PERIODISMOPURO PERIODISMO PURO

Duran Barba: "Canté la marcha peronista a los gritos"

Jorge Fontevecchia conversó con el más polémico de los gurúes políticos sobre el futuro del peronismo y del Pro. Mirá el video.

PERFIL COMPLETO

Entrevista de Jorge Fontevecchia a Duran Barba
Entrevista de Jorge Fontevecchia a Duran Barba Foto:Cedoc

 #PeriodismoPuro es un nuevo formato de entrevistas exclusivas con el toque distintivo de Perfil. Mano a mano con las figuras políticas que marcan el rumbo de la actualidad argentina, Fontevecchia llega a fondo, desmenuzando argumentos y logrando exponer cómo piensan los mayores actores del plano del poder. Todas las semanas en perfil.com/PeriodismoPuro.

— ¿Y qué imaginas del futuro del peronismo? O sea, ¿lo imaginás dividido? Le vaya bien o no le vaya. Vamos a plantearlo así, Cristina va a ser o es muy probable que sea electa Senadora, gane o salga segunda. Llega al Congreso, al Senado, se divide el Senado entre el peronismo más republicano, lo que representa Pichetto, los gobernadores del interior y lo que representa el kirchnerismo. Hay dos posibilidades que el proyecto de Macri no alcance a afianzarse entonces ella pueda tener aún posibilidades presidenciales o se afiance y en ese caso quedaría un peronismo dividido.

— Es posible que sí. Sí llama la atención una cosa y es que el peronismo, como todos los partidos tradicionales, fue ante todo ritos. Yo simpatizaba mucho con esto cuando era estudiante en Mendoza y no podía haber una manifestación en la que no cantemos la marcha de los muchachos peronistas, eso era inevitable, necesario y inevitable.

— Vos cantaste la marcha...

— Pero desde luego, siempre, a los gritos. Y gente con bombos y de a ratos el General y de Evita, perfecto.

— ¿No hay ningún video, nada vos cantando la marcha peronista que haya quedado?

— Algunas fotos quedan por ahí, claro. (Risas) Era genial, era divertidísimo. Pero de todas formas, esos... hubo un rito que se repitió durante mucho tiempo, así como los católicos tienen cruces cuando hacen no manifestaciones, procesiones...

— Sí, uno lo puede tomar incluso como un mantra o como...

— Claro, que los dos peronismos, el de Cristina y el de Massa, hayan prohibido los ritos, no sé, debe haber gente que está con ellos que añore la marcha, los bombos y los carteles. Si Randazzo tuviese la habilidad de retomar los ritos y presentar un peronismo nuevo, podría tener un futuro impredecible, le podría ir bien, porque sí hay gente, yo tengo muchos amigos peronistas que extrañan eso. Dicen: “oye, peronismo sin marca...”.

— ¿Vos imaginás que Randazzo va a alcanzar el 10% en estas elecciones?

— Depende de cómo haga su campaña, si él se instala como peronista clásico pero renovado, puede irle muy bien. Si pretende competir con un peronismo renovado como el de Cristina y el de Massa no, los otros tienen más fuerza.

— ¿Y ves en algún momento la posibilidad de si se divide el peronismo con Cristina Kirchner por un lado y el peronismo que pretende renovarse por el otro, que Massa vuelva al peronismo y que haya una interna entre Massa, Randazzo, Urtubey?

— Sí, es posible, pero también es posible que surjan otras fuerzas. De hecho, cuando hablamos del peronismo estamos hablando de un partido que viene de muchos años, y los partidos de esa edad casi desaparecieron en todos lados. Fíjate lo que pasa en Francia con el partido socialista en la última elección, con el partido comunista que es el partido comunista más importante de occidente, con el golismo.

— Bueno, pero siguiendo tu planteo, imaginemos el universo, el mapa, el universo que representa el peronismo aunque tenga nombres diferentes. ¿Te imaginás que ese universo que iba todo junto en el pasado, en la medida que Cristina Kirchner no sea vencida, va a tener necesariamente que dividirse una parte con Cristina Kirchner y otra parte con lo que no va con Cristina Kirchner?

