febrero, 2018

Carrió no se habla con Garavano y lo acusa de exceso de poder

La diputada cuestiona al ministro de Justicia por haber dejado caer la acusación por encubrimiento contra los ex fiscales de la causa de la mutual judía

La diputada Elisa Carrió mantiene un enfrentamiento con el ministro Germán Garavano. Foto: Cedoc

Aunque la diputada Elisa Carrió es aliada del Gobierno y fundadora de la Coalición Cambiemos, hace un año que no cruza palabra con el ministro de Justicia, Germán Garavano. La razón es el manejo que el funcionario lleva a cabo de la causa que investiga el encubrimiento del atentado a la AMIA y lo acusa de exceso de poder. 

El martes trascendió que la abogada de confianza de Carrió,  Mariana Stilman, presentó su renuncia a la Unidad AMIA. En un comunicado, la Coalición Cívica ARI sostuvo que la razón de esa decisión fue el accionar de Garavano: “La dimisión de Stilman se produjo luego de la sorpresiva intervención del Ministro en el trabajo de la querella del Estado en la causa de encubrimiento del atentado a la AMIA. No formamos parte ni del amiguismo, ni del nepotismo, ni de encubrimiento judicial alguno”.

De ese modo, Carrió cuestionó al ministro de Justicia por su decisión de haber dejado caer la acusación por encubrimiento del atentado a la AMIA contra los ex fiscales de la causa Eamon Müllen y José Barbaccia y apuntó a que se tomó esa determinación por los vínculos que los ex funcionarios del Ministerio Público tendrían con integrantes de la cartera que lidera.

En el texto se recordó que los enfrentamientos con Garavano arrancaron en 2017: “El año pasado, la abogada de confianza de Carrió debió renunciar a la representación de la querella debido a las reiteradas intromisiones en su trabajo por parte de otro abogado que respondía a órdenes del Ministro y sus asesores, quienes impedían que Stilman desarrollara de manera adecuada su labor como apoderada en el juicio. Pese a esto, a pedido de Carrió y el titular de la unidad AMIA, Mario Cimadevilla, Stilman continuó trabajando en la Unidad para colaborar con los nuevos apoderados designados en su reemplazo, en virtud del compromiso del ex senador radical de que no volvería a producirse otra intromisión en el trabajo de los letrados. Por su parte, es importante recordar que el Ministro había reconocido mediante una resolución que el único responsable de la querella era el titular de la Unidad”.

El escrito siguió: “Sin embargo, casi un año después, un día antes de que el nuevo apoderado se presentara en la audiencia para alegar, de acuerdo a las instrucciones dadas por el doctor Cimadevilla, conforme al requerimiento de elevación a juicio de la propia querella y en consonancia con la acusación que había realizado la Unidad AMIA en diciembre, el Ministro de Justicia dispuso que se revocara el poder del nuevo apoderado y que se presentara a alegar en el juicio el abogado Jose Console, integrante del Tribunal de Disciplina del Club Atlético Boca Juniors, quien había sido designado también para trabajar en la querella, pero no tenía poder para representar a la Unidad AMIA”.

En la audiencia que tuvo lugar el 1º de febrero, Console solicitó la absolución de Müllen y Barbaccia. A entender de la agrupación política, eximirlos de toda la responsabilidad por las irregularidades cometidas durante el trámite de la causa por el atentado a la AMIA “se ve agravado debido a los numerosos rumores acerca de los vínculos de amistad entre los ex fiscales y los integrantes del ministerio de Garavano”. 

“Por el contrario, el proyecto de acusación que había sido elevado a Cimadevilla y al propio ministro, y que iba a ser leído por el apoderado Ventos, fundaba la acusación de ambos ex fiscales en numerosas pruebas que los implicaban en casi todas las acusaciones”, consideraron. 

En diciembre los fiscales de la Unidad AMIA habían solicitado penas para Mullen y Barbaccia de 8 años de prisión. La misma Stilman denunció a través de Twitter que las conclusiones de Console no correspondían a las de la mayoría de la Unidad.

“Ni Elisa Carrió ni la CC ARI están dispuestos a manipular una acusación en una causa judicial y por ninguna razón avalan los condicionamientos y presiones que han recibido los letrados designados como representantes de la querella del Estado en la causa por encubrimiento del atentado de la AMIA”, sentenciaron. Ante lo cual, exigen que Garavano se justifique por su “intempestiva decisión”. 

“Elisa Carrió ya le había manifestado al Ministro, el año pasado, que si se afectaba la línea acusatoria, se estaría encubriendo.  Presentó, también, un escrito ante la Oficina Anticorrupción (OA) en la que relató lo sucedido el año pasado y advirtió que se reservaba la potestad de efectuar acciones ante eventuales excesos de poder”, indicaron. “Cabe aclarar que Elisa Carrió no habla con el ministro Garavano desde ese entonces”, concluyó el texto.



Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4276

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 5985-4606 | (5411) 5985-4603 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.