POLITICA

Campagnoli denunció "persecución" e "interrogatorios" a su personal

El fiscal suspendido criticó el "seguimiento de la opinión" de sus colaboradores. "Tenían capturas de pantallas de sus Twitter", dijo. Audio.

Foto:Cedoc

El suspendido fiscal José María Campagnoli calificó este martes de "indignante" la decisión de tEstado totalitario&q.

Campagnoli había alertado ayer que existe esa situación estatal por la decisión de "desmantelar" la oficina del barrio porteño de Saavedra donde él trabajó y de "mandar" a colaboradores suyos a "una especie de sótano" donde se archivan causas.

"Esta persecución a la gente que me ayudó en el trabajo es algo indignante. No lo puedo concebir", expresó el fiscal en diálogo con radio Continental.

A la par, en radio Vorterix declaró: "Los empleados sintieron temor. Ellos se sintieron investigados. Ésta fue la secuencia: sentados frente a la fiscal, con un colaborador de la fiscal tomando nota en una laptop, y viendo que en la propia laptop hay capturas de pantalla de lo que escribieron en Twitter. Esto más bien parece una persecución, y un estudio de la opinión de la gente que trabaja en la fiscalía. Nunca vi una cosa igual. Un seguimiento de la opinión de empleados, de chicos jóvenes, de estudiantes de derecho, me parece una barbaridad".

La mudanza de la Secretaría de Investigaciones Penales (SIPE) que investigó a Báez desató una polémica entre su ex titular, Campagnoli, y la Procuración General de la Nación (PGN). "Están pretendiendo desmantelar una fiscalía que funcionaba bien y podía llevar al esclarecimiento un montón de casos", dijo Campagnoli tras la medida de la PGN.

Al ser consultado esta mañana si creía que este traslado de sus colaboradores en la Fiscalía era por venganza a la investigación que se hizo a Báez, el funcionario judicial suspendido respondió: "Lo pongo en un eslabón más en esta persecución".

El 12 de diciembre pasado, el Tribunal de Enjuiciamiento del Ministerio Público suspendió a Campagnoli, luego de que la procuradora general Alejandra Gils Carbó lo acusara de modificar el objeto procesal de una causa que salpicaba a Báez. En ese momento también investigaba a la barra brava de River y tenía escuchas donde aparecía involucrado Diego Rodríguez, hermano de la ministra de Seguridad, María Cecilia Rodríguez.

"Tengo la expectativa de que en algún momento la verdad va a salir a la luz. Yo voy a dar todas las batallas que estoy dando. Estoy esperando ansioso que se forme el Jury porque a mí me están desmantelando una oficina que funcionaba bien. El Jury todavía no tiene fecha", concluyó el fiscal.

AUDIO:


Redacción de Perfil.com