PERIODISMOPURO #PERIODISMOPURO

Randazzo: "Hay que explicarle a la sociedad que se intenta una falsa polarización"

El candidato habla después de unas PASO complicadas. La polarización como eje de su discurso.

PERFIL COMPLETO

Florencio Randazzo, candidato.
Florencio Randazzo, candidato. Foto:Cedoc

#PeriodismoPuro es un nuevo formato de entrevistas exclusivas con el toque distintivo de Perfil. Mano a mano con las figuras políticas que marcan el rumbo de la actualidad argentina, Fontevecchia llega a fondo, desmenuzando argumentos y logrando exponer cómo piensan los mayores actores del plano del poder. Todas las semanas en perfil.com/PeriodismoPuro.

Jorge Fontevecchia entrevistó a Florencio Randazzo como parte de su ciclo Periodismo Puro, en este video analiza el resultado de las PASO.

— Florencio, sacaste 600 mil votos. ¿Cuántos pensabas que ibas a sacar?

— Nosotros no hacíamos especulaciones de ese tipo. Nosotros estábamos convencidos de que debíamos jugar este partido, producto de nuestras convicciones, de nuestros valores, y sentimos un enorme orgullo que 600 mil bonaerenses nos hayan acompañado en un marco de polarización. Así que nosotros nos sentimos muy conformes con el resultado obtenido.

— Vos decías que no creías en las encuestas antes y las encuestas daban más o menos eso, que ibas a tener 5 o 6%, finalmente, ¿vos esperabas más?

— No, yo en términos generales no creo en las encuestas porque me parece que muchas veces las encuestas están direccionadas y que las encuestas deberían ser mucho más transparentes, a ver quién las encarga, quién las financia.

— Hay algunos que claramente son serios y otros que no, ¿no?

— Exactamente, porque depende cómo uno mire las encuestas. Algunas encuestas decían que Cristina sacaba 42, que Massa sacaba 27, así que, digamos, yo en términos generales, no en términos particulares vinculados a cuál iba a ser nuestro resultado. Nuestro resultado, nuestra motivación está dada por nuestras convicciones que era, digamos, plantarnos en este partido.

— Lo entiendo, mi pregunta es si esperabas sacar más votos.

— Uno siempre espera sacar más, sí, sí, uno siempre espera sacar más.

— ¿Y ahora para octubre, qué pensás que va a pasar?

— No, a mí me parece que hay que plantearle a la sociedad que se está intentando una falsa polarización, que no se trata acá de votar entre uno y otro, se trata de elegir, de dejar a la gente que elija. No estamos frente a un ballotage, estamos frente a una elección legislativa, donde se van a elegir senadores, diputados, y creemos que básicamente lo que se está eligiendo es con quién construimos el futuro.

— Podríamos decir que claramente lo que se está eligiendo es quién es el segundo senador o de Cambiemos o de Cristina, si...

— No, a mí me parece que eso es falso.

— Es falso, ¿y cómo...?

— Es absolutamente falso eso.

— ¿Cómo sé yo? ¿Qué le dirías al votante?

— Primero nosotros no vamos a romper el contrato moral que tenemos con la sociedad.

— Entiendo que incluso hasta puede haber cuestiones testimoniales y de construcción a largo plazo.

— Nosotros estamos convencidos que tenemos primero que honrar a aquellos que confiaron en nosotros, que son 600 mil bonaerenses, ni más ni menos que 600 mil bonaerenses, que muchas veces ese tipo de actitud es la que ha desvalorizado a la política a lo largo de los últimos años. El tema de la borocotización de la política, donde todo da lo mismo. Para mí no da todo lo mismo, por lo menos para nosotros no da todo lo mismo, nosotros tenemos un proyecto político, estamos convencidos de que en realidad somos una alternativa de cara al futuro, y que la sociedad va a tener que elegir entre diferentes alternativas. Yo no creo que se elija entre Taiana o Gladys González, te diría que se va a elegir, yo prefiero elegir a otros que no a los Scioli, diríamos, porque en realidad estamos eligiendo diputados también acá. Entonces es una falsa opción la que están planteando y me parece que eso es mentirle a la gente. Macri va a seguir siendo presidente después de esta elección y no va a haber nadie que sea elegido que va a poder parar un proceso...

