PERIODISMOPURO #PERIODISMOPURO

Dujovne: "Macri cree fervientemente que la Argentina merece ser normal"

El titular de la cartera económica habló de la importancia de controlar la inflación y defendió el esquema de metas del Banco Central. "La política económica tiene que respetar algunos principios", sentenció.

Dujovne
Dujovne Foto:Cedoc

El ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne, brindó una entrevista exclusiva al presidente y CEO de Perfil Network, Jorge Fontevecchia. En la conversación con PERFIL, el funcionario habló de su rechazo a las "etiquetas", de las ventajas de tener un presidente ingeniero y de los principios que, a su entender, deben regir la política económica.

— En el pasado existía la idea de que la economía era un tema tan complejo que requería de un conocimiento muy específico. ¿Tiene su lógica esa mirada? ¿Se necesitaba un ministro fuerte porque el presidente siempre iba a ser empirista? Digo, ¿Es lo mismo ser un empresario que ser un economista?

— Bueno, tenemos la novedad de tener un presidente ingeniero, que con los números es muy bueno y con mucha experiencia de vivir la economía desde el sector privado, que es muy distinto a los presidentes abogados que hemos tenido, sin ningún roce, ningún contacto con el mundo.

— ¿El ingeniero con la matemática, el empresario con lo económico?

— Las dos cosas. Es ingeniero, ex empresario y con la experiencia de administrar la ciudad de Buenos Aires. Pero es evidente que siempre hace falta un conocimiento específico. El presidente, entre todos los ministros, es el que arbitra, finalmente, hacia a dónde vamos.

— ¿Qué visión de la economía tiene, cómo podría definir su mirada que algunos llamaron desarrollista? ¿Podría deconstruírla de una manera más amplia?

— No es por escaparme, pero odio los rótulos, siempre me llevé mal con etiquetar. Sospecharía mucho de alguien que se etiqueta y me dice: “Soy keynesiano”.

— ¿Por qué no lo explica de manera más amplia? ¿Cuál le parece que es la visión del presidente en lo económico? Cómo si se lo explicara a un inversor extranjero.

— No, mejor le digo las cosas en las que cree el presidente Macri. Cree, en términos económicos, en que es vital bajar la inflación. Cree en el esquema de metas de inflación que lleva el Banco Central, en la independencia funcional del Banco Central. Cree en el equilibrio fiscal. Cree en la integración al mundo. Cree que el mundo es mucho más una fuente de oportunidades que una amenaza; y cree que todas estas cosas deben ser llevadas adelante cuidando la interacción con lo político. Creo que es una visión muy pragmática.

— Intuyo que, como corolario de nuestra larga conversación, en la palabra ‘magia’ hay un significante que ayuda a comprender. Podría decirse que la mirada económica del presidente es de cierto grado de incomodidad con la heterodoxia y que se siente más cómodo con un método más ortodoxo. Más allá que su método sea desarrollista o no, donde está la ideología del presidente es en “el método”. No se trata de emitir más o menos, o aumentar la tasa de interés, que son cuestiones técnicas, sino de que es un presidente epistémico, por decirlo de alguna manera.

— Yo creo que es un presidente que cree fervientemente que la Argentina se merece ser normal. Que muchas de las cosas ya han sido inventadas y que así como uno no pensaría un auto desde cero, tampoco tiene que pensar la economía desde cero.

— ¿Se podría decir que los anteriores súper ministros de economía que usted marcaba, que a lo largo de los últimos 40 años tanto en gobiernos democráticos como dictatoriales no nos llevaron a buen puerto, en alguna medida todos tenían un componente heterodoxo, incluyendo a Martínez de Hoz?

—Creo que ponerle el nombre de heterodoxo es demasiado general. Hubo programas que tuvieron enormes errores de consistencia, que no funcionaron.

—Pero si usted va hacia la causa irreductible, es que en el fondo se creía que era posible, en algún sentido, hacer magia.

— Magia mezclada con errores, a veces con mala economía. No hace falta poner el mote de ortodoxia o heterodoxia. Hay cosas que están bien hechas y cosas que están mal hechas.

— ¿Y de qué depende que estén bien o mal? Quisiera llegar a la causa irreductible, poder reducirla a una síntesis. ¿Por qué cree el presidente Macri va a errar menos que los anteriores? ¿Cuál sería su fortaleza?

—Yo solo le puedo decir en qué creo yo. No creo en ir en contra de la ley de gravedad, pienso que la política económica tiene que respetar algunos principios, que tenemos que converger al equilibrio fiscal, que tenemos que bajar la inflación, que tenemos que integrarnos de manera inteligente al mundo. Uno va manejando los ritmos: tenemos que bajar la presión tributaria y uno va seleccionando qué impuestos elige para reducir, cuáles no.

—Si se compara con sus predecesores, los ministros de Economía de los últimos 40 años, ¿En qué se diferencia?

—Bueno, creo que ninguno estuvo rodeado de un gobierno tan homogéneo en términos de la idea de gobierno como este. Es muy difícil que usted encuentre acá, por ejemplo, aquellas internas clásicas, la de los técnicos contra los políticos, o el ala política versus el ala económica. En el gobierno de Menem había un conjunto de políticos, digamos, muy poco entendidos en economía, que tenían subcontratada la economía en un grupo de técnicos. Estas cosas no pasan ahora.

#PeriodismoPuro es un nuevo formato de entrevistas exclusivas con el toque distintivo de Perfil. Mano a mano con las figuras políticas que marcan el rumbo de la actualidad argentina, Fontevecchia llega a fondo, desmenuzando argumentos y logrando exponer cómo piensan los mayores actores del plano del poder. Todas las semanas en perfil.com/PeriodismoPuro.