— Probablemente sí porque Cristina no representa los ritos y las creencias de los viejos peronistas. Eso es real. Probablemente se dividan. Es posible que un peronismo renovado a su manera tenga espacio, es posible que surja alguna otra fuerza, que sería lo natural casi, en todos lados han surgido nuevas posibilidades. Yo creo que hay que tener una mente muy abierta para pensar en el futuro. Hace diez años nadie habría creído que era posible que el PRO y Macri gobiernen el país, nadie.

— Ahora, llevó diez años y de cualquier manera fue tiempo récord, de acá a tres años parece, dos años y medio parece muy poco probable que te surja una fuerza diferente que pueda ganar las elecciones presidenciales, quizás que pueda ganar alguna elección que cree un candidato para el 2023 quizás.

— Bueno, el PRO surgió así en el 2005.

— ¿Y cómo imaginás el futuro del PRO, en el futuro de mediano plazo, 2019, 2023?

— Yo creo que al PRO le pasó algo semejante a lo que al partido comunista a mediados del siglo pasado, se convirtió en una especie de escuela de cuadros aggiornados. En el partido comunista se formó mucha gente en Argentina, que después fueron periodistas, intelectuales, políticos y dejaron el partido comunista. Yo creo que en el PRO se ha formado bastante gente en estas nuevas cosas de la nueva política, la nueva comunicación, el internet, se ha formado un gentío. Creo que de ahí, lo que hay ahí es un semillero para el futuro en el que habrá gente que sean candidatos, que armen equipos. Yo creo que una persona como María Eugenia Vidal tiene un futuro interesante si quiere ser política. Curiosamente en general no quieren ser políticos. María Eugenia no se ilusiona con ser Presidente, no. Cree que si compone la provincia está perfecto. Horacio Rodríguez Larreta es otro caso, Marcos otro caso, hay mucha gente formada ahí.

— ¿Pero Horacio sí se entusiasma con ser Presidente?

— Sí, es un político más normal, un político normal siempre quiere ser Presidente.

— ¿Y te imaginás un 2019 con Horacio de Jefe de Gabinete?

— No creo, no creo. Horacio tiene varias características raras entre las cuales está su pasión total por Buenos Aires, él adora esta ciudad. Me da la impresión de que si fuese legalmente posible, querría ser Jefe de Gobierno el resto de la vida él. Adora esto, conoce todo, está en el último detalle, último árbol, es un tipo apasionado por eso no creo, él irse a la Jefatura de Gabinete no, no.

— ¿Pero no creés que la doble vice jefatura de gabinete es resultado de que no es lo mismo para Macri gobernar teniendo de mano derecha a Horacio Rodríguez Larreta que a Marcos Peña?

— En la ciudad hubo un equipo interesantísimo en el que estaba Marcos y estaba Horacio. Además era medio... hay un poeta maravilloso ecuatoriano que dice: “cuando los ángeles vivían entre nosotros como personas de familia y el gato con botas pasaba sentado en el diván de la sala”. Y era un poco eso el Gobierno de la Ciudad, éramos una familia chiquita, todos nos conocíamos, nos veíamos y teníamos... teníamos la silla uno junto a otro, llegamos Santiago, yo, Horacio, Marcos, era un grupo chiquito de gente con enorme confianza, con mucha amistad y sin muchos problemas, no había por qué pelearse. Un país es otra cosa, es mucho más complicado.

— Bueno, por eso mismo, ¿entonces no puede ser que sea necesario para administrar un país que es mucho más complicado que Horacio Rodríguez Larreta se sume al gobierno nacional?

— No sé qué piense, no creo, a él le veo muy... con muchos planes a largo plazo para la ciudad.

— Y la... dos vicejefes, la vice jefatura de gabinete, ¿te parece algo excéntrico, te parece que es algo que puede funcionar? Vos sabés que es muy criticado este nuevo funcional.

— Es muy criticado, puede funcionar, es exótico, no es lo usual, pero si algún... si algo les distingue a los del PRO es ser exóticos, siempre fueron exóticos sus campañas y sus comportamientos, no.