— A ver si entiendo, lo que vos decís es que en el Senado no va a cambiar la ecuación ni de Cambiemos, ni del peronismo, ni del kirchnerismo, que haya un senador más por uno o por otro.

— Exacto.

— Es lo que vos estás planteando.

— Exactamente.

— Y que crear una alternativa nueva con diputados, que es lo que vos podrías llegar a colocar, tiene una ventaja de largo plazo.

— Totalmente, nosotros estamos construyendo, creemos que hay que construir juntos una alternativa para el año 2019, y eso se construye con futuro, no con pasado.

— Decime, estos intendentes o referentes, Sujarchuk de Escobar, Alessandro de Salto, Casiel de Colón, Echarren de Castelli, que se irían a Unión Ciudadana o a 1País. ¿Qué te genera, qué te produce?

— Me parece que en términos generales no hay decisión de, por lo menos de los que yo conozco que vos mencionabas, de irse a Unidad Ciudadana, porque he hablado con ellos y porque en realidad comparten conmigo que la idea de pedirle a aquellos que le pidieron hace 15 días que voten a Cumplir por nuestros valores, nuestras convicciones, decirle ahora que vota la otra alternativa, atentaría contra su credibilidad. Me parece que hay demasiadas operaciones de distintos sectores para tratar de debilitar nuestra...

— O sea, ellos van a continuar...

— Pero por supuesto.

— Con Cumplir. 

— Exactamente, en términos generales la mayoría va a continuar apoyando a Cumplir, que es una forma finalmente de honrar su palabra, ni siquiera la mía, de hacer honor a su palabra, a su compromiso.

— O sea, creés que alguno de ellos sí puede llegar a pasar.

— Alguno puede, yo no puedo descartar que ninguno, como alguno de Unidad Ciudadana puede pasar a otro lado o de Massa a otro, a mí no me parece que eso deba ser una preocupación por parte de nosotros.

— ¿Y Zabaleta, el intendente de Hurlingham, creés que va a estar entre los que se queda con vos?

— Habría que preguntárselo a Zabaleta, yo no puedo contestar por él.

— ¿Pidieron los intendentes que bajaras la candidatura, te pidieron?

— No, a mí nadie me ha pedido eso, y por supuesto que yo, haciendo honor a lo que ha sido mi conducta histórica, a mi coherencia, a mis valores, jamás, jamás se me ha cruzado por la cabeza bajar nuestra candidatura, porque sería bajar la ilusión de 600 mil bonaerenses que nos acompañaron y de muchos otros que seguramente, más allá de cuál ha sido la alternativa electoral, nos respetan. Es decir, yo no voy a renunciar a aquellas cosas que creo por un oportunismo político, nunca lo he hecho y mucho menos lo voy a hacer ahora.

— Con los votos, si vos mantuvieras los votos para diputados, ¿cuántos diputados...? ¿Qué es lo que estarías colocando?

— No hemos hecho ni siquiera esa cuenta, no estamos haciendo...

— ¿Cuántos votos hacen falta para un diputado en la provincia?

— La verdad no lo sé, Jorge, la verdad no lo sé, no hemos hecho una especulación de ese tipo.

— Distrito que mayor cantidad de...

— Sí, pero no hemos hecho una especulación por cuántos cargos vamos a ocupar o no. A veces cuesta entenderlo. Nosotros estamos haciendo una alternativa de cara al futuro, creemos que de cara al ‘19 hay que construir una nueva mayoría y nosotros queremos ser parte de esa nueva mayoría.

Mirá todos los videos de Fontevecchia entrevistando a Randazzo en Periodismo Puro

— Bueno, entremos en el análisis ahora, lo más interesante, si querés hasta contra fáctico para pensar también el futuro. Había una revista de historia que decía que para proyectar el futuro había que entender el pasado. Entonces, la única forma de análisis es la contra fáctica. Ustedes, en el último domingo en Perfil Monzó, Emilio Monzó dijo que Cambiemos hubiese ganado en la provincia de Buenos Aires, no solo en diputados sino en senadores si el candidato hubiera sido Elisa Carrió. ¿Compartís esa mirada?

