POLICIA LA HISTORIA DE UN CLAN RELIGIOSO


Acusan a una familia de pastores por delitos de estafa, trata y abuso

Un pastor fue detenido acusado de integrar una banda dedicada a captar fieles, estafarlos y luego ponerlos a trabajar para su beneficio. Junto a él cayó su esposa y otros tres hombres. Le allanaron una radio y una panadería que supuestamente utilizaba para hacer trabajar a sus seguidores y no pagarles un sueldo. La Justicia le denegó su excarcelación por miedo a que entorpezca la investigación.
Isaías Nelson Hurtado tiene 48 años, es chileno pero desde hace más de una década vive en Mar del Plata. Allí construyó un templo para desarrollar su “Ministerio Religioso”, al lado de un elegante chalet de su propiedad. También es dueño de la panadería “Della Familia” y de una FM. Desarrolló una organización religiosa bajo el nombre de “Monte Sion”. Está casado con Patricia Soledad Padilla y tienen ocho hijos.  
Padilla tiene 48 años y es reconocida en el templo como la pastora. En las imágenes que hay en las redes sociales se la puede ver hablando ante los fieles como una referente. Una de sus hijas es cantante y su repertorio es escuchado en el templo. Otra de las hijas es locutora de la radio de su papá.
Según consta en la página oficial del templo, Hurtado es un pastor del Ministerio Apostólico y Profético Monte Sion, una religión que nació a raíz de un ayuno de cuarenta días que realizó él en 1998. El templo funciona en Mar del Plata desde 2007.
El lunes pasado, tanto Hurtado como su esposa fueron detenidos acusados de “reducción a la servidumbre” y “trata de personas para explotación laboral”. Según la causa, la familia Hurtado usaba el “Ministerio Religioso” para atraer seguidores y congregarlas en reuniones “religiosas” que se desarrollaban en el templo, en la calle O’Higgins al 300. A partir de allí, eran reducidas a la servidumbre a efectos de que prestasen diferentes funciones en la panadería sin pagarles un sueldo, los obligaban a sacar préstamos financieros para beneficio de los investigados, como también a transferir sus bienes a la congregación. Además, se investiga si cinco fieles fueron abusadas sexualmente por Hurtado, de las cuales tres están embarazadas.
El pastor declaró desconocer los cargos y aseguró que los fieles le entregaban el dinero voluntariamente.

Nadia Galán