Neblina
Temperatura:
12º
Ciudad:
Buenos Aires
miércoles 18 de julio de 2018 | Suscribite
SOCIEDAD / PLANES SECRETOS
lunes 2 julio, 2018

El gobierno británico ya está listo para afrontar la muerte de la reina Isabel II

Ministros de Theresa May "ensayaron" los planes a seguir tras el deceso de la monarca. Tras 65 años de reinado, la semana pasada estuvo resfriada.

por Darío Silva

El funeral de la madre de la reina, en 2002. Foto: Cedoc

Ministros del gobierno británico, presidido por la conservadora Theresa May, hicieron por primera vez "ensayos" oficiales de los pasos a seguir los días posteriores a la muerte de la reina Isabel II, quien tiene 92 años. Aunque la monarca, que lleva 65 años en el trono, goza de buena salud y no está previsto que fallezca pronto, el gobierno de Gran Bretaña no desea dejar ningún detalle librado al azar, como suele suceder con todo lo que se toman en serio.

El ejercicio secreto realizado en Whitehall el jueves pasado, revelado por el prestigioso diario londinense "The Times", estableció minuto a minuto lo que el gobierno deberá hacer los 10 días de luto nacional que seguirán al fallecimiento de la monarca. La extensa reunión fue dirigida por David Lidington, diputado de May, y también incluyó al secretario del Interior, Sajid Javid; Andrea Leadsom, el líder de la Cámara de los Comunes; y el secretario de Estado por Escocia, David Mundell.

El ejercicio fue bautizado "Castle Dove", se centró en el "Día D+1", es decir, el día después de la muerte de la reina Isabel, y en él los ministros decidieron cuándo el primer ministro haría declaraciones públicas. "El ejercicio no fue provocado por preocupaciones específicas sobre la salud de la reina, pero llegó en una semana que la monarca de 92 años no asistió a un servicio religioso en la Catedral de San Pablo porque estaba indispuesta", escribió el Times.

En junio, la reina celebró su cumpleaños 92 con hijos, nietos y bisnietos.

"Esta es la primera vez que diferentes ministros se reúnen" por este asunto, dijo una fuente del gobierno británico al mencionado periódico. Un ministro del gabinete agregó: "Las cosas claramente se han intensificado debido al proceso de envejecimiento" de la monarca. Aunque los funcionarios públicos están "constantemente" actualizando el plan sobre la muerte de la soberana, un funcionario gubernamental admitió que la escala del ejercicio "no tenía precedentes".

El ensayo se celebró en la sala de la Oficina del Gabinete donde se reúne el comité de emergencia, pero los asesores y secretarios de ministros fueron vetados para evitar filtraciones a la prensa. Los ministros también estudiaron los planes para que 600 miembros del Consejo Privado (Privy Counsil) se reúnan en el Palacio de Buckingham para sellar la adhesión del nuevo rey, el actual príncipe de Gales, Carlos, de 69 años. Ante ellos, Carlos deberá anunciar la muerte de su madre y pronunciar su juramento, explicó The Daily Mail.

La Casa Real británica contempla un programa casi confidencial llamado "London Bridge", cuyos documentos detallan los pasos a seguir desde el instante en que la reina Isabel II fallezca. Documentos similares, también clasificados bajo el nombre de "Forth Bridge", dictan los pasos protocolares en el caso de muerte del esposo de la reina, el príncipe Felipe, quien cumplió 97 años el pasado 10 de junio.

El anterior rey, Jorge VI, murió en 1952. Foto: Time

Dichos documentos estipulan dónde se realizarán las ceremonias religiosas, quiénes estarán invitados, cuántos días de duelo conservarán la casa real, el gobierno y las instituciones oficiales, cuántos días serán expuestos los féretros de los fallecidos al público, cuántos soldados de las Fuerzas Armadas participarán del cortejo fúnebre, entre otras cosas.

El programa posterior a la muerte de la reina Isabel II se pondrá en marcha por orden del primer ministro, quien será la primera persona del gobierno en conocer la noticia del fallecimiento, cuando el Palacio de Buckingham le remita un telegrama con las palabras "LONDON BRIDGE".

Según los informes, un lacayo del Palacio de Buckingham fijará un anuncio breve en las puertas de la residencia mientras se emite un aviso oficial a los medios de comunicación y las agencias de noticias del mundo. También las estaciones de radio y TV están preparadas para dar la noticia con una lista de reproducción de música solemne para las horas posteriores.

En el caso de Isabel II, su ataúd sería expuesto durante cuatro días en Westminster Hall, un enorme salón anexo al Parlamento, en Lodres, se realizará un funeral de Estado en la Abadía de Westminster, habrá un cortejo fúnebre de 1.000 soldados, un desfile de aviones de la R.A.F. que surcará los cielos de Londres, y un entierro en la histórica Capilla de St. George, en el Castillo de Windsor, entre otras pompas.

funeral reina isabel inglaterra 20180702
A sus 92 años, la reina parece tener una salud "de hierro".

UNA MUERTE TRAUMÁTICA

Durante al menos 12 días – entre su muerte y su sepultura- Gran Bretaña quedará detenida en el tiempo, un período luctuoso que significará la pérdida de miles de millones de libras. Los mercados de valores, empresas, fábricas, escuelas, universidades, estadios, competencias deportivas y bancos cancelarán sus actividades por un período indefinido y tanto el funeral como la posterior coronación de su sucesor, que serán eventos oficiales, podrían tener un costo económico estimado entre US$.500 y 8.000 millones.

Sin embargo, para comprender la perturbación financiera que reinará en Gran Bretaña al morir Isabel II es necesario describir la magnitud del suceso. Será un evento diferente -casi inédito- en el Reino Unido y tal vez algo nunca antes visto. Además, muchas cosas cambiarán en el Reino Unido desde ese día, empezando por las monedas, estampillas, las insignias de los cascos de los policías y hasta la letra del Himno Nacional “Dios Salve a la Reina”. Los ciudadanos británicos incluso deberán actualizar su pasaporte, ya que este es emitido “en nombre de Su Majestad la Reina Isabel II”.

La muerte de la reina Victoria (1901) paralizó al Imperio. Foto: "La Ilustración Europea y Americana"

La muerte de la princesa Diana, en 1997, y de la reina madre, cinco años después, generaron grandes demostraciones de duelo y emoción popular, catalogadas como históricas, pero la reina Isabel II, debido a la longevidad de su reinado, estará en un nuevo nivel, muy por encima de los eventos, por lo que los expertos consideran que será una muerte históricamente "traumática" para Gran Bretaña.

Los especialistas aseguran que podría ocurrir lo mismo que en 1901, al morir la reina Victoria tras 64 años de reinado. Entonces, el Imperio Británico quedó paralizado, los edificios se llenaron de crespones negros y hasta las prostitutas del West End de Londres vistieron de luto en las calles durante meses. Sucedió, como ahora, que la gran mayoría de los británicos, tras un reinado tan extenso, simplemente nunca ha contemplado la idea de vivir sin la reina.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4329

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 5985-4606 | (5411) 5985-4603 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.