— No sé, no lo tengo tan claro, pero posiblemente sí, posiblemente sí. Tal vez hubiera tenido un resultado mejor, pero no lo tengo claro, no, no, no.

— La pregunta viene a cuento no de Cambiemos si no del panperonismo, en el sentido de si, Monzó también dice que, si Carrió hubiera sido candidata, probablemente Cristina no hubiera sido candidata porque, al ver que tenía en frente alguien que le podía ganar, hubiese sido otra su decisión y quizás no hubiera presentado su candidatura. Y en cierto punto pienso que vos pensaste que Cristina no iba a presentar su candidatura...

— Sí, a mí me parece que finalmente se confirmó lo que nosotros habíamos señalado con mucha anticipación, que no era conveniente que Cristina sea candidata, porque íbamos a discutir sobre un presente a mi criterio muy malo versus los errores del pasado. A mí me parecía que era necesario, diríamos, una renovación de dirigentes que expresaran más futuro. Y de no darse eso, me parecía que debíamos llevar adelante una primaria, para que el espacio opositor pudiera conceder un candidato de cara a la elección de octubre. Pero, bueno, se decidió otra cosa.

— Mi pregunta es si vos creés, como dice Monzó, que Cristina hubiese analizado no presentarse si Carrió era candidata era candidata en la provincia de Buenos aires.

— No, no lo sé a eso, la verdad que no lo sé.

— Cambio la pregunta, ¿vos creés que Cristina se presentó porque vio que tenía posibilidades de ganar y si hubiera visto que no tenía posibilidades de ganar, no se hubiera presentado? ¿Que es un caso distinto al tuyo, que te presentabas para aún perder?

— Es muy difícil interpretar lo que seguramente ha pasado por la cabeza de Cristina. Yo creo que si uno analiza las decisiones políticas de Cristina, desde el año 2013 a la fecha, se ha equivocado en todas, los resultados electorales confirman mi posición. Así que es muy difícil entender por qué tomó la decisión de presentarse como candidato para terminar en una elección en paridad con Bullrich y con Gladys González, quien había sacado en la última elección 54% de los votos.

— Pero bueno, habiendo sido ocho años ministro de ella, conociéndola como pocos en el día a día, ¿vos creés que si hubiese sido candidata Elisa Carrió y en las encuestas iniciales le hubieran indicado que sus posibilidades de triunfo eran menores, hubiese dudado en presentar la candidatura?

— No lo tengo claro, Jorge, no lo tengo claro.

— En tus análisis, cuando vos pensabas que ella no se iba a presentar, ¿vos pensabas que Carrió iba a ser la candidata?

— No, no, no, no. Yo pensé que no se iba a presentar porque iba a priorizar la necesidad que tenía el espacio político de expresar futuro, no a discutir el pasado. Y me parece que Cristina ponía el juicio en el pasado.

— Si Cristina no hubiera sido candidata, el peronismo, ¿hubiese sacado cuántos votos? Hagamos…

— Yo creo que se hubiera hecho una mejor elección. A mí me parece que, digamos, mi posición y la reafirmo ahora, era llevar adelante una primaria, que era lo que fortalecía el espacio del peronismo. Me parece a mí que lo que fortalecía.

— Una primaria con ella.

— Con ella o sin ella.

— Muy bien, pero paremos. Una primaria sin ella, que era tu primera idea, que creías que ella no iba a...

— O con ella.

— Claro, pero parte por parte. La primera es sin ella, con un candidato que ella plantease, en esa primaria surgiese el ganador que surgiese, ¿vos creés que se hubieran sacado más votos que los que sacaste vos más lo que sacó ella?

— Sí, totalmente.

— O sea que hubieran ganado...

— No hay ninguna duda que se hubieran sacado más votos. De hecho, hay algunas provincias que han tenido PASO y confirman lo que yo estoy señalando. En el caso de Santa Fe, que permitió hoy ser primera minoría, Capital en mejorar el resultado electoral. Las listas que compitieron en las PASO y aportaron 100 mil votos más a la candidatura de Daniel Filmus. En Mendoza, que se hizo una PASO importante y tuvieron una elección casi inesperada para el peronismo de Mendoza. Así que, digamos, nosotros lo que aspirábamos era que, en un proceso de discusión de candidaturas dentro de nuestro propio espacio, salga un candidato consagrado con la mayor cantidad de votos posibles, que yo no tengo dudas que hubieran sido mucho más que lo que sacamos cada uno de nosotros individualmente, mucho más.

