PERIODISMOPURO #PERIODISMOPURO

Pichetto: "Creer que el gobierno es Durán Barba es una estupidez que provocó errores graves"

El legislador analizó la victoria del oficialismo y el papel del asesor político.

PERFIL COMPLETO

Entrevista a Miguel Ángel Pichetto
Entrevista a Miguel Ángel Pichetto Foto:Facundo Iglesias

#PeriodismoPuro es un nuevo formato de entrevistas exclusivas con el toque distintivo de Perfil. Mano a mano con las figuras políticas que marcan el rumbo de la actualidad argentina, Fontevecchia llega a fondo, desmenuzando argumentos y logrando exponer cómo piensan los mayores actores del plano del poder. Todas las semanas en perfil.com/PeriodismoPuro

—¿No cree que a Macri le conviene que Cristina continúe vigente, siga por su lado y divida al peronismo?

—Seguramente Durán Barba piensa eso. Los que han diseñado esta campaña electoral, lo hicieron sobre datos científicos: manejo de redes, focus group y análisis de los distintos sectores sociales. Lo que también han perdido, en esta elección son las ideas extremas: que el gobierno se iba en helicóptero, que todo terminaría en un estallido, que un gobierno en manos no peronistas no puede funcionar. Nada de eso ha sucedido.

—¿Usted cree que esa idea es una construcción de Duran Barba?

— No, eso sería una subestimación. Creer que el gobierno es Durán Barba es una estupidez que provocó errores graves. El gobierno tiene una construcción de ideas económicas y políticas de sustentabilidad en el tiempo. No aplicaron un ajuste feroz respondiéndole al mercado y a sectores concentrados, y elaboraron un esquema de gradualismo pensando en las elecciones. Ellos sabían que si en esta elección les iba mal, el ciclo estaba terminado, así que apostaron a ganar. Tienen méritos, aunque su única figura presidencial sigue siendo Macri. A veces escucho a comentaristas que, con todo respeto, mencionan a la gobernadora Vidal o a Rodríguez Larreta, que son proyecciones a un futuro más lejano. No tienen otra alternativa para 2019.

—Usted dijo que la presidenta decidió formar un partido nuevo y no participar de la vida del peronismo, por lo tanto justificaba que tuviera un bloque separado en el Senado. Pero en el último tramo de la campaña, ella envió señales de peronismo. ¿Tiene posibilidades de absorber parte del peronismo? ¿Intentará unirlo?

—En la última noche reafirmó una posición más ligada a la identidad de Unidad Ciudadana. En ningún momento de su discurso mencionó la palabra peronismo. Eso fue una cuestión electoral. Cristina está más cómoda en ese espacio suyo de la centro izquierda, que me parece muy legítimo que exista. Como también la derecha, o la centro derecha, porque en este país nadie quiere ser de derecha. 

—Usted mencionaba recién que si a Cristina Kirchner hubiera sumado los votos de Randazzo llegaba a 40 puntos y hasta podría haber ganado. Si el sistema permitiera sumar distintos lemas dentro de una interna, ¿Todos los votos de Randazzo hubieran ido a Cristina?

—Tal vez no. Pero hubiese generado una expectativa diferente. Y la expectativa, en política es tan importante como la economía. En la interna hubiera superado a Randazzo cómodamente. Lo hubiera integrado. 

—¿Usted alentó a Randazzo para que fuera candidato?

—Yo aliento todo proceso que tenga que ver con algo que mencionaba el Perón de 1974: trasvasamiento y recambio generacional. Por eso me entusiasma toda figura que implique un recambio. Por ahí pasa el camino del peronismo. Miré con simpatía su decisión, lo recibí en el Senado, conversé con él. Tengo un afecto personal por Randazzo.

—Cuando en a principios de este año recibió a Randazzo en el Senado, ¿Imaginabas que Cristina iba a ser candidata?

—En ese momento no estaba definido. Pero siempre pensé que iba a ser candidata. Su grupo de presión, porque todo candidato lo tiene, la iba a llevar a competir. Desde el punto de vista político, lo analizo como un error. Ella tenía un activo del 54% y una potencial expectativa de cara al 2019.

—¿Qué cree que debería haber hecho?

—A lo mejor no haber competido. Pero esta es una reflexión de tipo personal. Haberse reservado para la discusión del poder importante, que es ser candidato a presidente.

—Pero podría haber ido presa... 

—¿Y eso le servía para capitalizarse o para desvalorizarse? Tengo mis dudas.

—Desde el punto de vista humano, físico, ir preso no es una experiencia tolerable para todo el mundo.

—La cárcel no es recomendable para nadie. Pero no sé si fue un factor tan determinante.

Leé la entrevista completa de Jorge Fontevecchia acá.