POLITICA

Bullrich cree que Schoklender "se guardó información y habrá querido negociar"

En 2012 pidió investigar a un supuesto testaferro de Boudou, que ahora fue denunciado por el ex apoderado de Madres. El rol de Hebe. 

Foto:Cedoc

Dos años después de que estallara el escándalo de los fondos de la Fundación Sueños Compart, Sergio Schoklender prendió el ventil y dio cifras y nombres propios.

El exapoderado de la Fundación de Madres de Plaza de Mayo acusó al vicepresidente Amado Boudou de desviar fondos de la Fundaci&oacu. Ante el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, el abogado, psicólogo y empresario habló sobre la causa del desvío de 765 millones de pesos destinados a la construcción de viviendas sociales, en la que está acusado junto con otros empresarios y funcionarios.

Según el ex hijo putativo de Hebe de Bonafini, el vicepresidente usó testaferros para cobrar 160 millones de pesos que debían haber percibido las Madres.

Allí mencionó a dos personas claves: Aybar Roberto Domínguez y Luis Debandi. Afirmó que al irse de la entidad, en 2012, restaban 160 millones por cobrar. Por aquel entonces la Fundación creó un fideicomiso merced a las gestiones de una persona cercana al vice, Aybar Roberto Domínguez, y cuyo administrador era Luis Debandi.

En el texto presentado al magistrado, Schoklender aseveró que Domínguez y Debandi "siguiendo instrucciones de Boudou, desviaron el dinero con la firma de Hebe de Bonafini&qu

Quien ya había denunciado todo esto fue Patricia Bull. La diputada nacional por el PRO habló con Perfil.com y ratificó que "lo había denunciado a Domínguez como testaferro en base a fuentes que habían trabajado allí y no soportaban tanta corrupción"

Bullrich presentó un escrito en la Oficina Anticorrupción el 10 de abril de 2012. Por eso, al enterarse de esta declaración de Schoclender, "no me sorprendí, pero da bronca porque son cosas que el ex mano derecha de Hebe de Bonafini se guardó y habrá tratado de negociar porque lo escondió bastante tiempo".

Sin embargo, la diputada aclaró que, según su teoría "no era Schoklender el encargado de dar estas órdenes, sino Hebe, que lo tenía de niño mimado. Ella decía a quien quien pagar las campañas y haí salían los afiches para Boudou, para (Abel) Fatala. Creo que Schoklender aprovechó ese vinculo político pero la orden la daba ella", finalizó.


Redacción de Perfil.com