Intervalos de lluvias ligeras con tomenta en la región
Temperatura:
29º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 22 de septiembre de 2018 | Suscribite
UNIVERSIDADES / pensar en el futuro
domingo 18 marzo, 2018

Informáticos, un desafío creciente

Hoy, las múltiples posibilidades de un ingeniero en sistemas van más allá de brindar soporte técnico a una empresa. El reto está en capacitarlos para un mundo atravesado por la tecnología y los negocios.

Gaston Addati

Formación. Un egresado debe manejar conocimientos de ciencias básicas y programación, pero también debe poder realizar un plan de negocios para un proyecto propio. Foto: shutterstock

Repetimos hasta el cansancio que la Argentina necesita informáticos. Se escucha menos qué tipo de informáticos requiere el país para la competitividad global a la que nos enfrentamos. Gran desafío tienen las casas de estudio y los profesionales en formación o actualización ¿Por qué? Porque el presente les reclama no solo estar formados técnicamente sino, fundamentalmente, ser ágiles para comprender y aportar soluciones que hagan crecer los negocios o causas para las que trabajan. Sin esa brújula, sumar cantidad de informáticos, no tiene buen rumbo.

Uno de los grandes desafíos con los que nos enfrentamos los ingenieros en informática en la actualidad es tener una fuerte capacidad y conocimientos para poder gestionar la tecnología. La variedad y la cantidad de tecnologías informáticas nos atraviesan cotidianamente como sociedad, e incluso las organizaciones no están ajenas a esto. La velocidad de los cambios tecnológicos es muy alta y tanto las personas como las organizaciones deben estar a la vanguardia de dichos cambios y acontecimientos para poder seguir sobreviviendo pero, sobre todo, para seguir generando valor a sus clientes. Nos encontramos viviendo la llamada cuarta revolución industrial o era digital, y en este contexto resulta de suma importancia, para los actuales estudiantes y futuros ingenieros, conocer y aprender a gestionar las diferentes tecnologías de la información y comunicaciones (TIC’s) para cumplir satisfactoriamente los objetivos propuestos, ya sea dentro de una institución o de forma independiente (como emprendedores tecnológicos).

Conocer el contexto. En primer lugar, haré referencia a aquellos ingenieros que deberán gestionar TIC’s dentro de las organizaciones.

Como sabemos, en los últimos años hemos tenido grandes cambios y evoluciones. Las áreas de información tecnológicas (IT) de las empresas ya no se dedican exclusivamente a brindar soporte técnico informático ni a instalar únicamente servidores y sistemas de información para que el resto de los empleados trabaje. En la actualidad, las áreas de IT se han convertido en estratégicas para los negocios de cualquier índole y, por tal motivo, los directores de tecnología trabajan dependiendo estrechamente del CEO de la organización o dentro de un comité asesor. La planificación estratégica de las organizaciones involucra de manera muy contundente los aspectos de tecnología, y es por ello que, en la gran mayoría de los casos, la tecnología está inserta en todos los objetivos que se proponen. Un claro ejemplo puede ser la incorporación de la robótica para determinados ámbitos industriales que impliquen optimizar tiempos de producción o, bien, reducir costos (sin entrar en la discusión que indaga si las máquinas reemplazan a los hombres). Otro ejemplo podría ser implementar nuevos sistemas basados en inteligencia artificial, para obtener informes, predicciones y modelos de comportamientos, sobre todo de consumidores finales, generando valor a través del aprendizaje automático que pueden realizar las computadoras (machine learning).

Entonces, resulta de suma importancia que los ingenieros no solo conozcan los fundamentos técnicos de las nuevas tecnologías que deberán aplicar, sino que también entiendan el contexto y la importancia del mundo en el que vivimos y, sobre todo, el negocio en el cual nos encontramos inmersos. Poder realizar planes estratégicos de IT a largo plazo, que acompañen y permitan que las organizaciones generen valor y ventajas competitivas, es un factor primordial para cualquier ingeniero que pretenda desarrollarse como CIO. Realizar un plan de tecnología que soporte el crecimiento de la organización es un factor crítico de éxito para cualquier CIO, al igual que conocer aspectos de gestión de recursos humanos, tecnológicos, económicos y financieros, entre otros, los cuales resultan más que pertinentes para poder desempeñar con mayor solvencia este tipo de puestos.

Start up (desarrollo de empresas emergentes). El segundo aspecto al que me quiero referir se encuentra relacionado con los emprendedores tecnológicos. Se observó en los últimos tiempos una gran cantidad de ingenieros que  decidieron dejar puestos en relación de dependencia con empresas, para realizar “start ups” de índole tecnológica. Es importante destacar que aquí también juega un rol fundamental el conocimiento sobre los negocios, los mercados, la economía y la finanzas (entre otros). Estos son aspectos que, incluso en la mayoría de los casos, resultan más importantes que el conocimiento específico o técnico. Sin conocimiento de estas áreas de negocio, un proyecto podría fracasar rápidamente. El saber de los negocios en estos casos juega un rol fundamental y de mayor trascendencia cuando ese emprendimiento realizado se somete a una rueda de inversores para conseguir capital. Lo que comúnmente ocurre es que los inversores se entusiasman por el tipo de proyecto, por el tipo de negocio, el segmento del mercado y, por supuesto, por la rentabilidad que el mismo tendrá, más allá de los aspectos o del conocimiento técnico. Por tal motivo, resulta primordial que se puedan dominar estos aspectos relacionados con el mundo de los negocios, para poder desempeñarse de una manera acorde ante este tipo de situaciones.

En relación con lo compartido, puede vislumbrase que un ingeniero debe manejar aspectos de ciencias básicas (matemáticas, física, química, estadística) y, por supuesto, de programación, que resultan fundamentales para el saber y, además, para poder diseñar soluciones técnicas e implementar o gestionar proyectos tecnológicos de gran porte. Pero es crucial que domine otros aspectos que se relacionan con el mundo de los negocios, ya sea para poder desarrollarse como futuro CIO (o director de IT) de una organización o bien para realizar un plan de negocios relacionado con un proyecto independiente, que a futuro podría venderse o ser sometido a una rueda de inversores.

Saber gestionar la tecnología, y aplicarla al mundo de los negocios, debe ser el anhelo y, sobre todo, la razón de ser de las carreras de Ingeniería en Informática en el país, para la generación de ventajas competitivas en la formación de futuros ingenieros con visión de mercado, alcance internacional y manejo estratégico de herramientas de dirección de empresas, sistemas de información de gestión, finanzas y recursos humanos, requisitos básicos de los desafíos del management tecnológico actual.

*Coordinador del Departamento de Ingeniería, Universidad del CEMA.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4395

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.