lunes 25 de junio de 2018 | Suscribite
POLITICA / TRAS PARADISE PAPERS
viernes 5 enero, 2018

El ministro Caputo ya tiene dos frentes judiciales para 2018 por fondos offshore

En los tribunales federales, dos expedientes aún mantienen el bajo perfil pero deberán profundizar la investigación sobre los nexos del funcionario con fondos de inversión en Islas Caimán.

por Emilia Delfino y Sandra Crucianelli

Investigación sobre los negocios financieros que manejó Caputo en paraísos fiscales y jurisdicciones secretas, antes de ser el ministro de Mauricio Macri y que este año lo tendrán en la mira judicial. Foto: Cedoc

Serán los frentes judiciales para el ministro de Finanzas, Luis Caputo, en 2018. En dos expedientes que se instruyen con el más bajo perfil desde fines de 2017, está en la mira su relación con una empresa que opera en jurisdicciones secretas y maneja inversiones de argentinos en el anonimato. El caso salió a luz tras las revelaciones del equipo argentino de Paradise Papers, que integra Perfil junto a La Nación, América y Solo Local. En esta nueva entrega, se publican y analizan los documentos clave en la investigación sobre los negocios financieros que manejó Caputo en paraísos fiscales y jurisdicciones secretas, antes de ser el ministro de Mauricio Macri y que este año lo tendrán en la mira judicial. 

En noviembre, la filtración de documentos obtenidos por el diario alemán Süddeutsche Zeitung y compartidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) reveló que Caputo manejó al menos dos fondos de inversión inscriptos en Islas Caimán, uno de los paraísos fiscales más secretos del mundo, y que nunca lo había informado en sus declaraciones juradas públicas. Se trata de los fondos Alto Global Fund y Argentina Fund. Además, fue el administrador de Noctua Partners LLC, una gerenciadora de fondos de inversión de Miami con ramificaciones en Delaware, otra jurisdicción donde imperan el secreto y los beneficios fiscales.

Los documentos que se publican en este artículo incluyen un extracto de la base interna del estudio jurídico Appleby que dio origen al caso en Paradise Papers. También se publican un formulario y un brochure presentados por Noctua ante la Security and Exchange Commision (SEC), de los Estados Unidos. 

Los fondos radicados en Caimán invirtieron dinero de argentinos, pero sus nombres están garantizados por el secreto bursátil. Otra de las razones por las que sabemos muy poco sobre los fondos de inversión es que fueron inscriptos en Caimán. Además, son gerenciados por sociedades radicadas en otras dos jurisdicciones que garantizan distintos grados de secreto: Delaware y Florida, en los Estados Unidos. 

El fiscal federal Carlos Rívolo quedó a cargo de una de las investigaciones judiciales por el caso, luego de que el juez Julián Ercolini decidiera delegar la causa en su fiscalía. Un grupo de diputados del FPV-PJ, encabezados por Rodolfo Tailhade, presentó dos denuncias: pidió que se investigue si Caputo cometió los delitos de omisión maliciosa en su declaración jurada -ya que no declaró su vínculo con Noctua ni con los fondos entre sus antecedentes laborales - o incluso negociaciones incompatibles con su función -fue Caputo quien negoció con los fondos de inversión conocidos como buitres-. El ministro también fue denunciado por los presuntos delitos de tráfico de influencias, uso de información privilegiada, incumplimiento de los deberes de funcionario público y supuesto lavado de activos. Además, los diputados solicitaron que se investigue la compra de bonos de deuda argentina por 100 años que realizó Noctua por US$ 5 millones, como reveló El Cronista.

