PARADISEPAPERS A PESAR DE LAS SANCIONES DE EE.UU.

Wilbur Ross y sus polémicos negocios con la petrolera venezolana PDVSA

Se trata del secretario de Comercio, accionista de una empresa naviera vinculada a la compañía venezolana.

(Der). Willbur Ross, secretario de Comercio de EEUU.
(Der). Willbur Ross, secretario de Comercio de EEUU. Foto:Cedoc.

Desde que Donald Trump llegó al gobierno de Estados Unidos no ahorró críticas contra el régimen de Venezuela, al que calificó como una dictadura socialista “inaceptable” y “corrupta” contra la que no descarta una acción militar. El Departamento del Tesoro sancionó a varios funcionarios venezolanos, entre los que se encuentran dos ex vicepresidentes financieros de la petrolera estatal PDVSA. Lo que pocos saben es que en el gabinete de Trump hay un multimillonario empresario que mantiene negocios con el enemigo gobierno de Venezuela. Se trata nada menos que del secretario de Comercio, Wilbur Ross.


Una empresa naviera que tiene a Ross como accionista le presta servicios de transporte a PDVSA, según documentos de la misma compañía y otros que surgieron durante la filtración de información de Appleby conocida como Paradise Papers. Los documentos fueron obtenidos por el diario alemán Süddeutsche Zeitung y compartidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ). El informe fue publicado por el New York Times y traducido por Univision.

La firma Navigator Holdings, con sede en Londres y de la que Ross fue accionista desde 2011, opera la flota más grande de embarcaciones medianas especializadas en el transporte de gas licuado. En 2016, el 20% de los ingresos de la naviera provinieron de la operación de barcos al servicio de PDVSA así como de la petrolera oficial de Indonesia PT Pertamina, según lo declaró la firma ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC). Tres embarcaciones de la flota operan para la empresa del gobierno venezolano, según el mismo informe.


Ross, experto en la recuperación de empresas en quiebra, comenzó a invertir en Navigator en 2011 a través de su compañía WL Ross 7 Co. Adquirió una participación de 19.4% lo que le dio derecho a tener dos asientos en la junta directiva, uno de los cuales ocupó a comienzos de 2012.

Pese a los compromisos comerciales en Venezuela, Ross siempre mantuvo un discurso crítico del gobierno de Nicolás Maduro. En un comunicado, Ross respondió a ICIJ que él se ha recusado de participar en discusiones dentro del gobierno de EE.UU. relacionadas con embarcaciones intereoceánicas, pero “ha respaldado en general las sanciones a Rusia y Venezuela’’.