— Hubieras sacado la polarización, es lo que vos planteás.

— Exactamente.

— Y siguiendo ese planteo. Bueno, primera alternativa que ella no fuese candidata, que hubiese unas PASO con una candidata o un candidato por ella elegido, pero que no sea ella misma. Y segunda alternativa que ella fuera a las PASO. ¿Fue un error político de ella no ir a las PASO? ¿Si hubiera ido ella a las PASO hoy tendría 40 puntos?

— Yo creo que sí, yo humildemente creo que sí, que ha sido un error, no tengo... Digamos que no tengo ninguna duda que ha sido un error. A mí me parece que la PASO le daba un volumen electoral mucho más amplio que el que sacó. No hay ninguna duda que Cristina hubiera estado en 41, 42% del espacio político. Lo que nos ponía en mejores condiciones de cara a octubre.

— ¿Ella habrá creído a las encuestas que le daban que tenía diez puntos de ventaja sola?

— Puede ser, es bastante inexplicable que quien en realidad promovió la ley de PASOs en el año 2009, nunca la haya utilizado. No solamente no la haya utilizado, si no que en realidad haya impedido que se utilicen en la provincia de Buenos Aires o en la elección del precandidato presidencial, como fue en el 2015.

— ¿Y a qué lo atribuís? Tratemos de entender el error. ¿Por qué fue?

— No, no, no, no lo tengo claro, no sé por qué fue eso. No hay dudas que ha sido un error estratégico muy importante, error estratégico que se repite nuevamente en el 2017 pero que ya fue un error en el año 2015, cuando se decidió elegir el precandidato a presidente, no a través de unas PASO, sino a través del dedo de Cristina.

— Fijate qué interesante, ¿no? Sin la reforma del ‘94 de la Constitución, Macri no sería presidente porque sin ballotage no hubiese podido ser presidente. Sin las PASO, o si las PASO hubieran existido en el 2000, no era presidente tampoco Néstor Kirchner, hubiera sido presidente Menem, porque le hubiera ganado Menem...

— Exactamente, participando en el mismo espacio.

— Participando en el mismo espacio. O sea, vos fijate cómo un cambio de sistema electoral, te cambia totalmente el curso de la historia, ¿no?

— Sí, sí, sí. En aquel momento los precandidatos del peronismo hubieran participado en una PASO y hubiera consagrado al que era el más votado que hubiera sido...

— Menem.

— Menem.

— Y le ganaba por cuatro puntos a Kirchner y hubiera sido el candidato de todo el peronismo y hubiera sido el presidente Menem. Digo, ¿le quedará esto...?

— Hay que ver qué hubiera pasado en el ballotage con Menem, porque ya existía el ballotage ahí, ya había estado la reforma del ‘94.

— Sí, que López Murphy le ganara a Menem... (Risas)

— Claro, y, pero así hubiera sido posible, porque Menem tenía un nivel de rechazo muy alto, muy alto, hubiera sido posible, sí.

— Sí, había una diferencia sustancial entre... la suma de los dos peronismos llegaba a más.

— De hecho, Menem no se presenta a la segunda vuelta contra Néstor Kirchner a propósito de que en realidad sentía que la mayoría de los argentinos no lo acompañaba.

— Sí, pero la mayoría de los peronistas, porque López Murphy creo que sacó 17, 18% y si vos sumabas lo de Néstor Kirchner más lo de Menem estabas en el 45. Y me parece imposible que alguien con el 18 le gane al 45, pero era una suposición. De hecho...

— Era una posibilidad.

— De hecho, Duhalde lo que hace es de alguna manera, crea con el sistema de que se puedan presentar diferentes candidatos del mismo partido, un esquema opuesto a las PASO, o sea lo que hace casualmente es para competirle a Menem, generar el sistema de votaciones por distintos candidatos del mismo partido.

— Exactamente.

Seguí leyendo la entrevista completa | Randazzo: "Cambiemos ganó por Cristina"