Este último hecho se cruza con una segunda causa judicial, en la que Caputo había sido denunciado por la emisión de esos bonos a 100 años. Ahora, el factor Paradise Papers también se metió de lleno en ese expediente a cargo del juez federal Ariel Lijo. El magistrado recibió un pedido de medidas del fiscal Juan Pedro Zoni: solicitar a la Oficina Nacional de Crédito Público que informe si Noctua y sus asociadas en paraísos fiscales, así como los fondos Alto Global Fund y Argentina Fund adquirieron deuda pública desde diciembre de 2015, cuando Caputo, su hasta entonces manager, asumió como secretario de Finanzas de Alfonso Prat-Gay. El pedido judicial también incluye a una serie de fondos de inversión de Caimán que Noctua habría inscripto en la Argentina a principios de 2016 y a la administradora local: Lacrosse Global Fund Services. 

En ambas causas es central determinar la relación de Caputo con Noctua y los fondos en Caimán, algo que el propio funcionario ya admitió en entrevistas a medios de los Estados Unidos, como Blumberg. Entonces, Caputo ni soñaba con ser funcionario público. En la causa de Lijo se pidieron los legajos sociedatarios de Axis Sociedad Gerente de Fondos de Inversión SA, la empresa de Caputo en Argentina, a la que renunció tras asumir como funcionario. Axis también es central en la relación entre el ministro y los fondos de Caimán.

Un documento clave, además, es publicado por primera vez en este artículo. Es un extracto de un documento Excel de 500 página que consta en la base interna del estudio jurídico Appleby, principal blanco de la filtración Paradise Papers. Allí, consta que Caputo era manager -administrador, gerenciador- de Alto Global Fund. 

Otro elemento solicitado por el juez Lijo es un documento en poder de la Oficina Anticorrupción, que depende del Poder Ejecutivo. Tras la investigación de Paradise Papers, el organismo a cargo de Laura Alonso solicitó al ministro de Justicia, Germán Garavano, el anexo reservado de la declaración jurada de bienes de Caputo. La pregunta sigue siendo la misma: ¿Por qué ocultó al Estado su actividad en estos fondos? ¿Quiénes eran sus clientes? 

Los fondos. Todo comenzó con una fila de datos, que se repetía en tres documentos Excel creados por miembros del estudio jurídico Appleby. “Mercados Emergentes” y “Hedge Funds” (fondos de cobertura y alto riesgo) son dos de esas planillas, de octubre de 2010. En otra planilla de noviembre del 2011, el fondo está incluido entre un listado de los “Más Prolíferos Hedge Funds”. En todas esas listas figura Alto Global Fund. Su “manager”: Luis Caputo. “Contactos para los inversionistas: Alex Aberg Cobo y Rodrigo Godoy”. “Administrador del fondo: LaCrosse”. “Auditor: Rothstein Kass”. “Consejero Legal: Ogier Fiduciary Services (Cayman) Limited”.

Alto Global Fund se inscribió en Islas Caimán el 3 de julio de 2009, según las planillas de Appleby de octubre de 2010. Cuando el equipo argentino de Paradise Papers consultó a Caputo, el funcionario minimizó el rol de Alto Global Fund. “Era un fondo de inversión para ‘friends and family’ (familia y amigos). Muy chiquito, para tener un vehículo institucional más redituable que si va un particular a una banca, donde la tasa es menos atractiva", dijo. Admitió haber sido manager del fondo entre 2009 y hasta que asumió en la gestión pública, en diciembre de 2015. Para poder invertir en este fondo, sus subscriptores debían aportar un mínimo de un millón de dólares. Las inversiones se canalizaban en bonos. 

Caputo manejó un segundo fondo de inversión en Islas Caimán: Argentina Fund. Fue entre 2014 y 2015, justo antes de que ingresara en la administración pública. Se dedicaba a inversiones en bonos de deuda argentinos. Así surge de sus declaraciones a distintos medios especializados entre 2014 y 2015, cuando el ahora funcionario se dedicaba al negocio financiero. Cuando asumió, Mauricio Macri le encomendó negociar con los buitres y logró cerrar un acuerdo. 

El 22 abril de 2014, Caputo declaró en una nota con el sitio de noticias Bloomberg que había recaudado “US$ 30 millones en la primera semana de operaciones del fondo argentino de Noctua Partners LLC”. 

