POLITICA ELECCIONES 2015

Debate: el director de la TV Pública defendió la ausencia del canal

Bonavetti aseguró que se acoplaban "sólo si estaban los seis candidatos". La crítica a Novaresio como "El Señor Debate" y a los otros moderadores "corporativos".

Foto:Télam

En el marco del primer debate presidencial de la historia argentina, una de las aristas de análisis fue la no transmisión por la TV Púb de un evento de tamaña envergadura para la opinión pública, en tiempos de elecciones. Su director ejecutivo Martín Bonavetti defendió la decisión del canal de no transmitir la propuesta de Argentina De.

“Yo dije: ‘Si están los seis candidatos, la TV Pública va a estar’. Si no están los seis candidatos, es como comprar un par de zapatos del mismo pie”, argumentó Bonavetti.

“Si estamos es porque estamos, si no estamos es porque no estamos”, declaró, no sin antes añadir que el debate “fue un buen intento”.

"Yo había sido muy claro, si estamos es con los seis candidatos", remarcó. "Pero mientras esto no esté regulado por una ley, las especulaciones pueden estar con las ausencias o con las presencias. Con esto no quiero calificar lo que hizo Sc", dijo.

En diálogo con Por si las moscas por La Once Diez, sostuvo que “el periodista que estaba a la altura de ese debate, por lo que el debate debía representar y no en términos estrictamente políticos, era Adrián Paenza, y en la elección que se hizo pusieron periodistas corporativos”. “Novar se transformó en el ‘Señor Debate’, como con cierta sobreactuación del lugar que había ocupado”, manifestó.

Scioli rechaza el "segundo debate" que pide la oposici&oacu

Asimismo, agregó que “hay otras instancias” para discutir y en las que “no necesariamente tiene que aparecer el candidato a Presidente”. “El formato no me pareció atractivo”, dijo respecto del evento.

Aunque aclaró: “En términos institucionales sí me resulta atractivo”. “Debiera ser una instancia regulada, marcada por alguna ley que a todos les permita desprenderse de la especulación que significa presentarse ahí”, alegó.


Redacción de Perfil.com