PERIODISMOPURO #PERIODISMOPURO

El líder de la cooperativa CTEP y su desilusión con Macri

El amigo del papa Francisco detalla los motivos por los que el gobierno de Macri lo desilusionó. "Bajo el nombre de kirchneristas se empezó a enmascarar todo lo que era popular", declaró.

Juan Grabois
Juan Grabois Foto:Facundo Iglesias

#PeriodismoPuro es un nuevo formato de entrevistas exclusivas con el toque distintivo de Perfil. Mano a mano con las figuras políticas que marcan el rumbo de la actualidad argentina, Fontevecchia llega a fondo, desmenuzando argumentos y logrando exponer cómo piensan los mayores actores del plano del poder. Todas las semanas en perfil.com/PeriodismoPuro.

—A lo largo de estos 18 meses, así como vos fuiste viendo mejor algunas cosas del kirchnerismo, ¿fuiste viendo peor algunas cosas de este gobierno?

—Pero sí, o sea, en los últimos meses... 

—Que vos tenías una mirada más positiva y te fue cambiando. 

—Yo tenía... 

—O más esperanzada, no sé si la palabra es positiva.

—Yo tenía la sensación de que aún con una orientación absolutamente distinta a la que yo tendría, en un montón de aspectos, iba a haber un nivel de diálogo y de tolerancia muchísimo más alto del que hubo, que no iba a haber actitudes de carácter revanchista, que se iba a desincentivar la grieta y eso vi que sucedió todo lo contrario y que se profundizó de hecho y que empezó a pasar de ser un problema... O sea que bajo el nombre de kirchneristas se empezó a enmascarar todo lo que era popular. Entonces tenemos frases como: "el millón de personas que se dedican al narco menudeo y al trabajo informal", que eso no. Yo empecé... 

—Durán Barba. 

—Sí, pero cosas que de todo el arco de simpatizantes, consultores, de olfas del gobierno, cosas inverosímiles, desde la guerrilla Mapuche hasta que un pibe de 11 años es un asesino serial, pasando por esta barbaridad del narco menudeo, pasando por frases xenófobas y discriminatorias hacia los migrantes. Bueno, una cantidad de cosas que generan un nivel de violencia social, de la que a mí me parece que esta gente no es consciente y que yo eso no lo esperaba, yo esperaba podría decir una actitud más posmoderna, menos populista en ese sentido, menos oportunista en términos de aprovechar las peores pulsiones que tiene un sector de nuestro pueblo que está como muchos otros pueblos del mundo aterrorizados por no caer en la misma situación de aquellos que ve como sus rivales más cercanos. 

—El gobierno dice que la grieta nosotros entre otros le marcamos de que utiliza la grieta con fines electorales para tapar la falta de resultados económicos que hasta ahora ha producido su política y ellos responden que ellos no crean la grieta, la grieta viene de abajo hacia arriba y no de arriba hacia abajo, que es un problema más profundo de la sociedad argentina. ¿Qué creés vos, el gobierno la promueve? 

—Yo creo que la promueve. 

—La promueve y la potencia pero es algo que está.

—La promueve y la potencia pero es algo que está, exactamente, es algo que está, desde luego no tiene nombre y apellido y mucho menos letra, es algo que está claramente en la sociedad. Yo como abogado defendí muchas veces situaciones de ocupación de terrenos y siempre los más virulentos frente a la ocupación de terrenos eran los vecinos del terreno de al lado, que no eran precisamente la oligarquía. Entonces existe eso, hay un muro invisible entre integrados y excluidos, existen víctimas en esa frontera y después existe gente que no está en esa frontera, que tiene la posibilidad de racionalizar y ver ese proceso y en vez de buscar derribar esos muros invisibles, los fomenta con fines oportunistas. Eso es lo que yo creo que hace... 

—Ahora este gobierno. 

—En este momento este gobierno. 

—Vos mencionabas el tema de los pibes y fijate vos que el fenómeno es tan... trasciende tanto al macrismo y trasciende tanto a la Argentina, yo recuerdo, yo viví en Brasil dos años en dos décadas diferentes. En una, en la segunda oportunidad la matanza de La Candelaria, de los chicos de la calle en la iglesia La Candelaria en Río de Janeiro y que fue yo diría el final del escuadrón de la muerte que se dedicaba casualmente a matar chicos de la calle. O sea, esa idea de que esos chicos son una amenaza porque prácticamente pueden decir, no controlan sus actos por decirlo, son más agresivos y más violentos porque todavía no tienen la capacidad de dominar su cuerpo, trasciende al macrismo y es una cuestión yo te diría mundial y global, de todos los países en vías de desarrollo.

—Es así, pero quienes tienen la posibilidad de acceder a la información científica al respecto, tienen la obligación de no fomentar mentiras. Homicidios cometidos por menores de 14 años, son menos del 1% en la Argentina. Esto son estadísticas disponibles oficialmente. Entonces plantear que se van a resolver los delitos violentos bajando la edad de imputabilidad, mira, ni siquiera es la discusión técnica jurídica, es el mensaje que se le da a la sociedad, y tiene que ver con la cultura del descarte. Acá hay un descarte social y hay que gestionar ese descarte social, entonces hay una forma linda de gestionar el descarte social que es el asistencialismo y cuando no funciona el asistencialismo tenemos los palos. Lo que no hay es un planteo de desarrollo humano integral, no hay un planteo de superación.

#PeriodismoPuro es un nuevo formato de entrevistas exclusivas con el toque distintivo de Perfil. Mano a mano con las figuras políticas que marcan el rumbo de la actualidad argentina, Fontevecchia llega a fondo, desmenuzando argumentos y logrando exponer cómo piensan los mayores actores del plano del poder. Todas las semanas en perfil.com/PeriodismoPuro.