Al comprar y vender bonos que cotizan ante la bolsa de los Estados Unidos, la gerenciadora de los fondos en Caimán, Noctua, debe informar qué tipo de fondos de inversión maneja ante la Security and Exchange Commision (SEC), el organismo que controla las inversiones en la bolsa. 

¿Qué dicen los documentos presentados por Noctua? En 2016, el CEO de la compañía, Martín Guyot, informó sobre los fondos de Caimán y contó cómo se conformaba su estructura de negocios. Hasta ahora, este formulario es el único documento oficial de Noctua que se dio a conocer. 

La firma oficial, Noctua Partners LLC, fue registrada el 31 de marzo del 2009 en Miami. El mismo día se creó en Delaware la afiliada Noctua Asset Management, que actuó como “gerente de inversiones” de los fondos en Caimán, según un brochure de la propia compañía. El 6 de mayo del 2009, Guyot creó otra empresa: Noctua International WMG, registrada en Delaware. El empresario argentino figuraba como su CEO y Caputo como su “jefe de Inversiones”. 

Ante las consultas del equipo argentino de Paradise Papers, Caputo minimizó el alcance del principal fondo de inversión de Noctua: Alto Global Fund, dijo que se trataba de un vehículo de inversión para “friends and family”. Sin embargo, el formulario presentado por Noctua ante la SEC cuenta otra versión. La empresa incluso adjuntó un brochure para clientes angloparlantes. “Noctua proporciona administración de activos, investigación y otros consejos financieros para individuos y corporaciones. Ofrecemos servicios discrecionales y servicios de gestión de inversiones no discrecionales. También diseño, estructura e implementación de estrategias de inversión”, asegura la carta de presentación de la empresa. Y agrega: “Los servicios se ofrecen a personas de alto patrimonio neto, inversores individuales e institucionales sofisticados, incluidos fideicomisos, patrimonios u organizaciones benéficas”, dice el brochure de Noctua que se muestra en este artículo. 

Caputo se autodefinió como un mero “administrador” de Noctua y de Alto Global Fund, y negó haber sido “member” o socio de esas firmas. Dijo que cobró honorarios y los declaró ante la AFIP como ingresos de cuarta categoría. “Yo percibía honorarios de Noctua que se pagaban a una sociedad mía en la Argentina llamada LC (Luis Caputo). Todo lo que cobré lo traje a la Argentina al tipo de cambio oficial, lo declaré ante la AFIP y tributé (impuesto a las) ganancias”, señaló.

Ninguno de los fondos de inversión figura en la declaración jurada que el ministro presentó en la Oficina Anticorrupción cuando ingresó a la administración pública. De haber tenido alguna participación en la sociedad de Noctua, Caputo debería haberla informado en su patrimonio 2015. “No tuve ninguna injerencia accionaria hasta donde yo sé. Tampoco es importante porque es una sociedad que no vale nada en sí, es un fondo, y vale en la medida de la cartera que maneja”, dijo el ministro. Pero tampoco informó su rol como manager en sus antecedentes laborales. 

Los documentos ante la SEC comprueban otros vínculos entre Caputo y estos fondos de inversión. Noctua tiene como broker (operador financiero) y afiliada a Axis Sociedad Gerente De Fondos De Inversión SA, la inversora creada por Caputo y otros cuatro socios en la Argentina en 2012, y a la que también renunció el 4 de diciembre del 2015 para asumir como secretario de Finanzas. 

Consultado por la relación de ambos fondos, explicó: “Nos derivábamos clientes. Yo cuando tenía un inversor se los mandaba. Les hacía de ‘nombre’ porque tenía un nombre hecho en el mercado”. “No hay ningún conflicto de interés, hoy no tengo nada que ver ni con Axis ni con Noctua. Es más, hoy desfavorezco a mis ex socios, en lugar de favorecerlos", insistió. Ante la SEC, la relación entre Noctua y Axis es definida como “common control” o entidades bajo un control común. Es decir que quien maneja Axis también está en Noctua. 

