POLITICA

Luis Alberto Romero, el profesor de Forster: "Se ha vuelto más autoritario"

El historiador habló de su ex alumno y dijo que "este Gobierno no puede coordinar estratégicamente nada".

Foto:Cedoc

"Una persona muy inteligente y formada" que "se ha vuelto más autoritario". Así definió el historiador Luis Alberto Romero a su ex alumno Ricardo Forster, desig hoy como secretario de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional.

"Yo tuve el gusto de tener a Forster de alumno. Es una persona muy inteligente y formada. Después cambió un poco", reiteró el investigador del CONICET.

Para Romero, "lo más notable es la secretaría que se le ha creado. Primero, por lo de 'estratégico', una palabra que hubiera usado (Juan) Perón, porque este Gobierno no puede coordinar estratégicamente nada".

"Y luego, está el viejo caballito del pensamiento nacional, como si hubiera un pensamiento nacional y otro no nacional. Las cosas se ponen serias cuando se promueve un único pensamiento nacional, porque esto nos da idea de cómo le funciona la cabeza al Gobierno y eso es el autoritarismo: la unidad intelectual", completó en diálogo con Radio El Mundo. 

El intelectual consideró que "siendo Horacio González (director de la Biblioteca Nacional) y Forster tan afines, se vé una nueva manera de interpretar la militancia kirchnerista". Y sostuvo que en materia ideológica, el Gobierno "ha tomado la tradición nacionalista, peronista y tomó esa línea y nos la mostró con la creación del Instituto Manuel Dorrego", al que calificó como "un conjunto de ñoquis".

"No es imaginable que se pueda promover el revisionismo histórico desde una oficina del Gobierno", planteó sobre el cargo creado por la flamante ministra de Cultura, Teresa Pa.

Romero señaló que Forster representa "la última vertiente del kirchnerismo" y que "ésa es La Cámpora, que está intentando pasar a sus miembros a planta permanente". Al respecto, precisó que "suena difícil que Scioli y Massa acuerden con La Cámpora, ya que hay gente honorable en ese movimiento, pero tienen que romper con el mucho lastre que llevan".

El historiador aventuró que en 2015 "va a haber una propuesta de continuidad moderada que puede ser Scioli o Massa, una propuesta que emprolije las cosas y le dé un aire menos grosero". Y opinó que "debería haber otra propuesta donde confluyan todos los que crean que en los próximos 10 años haya que ordenar el país", para "hacer durante un buen tiempo cosas que tengan que ver con la macroeconomía, las instituciones y la sociedad. Hay que ver cómo hacer para que todas estas líneas concurran juntas", concluyó.


Redacción de Perfil.com