POLICIA IMPUTADO Y DETENIDO

Ordenan analizar el patrón genético de la sangre hallada en la lancha de Matías Messi

El hermano del futbolista del Barcelona está internado y con custodia policial. Lo acusan por portación de arma de guerra y tiene una pena de hasta 8 años de prisión.

Detuvieron a un hermano de Lionel Messi
Detuvieron a un hermano de Lionel Messi Foto:Gentileza La Capital de Rosario

La justicia rosarina ordenó analizar las manchas de sangre que presenta la lancha en la que se movilizaba Matías Messi (35), y dispuso practicarle un análisis de dermotest a las manos del hermano del jugador del Barcelona que aún permanece internado. Matías está imputado por portación ilegal de arma de guerra, que tiene una pena de tres a ocho años de prisión.

La causa dejó de ser investigada por el fiscal de la Unidad de Flagrancia y este martes pasó a la Unidad Especializada en Delitos Informáticos e Investigaciones complejas de delitos con arma de fuego a cargo de los fiscales Lucas Altare y Matías Ocariz.

Los nuevos fiscales ordenaron tres medidas claves: examinar el patrón genético (tipo, factor, ADN) de las muestras de sangre halladas en la lancha, realizar el análisis de dermotest al imputado y coordinar pericia sobre la lancha en relación a los daños que hubiera podido producirse en el supuesto choque con banco de arena que era la primera versión de los hechos. "Los resultados serán enviados a la Unidad Especializada en Armas de Fuego donde se investigan también el contexto del hecho", informaron fuentes judiciales a PERFIL.

Un agente de civil custodia a Matías Messi, que permanece internado en terapia intensiva en el Sanatorio Parque. Se recupera de una intervención quirúrgica producto de una fractura en el maxilar inferior, tras haber sufrido un fuerte golpe en la lancha que conducía el jueves pasado por el río Paraná. Según su relato, colisionó contra un banco de arena y eso produjo la lesión y posterior internación.

El domingo último en el mismo sanatorio se llevó a cabo la audiencia imputativa a Messi, donde el Fiscal de la Unidad de Flagrancia José Luis Caterina lo imputo por portación de arma de fuego de guerra en calidad de autor. Esta figura prevé una pena que va de 3 años y 6 meses a los 8 años y 6 meses de prisión.

El juez Andrés Donnola aceptó la calificación provisoria presentada por la fiscalía y le dictó la prisión preventiva hasta el 23 de diciembre, a cumplirse en las instalaciones del Sanatorio Parque “justificada por el estado de salud actual del imputado, quien fue sometido en el día de ayer (sábado) a una intervención quirúrgica por un traumatismo facial grave”.