POLICIA


Acusan a intendente K de financiar una secta que violó y decapitó a un nene

La monja Martha Pelloni sindicó a Víctor Cemborain como el soporte de la organización en el juicio por el caso Ramoncito.

“Martina Bentura y Ana María Sánchez recibían plata, no sé los demás. Recibían plata de los que Ramonita llamaba los tres grandes: uno era Tito Enciso y otro el actual intendente de esta ciudad, Vícto
“Martina Bentura y Ana María Sánchez recibían plata, no sé los demás. Recibían plata de los que Ramonita llamaba los tres grandes: uno era Tito Enciso y otro el actual intendente de esta ciudad, Vícto

En pleno juicio por el brutal asesinato de Ramón González, la monja Martha Pelloni acusó al intendente kirchnerista de la localidad correntina de Mercedes, Víctor Cemborain, de financiar a la secta satánica que en el año 2006 lo drogó, violó y asesinó.

El crimen de "Ramoncito"sacudió a la opinión pública el 8 de octubre de 2006, cuando hallaron su cuerpo decapitado a la vera de las vías del tren en Corrientes. En la causa por la que fueron condenados nueve miembros de la secta, Daniel Alberto Alegre es investigado como autor material del cruento hecho.

Martina Bentura y Ana María Sánchez recibían plata, no sé los demás. Recibían plata de los que Ramonita llamaba los tres grandes: uno era Tito Enciso y otro el actual intendente de esta ciudad, Víctor Cemborain”, manifestó Pelloni, quien apuntó a Alegre como uno de los que violó a Ramoncito y después le cortó la cabeza y lo escalpeló. 

La monja Pelloni, quien adquirió relevancia por organizar las "marchas de silencio" tras el crimen de María Soledad Morales en Catamarca, integró la Fundación "Infancia Robada" durante la investigación del crimen de "Ramoncito" y cuidó a una nena que en ese entonces tenía 14 años, conocida como “Ramonita”, que presenció todo lo ocurrido.

"Martina Bentura, una de las condenadas, le pagó a una mujer por un bebé que entregó a Víctor Cemborain, y que después en un rito violaron y mataron, como hicieron con muchos otros para después de sacarles algunos huesitos, que guardaban como parte del ritual, tirarlos frente a la casa de personas de Mercedes a las que no querían”, añadió Pelloni.

Además, Pelloni precisó que “la secta utilizaba chicos a los que obligaba a participar en la venta de drogas en el lugar y además de los ritos que hacían".
 



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Martha Pelloni
  • Corrientes
  • Mercedes
  • Ramón González
  • Ramoncito
  • Ramonita
  • Matha Pelloni
  • secta satánica
  • Ramona G.