Parcialmente nublado
Temperatura:
11º
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 20 de agosto de 2018 | Suscribite
SOCIEDAD / a cinco años del hecho
viernes 25 mayo, 2018

En octubre empieza el juicio oral contra las maestras de Tribilín

En 2013, un grupo de padres grabó y denunció los maltratos a los que sometían a sus hijos en el jardín maternal de San Isidro.

por Clara Fernández Escudero

Caso. En los audios se escuchan los gritos y golpes de las docentes y el llanto de los chicos. Foto: Silvestro

Aunque no es el único, el caso del maltrato al que un grupo de maestras del jardín de infantes Tribilín, en San Isidro, sometía a nenes de dos años –y que se destapó gracias a que uno de los padres puso un iPod para grabar en la mochila de su hija– se convirtió en el más resonante. Y tras más de cinco años sin avances en la causa, esta semana, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) Nº 4 de esa localidad fijó finalmente fecha para el juicio oral al que se someterá a las maestras, auxiliares y titulares del ex jardín que están acusadas: tendrá lugar entre el 9 y el 18 de octubre.

Según la notificación firmada por Hernán San Martín y Paola García Ferrer, presidente y secretaria del TOC Nº 4 respectivamente –a la que accedió PERFIL–, la causa está caratulada como “Abandono de personas, lesiones y amenazas”, e involucra a cinco de las siete integrantes del staff de Tribilín: Mariana Buchniv, Yanina Gogonza, Noemí Elizabeth Núñez, Noelia Soledad Gallardo y Vanina Gisela Diap.

Valeria García es la mamá de Facundo, uno de los nenes que asistían a sala de dos en 2013 y que hoy ya tiene siete años. García y su esposo son parte de las diez familias querellantes y –a pesar de las idas y vueltas de la causa– nunca bajaron los brazos. “En enero, cuando la causa cumplió cinco años, y en diciembre había prescripto el delito de lesiones leves, nos desesperanzamos un poco. Pero como el delito que tiene mayor cantidad de años de pena es el de abandono de persona agravado, y ese no prescribe, seguimos adelante”, relata. “De todas maneras, con el juicio oral ya establecido, ambos se pueden juzgar”, aclara. La causa estuvo frenada porque los abogados de la defensa “interponían recursos de queja, pero Casación volvió a fallar a nuestro favor en abril y ahora, con la noticia de la fecha fijada, estamos expectantes”, agrega García.

Un caso de terror. La pesadilla de los padres empezó cuando una de las familias veía “poco estimulada” a su hija, y quería cambiarla a otro maternal. En la nueva escuela, la maestra preguntó de qué jardín venían, y al escuchar el nombre de ese jardín la docente denunció que ella había trabajado allí y que en ese lugar se maltrataba a los chicos. Entonces, decidió enviar a su hija con un iPod en la mochila. El resultado fueron cuatro horas y media de grabación en las que se oyen gritos de una de las maestras, llantos de los niños y hasta golpes. “Callate Catalina, callate, guay que vayas a decir cualquier huevada a tu casa” y “¡No me hagas enojar porque vas a terminar mal, abrí la boca!”, se escuchaba.

La historia de Facundo, el hijo de García, es igual de dramática: “Fue desde los tres meses. A los cinco años, tres años después de los hechos, nos dijo cuando pasábamos por la puerta: ‘Yo a ese jardín no quiero ir porque me metieron la cabeza en la pileta’. Fue la primera vez que pudo articular lo que había vivido. Durante mucho tiempo tuvo pesadillas de noche. Ahora él está muy bien, pero nosotros esperamos que se haga justicia”, concluye la mamá.

 

Otros casos recientes

En las últimas semanas se repitieron denuncias sobre maltrato en jardines maternales, en la provincia de Santa Fe y en Avellaneda.

En esta última, madres de nenes de un año del jardin Jesús Niño, presentaron una grabación de cinco horas, donde se escuchan los gritos de las tres docentes denunciadas, que fueron separadas de sus cargos, a sus hijos. “Dormite porque se te pudre”, “Bancátela, son tus compañeros, si no lo hubieras pensado antes”, son algunas de las agresivas frases que se escuchan.

En Santa Fe, tal como en Tribilín, ante los cambios de conducta de su hijo de un año y ocho meses, una pareja envió a su bebé con un celular escondido y registró y denunció los maltratos de las maestras del jardín Creciendo Kids, de Sunchales.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4362

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.