PERIODISMOPURO #PERIODISMOPURO

Dujovne: “La salida del cepo fue una decisión correcta, muy valiente y ejecutada a la perfección”

El ministro de Hacienda de la Nación defendió una de las medidas más controvertidas del Gobierno.

PERFIL COMPLETO

Nicolás Dujovne: “La Argentina con el cepo tenía una economía absolutamente distorsionada.”
Nicolás Dujovne: “La Argentina con el cepo tenía una economía absolutamente distorsionada.” Foto:Facundo Iglesias

El ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne, brindó una entrevista exclusiva al presidente y CEO de Perfil Network, Jorge Fontevecchia. El funcionario se refirió a la importancia de la salida del cepo cambiario antes de las paritarias y los efectos que tuvo en el mercado. 


Dividamos cronológicamente los ciclos. Empecemos por los primeros 13 meses en los que usted no fue Ministro de Hacienda, haciendo una especie de balance, de claros y oscuros. ¿Era necesario, asumiendo que es mucho más fácil pensarlo en retrospectiva que hacerlo en aquel momento, salir del cepo inmediatamente?

- Sí, en mi opinión sí. La Argentina con el cepo tenía una economía absolutamente distorsionada. Nuestras exportaciones que habían hecho un pico de 83 mil millones de dólares en el año 2011 habían caído a 55 mil millones. La existencia de tipos de cambios múltiples genera una cantidad de distorsiones enormes: es más rentable producir para vender domésticamente que para exportar, lleva a procesos de subfacturación de exportaciones, sobrefacturación de importaciones enormes, instala la corrupción en el comercio exterior y sobre todo, buena parte de los precios argentinos ya estaban vinculados a los tipos de cambio libres, al contado con liquidación, en paralelo. Los beneficios de salir de ese esquema superaban altamente a los costos, aunque algún costo de corto plazo en términos de inflación hubo que pagar. Estaba claro que había que tomar una decisión de shock que, además, se pudo manejar perfectamente, sin estrés.

— Creo que no había discusión respecto a que era imprescindible resolver el problema cambiario y voy a ordenar un poco más mi pregunta. ¿Existía la posibilidad de ser semi gradualista en la salida del cepo y ahorrarse ese plus de inflación? Por ejemplo, desdoblando el cambio solamente por seis meses, usar las paritarias y unificar el cambio en el segundo semestre. Digo, siempre es fácil decirlo a posteriori.

— No. En mi opinión, digamos, lo único que hubiéramos generado es demorar un impacto que en el agregado hasta probablemente hubiera sido mayor, porque ante la expectativa de que finalmente se iba a terminar saliendo en seis meses, bueno, la inflación en el agregado hubiera sido la misma o más, porque no hubiéramos contado con el impacto positivo sobre las expectativas que generó la salida del cepo. Entonces, dado que eventualmente en tres, seis o algunos meses después íbamos a salir, hubiera sido muy complicado que las expectativas inflacionarias bajaran. Hubiéramos tenido, aún sin salir del cepo, mucha inflación en anticipación a la futura salida. Con lo cual yo creo que esa fue una decisión correcta, muy valiente y que, además, como ya le dije, fue ejecutada a la perfección.

—Ministro, un colega suyo al que respeta mucho es Miguel Bein.

—Somos muy amigos.

—En algún momento, por la diferencia generacional, fue una especie de mentor suyo, ¿verdad? Bein, casualmente, en un largo reportaje de Perfil, marcó que habían agregado dos puntos de caída al producto bruto y 8% de inflación por haber salido del cepo inmediatamente. Por no haber esperado las paritarias antes de que se hiciera la devaluación total que obviamente iba a terminar en inflación. Luego las paritarias retroalimentaron a la devaluación y finalmente lo que logró es que el cambio volvió a quedar atrasado, o consumió gran parte de la devaluación que se produjo. ¿Cuál es su opinión sobre esa mirada suya?

— No, siendo muy amigo de Miguel creo que se equivoca. Número uno, me resulta muy difícil pensar que las paritarias hubieran cerrado en niveles sustantivamente distintos que los que cerraron previendo que en algún momento se iba a salir del cepo. En lo cambiario, todas las decisiones se anticipan. Cuando es tan claro el derrotero de la política cambiaria, lo peor que uno puede hacer es esperar, porque eso a lo único que lleva es a una crisis de balance de pagos. En segundo lugar no está muy claro que la Argentina tuviera esa opción. Es decir, con el tipo de cambio desdoblado, el país estaba en una crisis de reservas, donde las reservas netas del Banco Central que recibió esta administración era igual a cero.

Y cuando el gobierno abre el cepo, bueno, más o menos cantó falta envido con 25 utilizando la enorme credibilidad del presidente, del nuevo gobierno, que generaron mucha confianza en los tenedores de peso, en los exportadores y se generó una liquidación en las exportaciones de soja que se habían retenido esperando la normalización cambiaria, que no hubiera ocurrido en el esquema de mantener el tipo de cambio desdoblado. Y finalmente, sin haber resuelto la cuestión del cepo, me parece que hubiera sido difícil que Argentina acceda tan rápido al financiamiento externo porque hubiese mostrado un programa con muchas inconsistencias. No veo cómo hubiéramos podido financiar la transición que, en buena medida y hasta que cerramos con los Holdouts en abril, se financió con la liquidación de los exportadores pos unificación cambiaria.

—A su juicio era inevitable haberlo hecho de esa manera.

—Hubiéramos terminado con una mayor caída del producto, con mayor inflación, pero además, en ese esquema, no se explica de dónde venían los fondos para financiar la transición hasta normalizar el esquema cambiario. Cuando es tan fácil de predecir lo que va a ocurrir, si eventualmente la Argentina iba a unificar el tipo de cambio unos meses más adelante, hasta que eso no ocurriese íbamos a seguir teniendo una aceleración en la compra de bienes importados, una no liquidación de exportaciones. Es decir, los mismos fenómenos que veníamos soportando.

—Los mismos costos sin los beneficios.

— Bueno, los mismos costos sin los beneficios, pero además con la misma caída de reservas que experimentábamos en los últimos meses del gobierno de Cristina Kirchner, que ese gobierno podía afrontar simplemente porque se iban. Tenían todo calculado para dejarnos las reservas en cero, las reservas netas. Eso fue exactamente lo que ocurrió. Entonces, hubo que reaccionar con velocidad.

#PeriodismoPuro es un nuevo formato de entrevistas exclusivas con el toque distintivo de Perfil. Mano a mano con las figuras políticas que marcan el rumbo de la actualidad argentina, Fontevecchia llega a fondo, desmenuzando argumentos y logrando exponer cómo  piensan los mayores actores del plano del poder. Todas las semanas en perfil.com/PeriodismoPuro.