POLICIA INSEGURIDAD

Atacaron a balazos a la exgobernadora de Tierra del Fuego

Sucedió el sábado en una localidad de Santa Fe. La hija de Fabiana Ríos recibió un impacto de proyectil que le rozó la pierna.

Fabiana Rios
Fabiana Rios Foto:Facebook

La exgobernadora Fabiana Ríos fue atacada a balazos en una localidad de Santa Fe, el pasado sábado, mientras se trasladaba en su auto junto a sus dos hijas una de las cuales resultó herida.

Ríos viajó a Rosario para acompañar a sus hijas que iban a despedir a su abuela, quien había fallecido. En su relato que publicó en su cuenta en Facebook, Rìos narra que al salir del cementerio El Prado, de la localidad de Pérez, provincia de Santa Fe, “no sabíamos que ruta tomar para llegar al lugar donde debíamos ir, entonces, usamos el GPS del teléfono, que nos condujo a una ruta rural”.

La exgobernadora señaló que “luego de cruzar el pueblo, circulamos unos pocos kilómetros. por asfalto y la ruta empezó a ser de tierra, había llovido y el camino se tornaba difícil, frente a ello, decidimos retornar y preguntar. La lluvia era intensa y el auto se atascó. Intentamos sacarlo y cuando estábamos empujándolo , sentimos un disparo, luego otro.  Mi hija mayor lanzó un grito y dijo, me lastimaron la pierna”.

Dijo que “estábamos paralizadas. Vimos la herida y efectivamente, un proyectil había rozado la pierna de mi hija, no le produjo nada más que un rasguño, pero la situación era angustiante. Mis hijas y yo estábamos solas, en el medio de un camino rural , habíamos escuchado dos disparos de no sabíamos que arma , ni si se trataba de cazadores furtivos o qué”.

En su relato la exgobernadora criticó que desde el 911 “nunca me contestaron” y que también en la Comisaría de Pérez  no le brindaron respuesta alguna. La solución llegó por parte de su exmarido (el exconcejal Gustavo Longhi), quien junto a otro familiar pudieron darle auxilio rápidamente para poder trasladarse hasta un hospital donde fue atendida la hija que tenía la herida de bala.

Ríos señaló que el médico que la atendió le dijo “la sacaste barata” y que el dolor de la pierna era por el impacto y que el proyectil solo le había rozado la pierna Y, por último, reflexiona: “Sí. La sacamos barata. Lástima que sentimos que estábamos en el medio de una ruleta rusa. Solo por azar. La sacamos barata”.