POLICIA INSEGURIDAD

Adolfo Pérez Esquivel sufrió una violenta entradera en su casa

El episodio ocurrió ayer a la tarde y los ladrones se llevaron unos 4.500 dólares, 3.000 euros, 3.000 pesos, algunas joyas y celulares.

El premio Nobel de la Paz 1980, Adolfo Pérez Esquivel.
El premio Nobel de la Paz 1980, Adolfo Pérez Esquivel. Foto:DyN

El premio Nobel de la Paz 1980 y presidente de la Comisión Provincial de la Memoria (CPM), Adolfo Pérez Esquivel, sufrió una violenta "entradera" en su casa ubicada en el partido bonaerense de San Isidro. El robo fue cometido en la tarde de ayer, poco después de las 15.30, en la vivienda de la zona norte del Gran Buenos Aires.

Cuando el nieto de 18 años de Pérez Esquivel salió a la calle para sacar la basura fue sorprendido por dos asaltantes que lo obligaron a ingresar a la vivienda, donde esperaron a sus abuelos, mientras que un tercero se quedó en la calle de "campana". 

Los ladrones se llevaron unos 4.500 dólares, 3.000 euros, 3.000 pesos, algunas joyas y celulares. Ni Pérez Esquivel, ni tampoco su mujer y nieto fueron golpeados y se encuentran bien, pero fueron atados mientras se llevó a cabo el robo. Lo ocurrido es investigado por la comisaría primera de San Isidro, donde se instruyeron actuaciones por "robo calificado por el empleo de arma de fuego".

Consultado en radio Rivadavia si el robo podía tratarse de un mensaje, el premio Nobel opinó: "Puede ser, sí. Aquí uno se da cuenta de que estamos muy indefensos. Estamos como querellantes en la causa Maldonado, está el tema de Malvinas también. Puede ser". El referente de los Derechos Humanos sostuvo también que su vivienda "estaba marcada" ya que el día anterior una mujer quiso entrar aduciendo que iba a comprar una mesa pero que, supuestamente, se había equivocado de dirección. 

Según detalló el dirigente, los delincuentes sorprendieron a su nieto cuando salía del lugar, lo encerraron y esperaron a que llegara él con su esposa para perpetrar el robo. Tomaron a la mujer de rehén y a él lo obligaron a guardar el auto en la cochera. "Lo más serio es que se llevaron muchas condecoraciones y cosas de muchos países", lamentó Pérez Esquivel.

"Uno ve que estamos en un estado de indefensión", añadió e insistió: "Está lo de Maldonado, está lo de las Malvinas, hay muchas cosas, estamos en una tensión muy fuerte en el país, y nosotros lógicamente estamos participando".

Sobre los asaltantes destacó que "era gente con un hablar bastante educado y muy firmes". En diálogo con América 24, detalló que eran profesionales que "estaban con guantes, gente bien vestida, con el cabello muy recortado". "Fueron bastante educados, no hubo una violencia física pero se llevaron lo que querían llevarse de oro, de plata, relojes y los celulares también. Además, revisaron los pasaportes", amplió.

"Estábamos totalmente indefensos. Lo que más me importaba era que no le hagan daño a la familia. Decían que tenían armas pero no las exhibieron. Actuaron con guantes, con mucha precisión. Fue un operativo muy bien organizado", precisó Pérez Esquivel. Y contó que tras el robo se comunicó el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, y que ahora tiene custodia en su domicilio.

"Esto está en la fiscalía. Ayer habló el ministro Ritondo y vamos a ver si los pueden localizar, por lo menos para recuperar algunas cosas", completó. Asimismo, recordó el anterior robo en su casa de Miramar, que "fue saqueada, se llevaron hasta los inodoros, las piletas".