POLICIA


Amenazaron de nuevo a un fiscal de la causa Carbón Blanco

Se trata de Carlos Amad. Le dejaron dos balas sobre el parabrisas de su auto. Es el segundo mensaje de este tipo que recibe.


Foto:Cedoc

Carlos Amad, uno de los fiscales de la causa Carbón Blanco, recibió una nueva amenaza. El letrado encontró dos balas, sin disparar, sobre el parabrisas de su auto.

El mensaje apareció en las afueras de la vivienda que Amad alquila en Chaco, según informaron fuentes judiciales a Perfil.com.

Amad y Federico Carniel fueron los fiscales que llevaron la investigación de la causa que desbarató una organización responsable del envío de mil kilos de cocaína de Chaco a Europa, camuflada en cargamentos de carbón vegetal.

Desde que se inició el juicio, los funcionarios recibieron varias amenazas. “Mal momento elegiste para volver vos y tu amigo Carniel no la van a pasar nada bien. Los estamos observando. Escuchando. Sabemos todo ojo. Zurdos de porquería”, decía una nota que encontró Amad en el parabrisas de su auto, en junio pasado.

En diciembre, Carniel encontró encontró en su teclado un mensaje que decía: “Cuidate mucho y cuida mucho a tu familia ya nos generaste muchos problemas la van a pasar muy mal”. Días después, el otro fiscal volvió a ser victima de un "apriete": Cagón te mandaron lejos pero igual la vas a pasar mal, en Salta tenemos amigos, cuidate mucho y cuida a tu familia”, le dijeron.

La esposa e hijas de Amad ya se encontraban con custodia policial, pero debido a los últimos hechos la ministra de Seguridad, Patricia Bullirch, ordenó que la refuerce, según informaron fuentes judiciales.

Los acusados. En septiembre pasado, el Tribunal Oral Federal de Resistencia condenó a 21 años de prisión al abogado Carlos Salvatore, sindicado líder de la banda; 19 años al empresario futbolístico Patricio Gorosito, 17 años al comerciante Héctor Roberto y al intermediario Héctor Pérez Parga y 12 años a Rubén Félix Esquivel, capataz de la planta de carbón vegetal de la localidad chaqueña de Quitilipi, lugar desde don salían los cargamentos hacia España y Portugal.

 



Redacción de Perfil.com