POLICIA SOLO FALTÓ KARADAGIÁN


Antológica "lucha del limón" en plena 9 de Julio

Un camión volcó 20 toneladas de limones desde la autopista. Milagrosamente, no cruzaban autos ni transeúntes. Lo que ocurrió luego fue de película.


Foto:Nestor Grassi
Un camión volcó y derramó 20 toneladas de limones desde una altura superior a los 15 metros sobre el acceso de la autopista porteña 9 de Julio Sur, en avenida San Juan. Qué en ese lugar, que a esa hora es un hormiguero, no haya habido víctimas, sólo admite una palabra: milagro. El insólito hecho ocurrió pasadas las 15, cuando un camión con acoplado que avanzaba a alta velocidad sobre el puente de acceso a esa autovía, que pasa por encima de la Autopista 25 de Mayo, perdió el control, dio contra el muro de contención y desparramó la pesada carga. Los limones cayeron sobre el acceso a la autovía 9 de Julio Sur, en el cruce entre la avenida homónima y San Juan, donde no había en ese instante ni transeuntes ni vehículos circulando. El accidente, que quedó registrado por imágenes de C5N, provocó el corte del tránsito y generó demoras y trastornos. La jueza que interviene en la causa por el accidente ordenó a la fuerza prohibir a las personas que transitaban por el lugar retirar los productos desparramados, por lo que hubo algunos forcejeos. En el lugar trabajó personal de la empresa Autopistas Urbanas, mientras el tránsito fue desviado hacia el bajo porteño y hacia la avenida Entre Ríos, para evitar mayor congestión vehicular. El tránsito estuvo colapsado en la zona de Constitución, y la avenida 9 de julio quedó con marcha lenta desde la avenida Belgrano hacia el sur. Incluso, en la avenida 9 de Julio ya se registraban demoras en la zona del Obelisco, donde se realizaba una manifestación de ex conscriptos y en el bajo porteño, había demoras en torno al Luna Park, debido a un vallado que cortaba el tránsito en ese lugar. Fuentes de la policía también informaron que el chofer del camión fue trasladado a declarar a la comisaría 16, pero aclararon que "no fue en carácter de detenido" e indicaron que intervenía en la causa la fiscalía correccional 1. Finalmente, y pese a la oposición policial, mucha gente pudo cargar limones en bolsos de mano, mochilas, las mujeres abrían sus carteras y manoteaban la preciada carga amarilla derramada sobre la calle. Los policías, ante la desesperación del camionero desde la autopista, trataban que la marea humana dejara algo, pero si cayeron 20 toneladas, buena parte de esos limones encontraron nuevos "dueños". Sin embargo, las palmas se las llevó una morocha cincuentona: con la ayuda de dos chicos jóvenes, llenó varias cajas con limones. Las apiló frente a Constitución: "A 10 pesos", voceaba. Su éxito fue rotundo, las cajas (con tres o cuatro kilos cada una) se agotaron en minutos. "Me hice más de 100 pesos", contó riendo ante la prensa. Y se fue, "dulce" gracias a los limones.

Redacción de Perfil.com