POLICIA


Absolvieron a dos médicos acusados por la muerte de un nene de dos años por mala praxis

Los jueces consideraron que la atención médica pudo "no haber estado a la altura de la expectativa de los padres", quienes insistían en que revisen a su hijo.


Foto:Street View

La Justicia consideró hoy que dos médicos que habían sido denunciados por la muerte de un nene de dos años a causa de mala praxis, no fueron los responsables ya que existió asistencia médica pese a que esta "a la altura de la expectativa de los padres".

El Tribunal Oral en lo Criminal Nº16 absolvió a Oscar D´Onofrio y Karina Melillo por considerar que no incurrieron en el delito “abandono de persona agravado por ser seguido de muerte” tras lo cual presentaron el martes los fundamentos del dictamen.

"Vale decir que la atención existió aunque ésta pueda no haber estado a la altura de la expectativa de los padres", argumentaron los jueces Gustavo González Ferrari, Inés Cantisani y Hugo Decaría en uno de los párrafos más polémicos.

Para ellos, "de ninguna manera permite sostener siquiera que de un modo omisivo los profesionales intervinientes hubieran dejado al incapaz librado a su suerte, o que aquéllos hubiesen provocado la situación de peligro para su salud que la norma pretende conjurar".

Caso. Valentín tenía dos años y medio cuando se quemó el 11% de su cuerpo luego de que le cayera una pava con agua caliente en su casa de Avellaneda el 15 de agosto de 2002. Tras ser atendido en el Hospital Eva Perón de Lanús, fue trasladado a la Clínica 15 de Diciembre –por ser de la Obra Social De Choferes De Camiones que tenía la familia–.

En la misma habitación del menor ingresó una niña que sufría de neumonitis aguda. Esa misma noche, Valentín comenzó con vómitos y luego presentó picos de 38 grados de fiebre. Más tarde, fue trasladado a otra habitación pero, pese a la insistencia de los padres, los médicos no se acercaban para observarlo ni le realizaban exámenes.

Cuando el 18 de agosto se presentó otra médica, se dispuso que se le coloque suero por las piernas y les informó que el nene habría contraído una infección intestinal en la propia clínica. Se solicitó la presencia de D´onofrio y el traslado del paciente a otro establecimiento, ya que ahí no había sala de terapia intensiva para pediatría, pero cuando el imputado se presentó en la habitación, Valentín ya había fallecido.

Según la querella, al nene “no se le habría proporcionado la atención debida, en especial, una sala de aislamiento para tener un mínimo contacto con situaciones que pudieran provocar la infección de sus heridas", donde “tampoco se le habría suministrado antibióticos hasta el 18 de agosto, ni proporcionado un cuidado regular en especial ante los vómitos y fiebre,  ni atendido los reclamos de atención por parte de los familiares”.

El fiscal Fernando Fiszer había solicitado seis años de prisión para el entonces Coordinador Pediátrico Oscar D´Onofrio mientras que para la pediatra Karina Melillo había pedido una condena de cinco años.

Ahora, la fiscalía analizará si corresponde presentar un recurso ante la Cámara de Casación Nacional. La defensa de los imputados había solicitado la nulidad del alegato fiscal, pero los jueces lo rechazaron.



Redacción de Perfil.com