Según el formulario ante la SEC, Caputo dejó una amplia cartera de inversiones en Noctua antes de partir. En 2016, Noctua dijo haber asesorado a entre 11 y 25 cliente. Pero no por eso les fue mal: ese año llegó a manejar activos por más de US$ 356,7 millones en 104 cuentas. El 26 % de los clientes de Noctua invirtieron en Alto Global Fund.

¿A quiénes les manejó Caputo sus inversiones? Es secreto. Noctua informó a SEC algunos datos sobre sus clientes. Por ejemplo, dijo que entre el 51 y 75 % eran en 2016 “inversores privados de elevado patrimonio” (high net worth individuals). Entre el 11 y el 25 % eran “instrumentos de inversión colectiva” (pooled investment vehicules). Los clientes restantes eran “corporaciones y otros negocios” y “fideicomisos” (trusts), ambos repartidos en porcentajes menores al 10 %. 

¿Dónde están los documentos sobre los clientes de Noctua? Según la empresa, esa información es confidencial. Sus libros contables están en los servidores de SS&C Technologies INC, en Minessota. 

Argentina Fund. El fondo argentino creado en Caimán por Noctua en 2014 y manejado por Caputo exigía una inversión mínima de US$ 500.000 en bonos de la deuda defaulteada argentina. El 22 abril de 2014, Caputo declaró en una nota con el sitio de noticias Bloomberg que había recaudado “US$ 30 millones en la primera semana de operaciones del fondo argentino de Noctua Partners LLC”. También dijo que planeaba “alcanzar el objetivo de US$ 300 millones de recaudación”. Sin embargo, en marzo de 2017, Argentina Fund informó a la SEC activos por casi US$ 87 millones. Los beneficiarios finales, es decir, los verdaderos dueños del capital invertido por este fondo, son apenas 20. Ninguno es estadounidense y el 1 % -unos US$ 870.000- son inversiones de los miembros de Noctua. 

 

¿De quién es Noctua? 

Guyot informó que desde junio de 2012 más del 75 % de las acciones de Noctua están a nombre de Affinis Partners II, LLC, una sociedad de Islas Caimán. Según Guyot, él es el dueño de esa compañía. Claro que, al tratarse de una jurisdicción secreta, no hay forma de corroborar hasta ahora que sólo él es dueño indirecto de Noctua a través de esta compañía. 

El resto de las acciones de Noctua están repartidas en tres personas que no superar el 5 % de la propiedad cada una. Se trata de Guyot, Paivi Teresia Vetelainen (jefa de Compliance de la sociedad) y Fernando Iribarne, de Axis, socio de Caputo en esa empresa financiera de Buenos Aires hasta diciembre de 2015. 

Además de Alto Global Fund, Argentina Master Fund y Argentina Fund, la compañía gerencia otros fondos de inversión como EM Credit Opportunities Master Fund LP, también en Caimán. 

Los fondos operan con el Deutsche Bank -donde Caputo pasó gran parte de su carrera-, JP Morgan y Goldman Sach. La auditora externa es KPMG, con sede en Roseland, New Jersey. 

Al menos en 2016, tras la desvinculación de Caputo, los fondos en Caimán tuvieron a otros argentinos como asesores financieros. Fernando Bearzi, dueño de la compañía Bearzi & Asociados, fue uno de ellos. En agosto asumió como director de Nación Bursatil SA, una compañía del Banco Nación. Otra asesora en Buenos Aires es Ingrid Biedermann, ex Deutsche Bank, como Caputo. Noctua también tenía otros “asesores” en el Uruguay, como HCS Advisors, ubicado en la Zona Franca. 

*El equipo argentino de Paradise Papers fue integrado por Hugo Alconada Mon, Maia Jastreblansky, Iván Ruiz y Ricardo Brom por el diario La Nación; Mariel Fitz Patrick (América), Emilia Delfino (Perfil) y Sandra Crucianelli (para Perfil).


Comentarios

Lo más visto

 

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4306

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 5985-4606 | (5411) 5985-4603 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.