PERIODISMOPURO #PERIODISMOPURO

Pichetto: “Dije que había que reforzar las fronteras porque Argentina recibía muchos delincuentes”

El senador se refirió a su polémica frase sobre inmigración, la cual le causó críticas de varios sectores.

Entrevista a Miguel Ángel Pichetto
Entrevista a Miguel Ángel Pichetto Foto:Facundo Iglesias

#PeriodismoPuro es un nuevo formato de entrevistas exclusivas con el toque distintivo de Perfil. Mano a mano con las figuras políticas que marcan el rumbo de la actualidad argentina, Fontevecchia llega a fondo, desmenuzando argumentos y logrando exponer cómo piensan los mayores actores del plano del poder. Todas las semanas en perfil.com/PeriodismoPuro

 

—Usted ha sido acusado de xenófobo y sus opiniones sobre la extranjeridad han sido siempre muy controvertidas. ¿Qué tiene para decir?

—Hay una mala interpretación. Pero diga lo que diga siempre seré malinterpretado, o al menos interpretado de manera sesgada para consolidar esa idea. Lo que sostuve es que Argentina es un país abierto. Aquí ingresa gente con antecedentes penales para cometer delitos. Dije que había que reforzar las fronteras con Paraguay, Perú, Bolivia y todo el norte argentino porque Argentina recibía muchos delincuentes. En la década de los ‘90 entró mucha delincuencia peruana, incluso vinculada con Sendero Luminoso, que formó la estructura de los carteles narcos de la 31 y la 1-11-14 junto a argentinos. En esto no hago ningún tipo de exclusión. Dije que era un problema, pero hay sectores de la sociedad a los que no les interesa la realidad, no les gusta. La ley migratoria argentina tiene una tara, sigue el concepto alberdiano del siglo XIX de “gobernar es poblar”. Entonces, que venga cualquiera. Me parece que el mundo de hoy, el moderno, con gran cantidad de inmigrantes, es más complejo. La política migratoria más dura de Estados Unidos aumentará el número de migrantes a la Argentina, donde se garantiza la educación pública gratuita, hay servicio público de medicina y un sistema previsional que otros países no tienen.

—¿No cree que, salvo en el caso de los delincuentes, la inmigración es buena para un país?

—Claro que sí. No tengo problemas ni reparos. Lo que digo es que tiene que haber convenios de reciprocidad. Si Argentina tiene una mirada generosa con los ciudadanos extranjeros en los hospitales públicos, me parece que cuando le pase algo a algún ciudadano argentino en Bolivia, Chile, Perú o Paraguay debería haber reciprocidad. No tengo una visión ni xenófoba ni de rechazo hacia quién viene a trabajar. Solo creo que debe haber más controles. Si incorporamos más  migrantes de extrema pobreza al conurbano lo que hacemos es aumentar la su complejidad social. Lo que digo es que la Patagonia es territorio vacío, que tiene trabajo, y me parece que tenemos que empezar a proyectar un sistema más armónico.

—Usted hablaba, con respeto al tema Maldonado, que el gobierno se quedaba atónito cuando se planteaba algo respecto a los Derechos Humanos, como si tuviera culpa. ¿A qué atribuye esa especie de fobia?

—En Argentina hay un pensamiento incorporado, valores, un estándar de Derechos Humanos que se logró a través del trágico proceso de la dictadura. El gobierno debiera prestarle mucha más atención a esos temas. También titubeó con el paso en falso del 2X1 de la corte, que fue un error. 

—¿Existen, dentro de Cambiemos o el PRO, personas que querrían reivindicar parte de lo hecho por la dictadura militar?

—No creo. Y si lo hicieran sería de una torpeza infinita.

—Me refiero a lo que desean en su inconsciente.

—Debe haber alguna, sí. Pero son pensamientos individuales que no expresan la línea del gobierno. No veo en el gobierno una reivindicación de la dictadura, ni creo que ellos lo sean. Sí advierto cierta dejadez en temas muy incorporados en el sentimiento colectivo.

—¿A qué lo atribuye?

—A que no formaron parte central de la agenda, a que tenían una visión más metropolitana de la Ciudad y estos temas ellos no los incorporaron. Pero creo que pueden ir corrigiéndolo. 

Leé la entrevista completa de Jorge Fontevecchia acá