POLITICA SALTA

Tragedia de gendarmes | Según la querella, el chofer "no podía manejar"

El hombre fue obligado a conducir el micro pese a encontrarse bajo tratamiento psicológico, según denunció el abogado de la querella.

Foto:Télam

La presentación ante la Fiscalía Federal santiagueña por la querella que actúa en nombre de gran parte de familiares de los gendarmes que perdieron la vida esta se al desbarrancar el micro en el que viajaban en la ruta 34 cerca de Rosario de la Frontera arrojó luz sobre la investigación y lo sucedido en Salta.

El fiscal penal de Rosario de la Frontera, Oscar López Ibarra, se declaró incompetente en la causa –que, por tener como víctimas mortales a una fuerza nacional, debe pasar a la justicia federal—, ya que no se estableció si era de competencia salteña o santiagueña.

El abogado del estudio jurídico ‘Abogados de Gendarmes’, Mauricio Arraigada, informó que el conductor del micro no se encontraba en condiciones de manejar: "El chofer estaba bajo tratamiento psicológico, digamos que tenía una cuestión médica a resolver, y pese a tener este conocimiento el Jefe del Destacamento Móvil 5 le ordena que maneje desde Santiago del Estero a Jujuy”, sostuvo.

Hablamos de una persona que conforme a parámetros de razonabilidad no puede manejarse en vehículo", detalló el letrado, según el diario La Nación.

Arraigada amplió: “Se niega a hacerlo (manejar) y deja constancia en el libro de guardia del Destacamento Móvil 5, donde dice que los neumáticos no están en condiciones y por ello no quería incurrir en mayores responsabilidades”. En ese sentido, precisó que "una semana y media antes del viaje ese colectivo había reventado un neumático".

Además, en su denuncia fundamentó que "las cubiertas de las ruedas estaban recapadas y no sabemos si con un procedimiento que se hizo en forma homologada o casera, a pesar de que hay partidas en el Ministerio de Seguridad para hacer el recambio de neumáticos conforme al kilometraje".

Ayer el abogado adelantó parte del contenido de su denuncia en la que especifica que "el vehículo no contaba con habilitación para el transporte de pasajeros ni con inspección técnica vehicular según la ley de tránsito de la provincia de Santiago del Estero ni la ley nacional de tránsito. Si hubiera contado tendría que estar plasmado en el colectivo, es decir, el vehículo no tenía la oblea".

Arraigada considera que el Jefe del Destacamento Móvil 5 de Gendarmería incurrió en los delitos de "estrago por dolo eventual" y "defraudación al Estado nacional" y amplia la responsabilidad a varios miembros de la fuerza nacional tales como el segundo jefe de esa dependencia, el jefe de Logística de la unidad, el jefe de la Sección que viajó en el micro accidentado, el director nacional de Gendarmería, el subdirector nacional, el director general de Personal y el director de Logística.


Redacción de Perfil.com